You are on page 1of 2

1. Simplificar aquellos contenidos abstractos o complejos.

Al desarrollar un contenido, que requiere un nivel de complejidad o


abstracción demasiado alto, es importante concretar y simplificar el
contenido mediante el uso de ejemplos, analogías, metáforas, ilustraciones,
diagramas y algoritmos, ya que cualquiera de estas técnicas, clarifica un
concepto o procedimiento en una forma que ninguna cantidad de texto
adicional puede hacerlo, y así facilitar al estudiante la comprensión y la
retención.

2. El texto debe ser adecuado, en relación con el contenido que se


pretende transmitir y para el destinatario al que se dirige.

Adecuación a los usuarios y a sus diversos ritmos de aprendizaje, teniendo


en cuenta las características de los estudiantes, a los que va dirigida,
tomando en cuenta las características y contextos del estudiante.

3. El texto debe ser efectivo, tiene que lograr conseguir el objetivo por el
que fue escrito.

En todo material didáctico, es necesario que considere los objetivos de


aprendizaje que se pretenden alcanzar; es decir lo que se espera que
aprendan el estudiante, esto significa que las indicaciones deben ir acorde
a los objetivos de aprendizaje. (El texto debe tener un propósito)

4. El texto debe ser coherente: debe transmitir el contenido con claridad,


de forma organizada y sin contradicciones.

Cada oración y/o párrafo debe estar conectado entre sí, y debe tener
sentido, evitar repeticiones innecesarias. Escribir haciendo uso de variados
recursos lingüísticos que ayuden a la comprensión, como comparaciones,
ejemplos y analogías. Redactar textos sencillos y cortos, con indicaciones
precisas, claras, sin doble sentidos, en donde el mensaje vaya directo a lo
que se quiere transmitir. Estructurar el material y organizarlo de la manera
más clara, sistemática e integradora.

5. El texto debe ser correcto, presupone no presentar errores de


expresión.

Es importante, tener claridad y poseer conocimiento sobre el tema del cual


se va a escribir. Escribir siempre palabras que sean comprensibles para el
alumno, según su nivel de conocimientos, Haciendo uso correcto de los
signos de puntuación. Que la ortografía sea perfecta cuando se escriban
diferentes tipos de oraciones. Esto es un punto muy importante para poder
darle estructura y significado a nuestro texto.
6. En el diseño de texto se debe tomar en cuenta las características de la
audiencia.

Utiliza términos acorde al nivel de estudio de los estudiante, que sean


comprensibles, teniendo en cuenta el contexto donde se va a emplear el
material; además el vocabulario debe ser adecuado al nivel académico o
social del grupo de estudiantes.

El texto debe reflejar, versatilidad didáctica adaptando el material a diversos


contextos, debe ser fácilmente adaptable a los diferentes contextos
formativos.

Los materiales deben ser representativos y aptos para el autoaprendizaje


del estudiante.

7. Al finalizar de redactar un texto, permite que otra persona lo revise


para detectar errores o anomalías en este.

Escribir es hablar por escrito. Escribe para él o ella y facilítale la tarea de


comprenderte. Usa palabras que comparta contigo, explícale bien y poco a
poco lo que sea difícil. Si lo abandonas tú, mientras escribes, te
abandonará también él cuando te lea.

Tomate tu tiempo para redactar un texto, no lo hagas a la carrera, reflexiona


en lo que quieres dar a entender al lector.

__________________________________________________________________
_

8. Dedica tus primeros esfuerzos a lo que de verdad es importante (lo


que quieres dar a entender), y deja los detalles de forma por último.
9. Brindar ejemplos. Si es posible dar ejemplos (compartir links) del
resultado que se quiere obtener.Educar y animar a los estudiantes a
hacer preguntas en el foro de dudas.