You are on page 1of 1

Hamburguesas de berenjena (riquísimas y SIN

GRASA)
Hamburguesas de berenjena (riquísimas y SIN
GRASA): preparación de la receta
1.- Coloca las verduras en la bandeja de horno en el nivel más alto, aunque toque la resistencia,
con calor arriba y abajo a 250 grados. Nos interesa que las verduras se hagan lo más rápido
posible, en media hora o 45 minutos ya estarán asadas. Deja que se enfríen antes de pelarlas.

2.- Retira la piel a las verduras y verás qué fácil sale (mira en el vídeo cómo lo hago). Deja
enfriar las verduras para que suelten todo el agua que quieran desprender y déjalas unos
minutos sobre papel absorbente. Pica las verduras con un cuchillo bien afilado lo más fino que
puedas.

3.- Cuando estén todas las verduras picaditas bien finas, pásalas a un bol y añade ajo y perejil
picado al gusto. Añade también dos huevos enteros y sazona con sal. Mezcla todo bien y, por
último, añade el salvado de avena o el pan rallado. Mezcla de nuevo y deja reposar para que el
salvado se hinche y absorba la humedad. Pasados 20 minutos, verás si tienes que añadir más
salvado o no según veas si la mezcla te ha quedado seca.

4.- Coloca una sartén al fuego con un poco de aceite de oliva virgen extra. Ten en cuenta que
debes usar una sartén antiadherente para que te queden bien y no se te peguen. Vierte una
cucharada sopera de masa y dale forma de hamburguesa con la ayuda de una espátula o lengua
de gato. Asegúrate que no se pega y añade aceite si lo crees necesario. Cuando esté dorada la
hamburguesa de berenjena, dale la vuelta con una espátula cuidando que no pierda su forma.
Cuando la hamburguesa esté doradita por las dos caras, ya la tienes listas para comer. Es
importante que cocines las hamburguesas de berenjena a fuego moderado.

Consejos:
Si quieres cocinar las verduras en la sartén, córtalas a dados y saltéalas con un poco de aceite
hasta que queden bien tiernas. El resto de la receta quedará igual. Puedes añadir también
alguna otra verdura, si lo deseas.

Sirve la hamburguesa de berenjena acompañada de un poco de ensalada variada y aderezada a


tu gusto. De esta manera, tendrás un riquísimo plato de dieta.