You are on page 1of 4

Vctor Ral Haya de La Torre habl de las dos economas, en los siguientes trminos:

La economa nacional.- tiene dos aspectos perfectamente definidos:


Uno es el aspecto propiamente nacional.
el otro es el aspecto de nuestra economa vinculada a intereses extranjeros.

En todos los pueblos , que no estn desarrollados econmicamente, existe la necesidad de que una parte de la
economa est controlada por sistemas econmicos ms adelantados que el nuestro.

La economa nuestra que depende del extranjero.


Hablamos principalmente de la economa agraria, que es una economa que depende de un sistema
mucho ms organizado y ms sistematizado que la economa agrcola nacional , estos sistemas son las
empresas extranjeras.

Existen enormes diferencias entre las empresas nacionales y extranjeras. Esto se debe a que no existe la
fuerza econmica nacional, bajo la proteccin del Estado, que permita balancear esta fuerza y establecer
el desarrollo de una economa total y armnica dirigida por el propio Estado.
Fuente: http://www.larepublica.pe/07-08-2007/enfoque-pensamiento-economico-de-haya

EL ANTIIMPERIALISMO Y EL APRA
Una cualidad singular del libro de Haya de la Torre es la denuncia del
problema econmico y social de Amrica Latina, determinado por la
intervencin de los grandes intereses econmicos forneos.

Este libro se destaca tambin por sustentar un antiimperialismo constructivo,


que para Haya de la Torre, implica redefinir, pero no excluir, la incorporacin
del capital extranjero a la vida nacional. Asimismo, implica reconocer la
necesidad de incorporarnos a la modernidad tecnolgica y ser competitivos
en el mercado mundial, no aislarnos de l.
Fuente: El antiimperialismo y el APRA / Vctor Ral Haya de la Torre .
Lima: Fondo Editorial del Congreso del Per, 2010. 276 pp.

Dos tipos de economa dos velocidades, dos intensidades econmicas


actan en la vida social indoamericana. Aquel que forma parte del sistema
de los grandes capitalismos, sujeto a un ritmo ms intenso, cuyo origen y
comando nos es extrao, y el que constituye nuestro tipo propio ms lento
e incipiente de desarrollo nacional, acorde con nuestra propia lnea
tradicional de evolucin. Ambos inciden en nuestro suelo.
Fuente: Vctor Ral Haya de la Torre, El antiimperialismo y el APRA