You are on page 1of 1

Resumen

Agonía de Eros- Melancolía (Byung-Chul Han)


Susan Vásquez / Taller de Ética/ Profesora: Luz Rubilar.
“En tiempos recientes se ha proclamado con frecuencia el final del amor”

Con esta frase inicial Han comienza a relatar distintas condiciones por las cuales hoy perece el
amor, destacando que la “ilimitada libertad de elección y el mundo de posibilidades ilimitadas dan
un contexto en el cual es imposible el amor”, en donde se ha enfriado la pasión. Pero sin
embargo, algo más terrible aun ocurre que ata al amor y lo dirige directo a una crisis, que es la
“erosión del otro unida a un excesivo narcisismo de la propia mismidad… llevando a un proceso
dramático en el cual el otro desaparece”. Proceso lamentablemente invisibilizado.

Describe a esta sociedad como un infierno de lo igual, constituida bajo el régimen del yo, la cual no
permite la participación de Eros en la vida de los sujetos, ya que esta fuerza está orientada a otros,
que “presupone asimetría y exterioridad del otro”, en cambio la cultura actual del constante
igualar no permite aceptar al otro como atópico (carece de lugar) , eliminando su alteridad(alter:
otro- distinto / idad: cualidad) atópica a favor de diferencias consumibles, Heterópicas (término
utilizado por Foucault)

“Vivimos en una sociedad que se hace cada vez más narcisista, donde la libido se invierte sobre
todo en la propia subjetividad” donde el amor propio es distinto del narcisista, ya que el sujeto del
amor propio pone un límite con el otro a forma de defensa, mientras que el narcisista no puede
fijar claramente sus límites, los cuales se diluyen entre él y el otro, presentando así “el mundo solo
como proyección de sí mismo”. Donde el otro pasa a tomar significado siempre y cuando logre
identificar y reconocer algo de sí mismo en él. El sujeto de esta sociedad “deambula por todas
partes como un sombra de sí mismo hasta que se ahoga es si mismo…. Se deprime, ya que se
conduce a una relación consigo mismo patológica, recargada y exagerada, donde termina agotado
y fatigado de sí mismo, en donde el Eros es la salida, ya que, arranca al sujeto de sí mismo y lo
conduce fuera, hacia el otro” sacándolo de su infierno narcisista.

El otro al ser distinto es el único que puede ayudar al sujeto narcisista a recuperarse, un
encuentro que puede resultar catastrófico, apocalíptico pero que es la única salida para su
salvación, ya que, es un proceso es donde Eros (amor) pone en marcha un” voluntario des
reconocimiento de sí mismo, un voluntario vaciamiento de sí mismo”, que permite redimirnos del
infierno de lo igual hacia el otro”

La película Melancholia es una manera gráfica de comprender y de visualizar este proceso de


pasar de depresivo a lograr acepta la alteridad atópica del otro. En donde a través de sus
escenarios, de las música y de los cuadros relata la forma en que eros rompe con la depresión, en
donde el personaje de Justine simboliza al sujeto actual y el astro o planeta Melancholia es el otro
atípico que la libera de la depresión, ya que cada infortunio ocurrido, negativo produce un efecto
purificador, salvador. Floreciendo así ante el planeta que trae la muerte.

“El infortunio desastroso se trueca de manera inesperada en salvación”