You are on page 1of 3

Columnas de concreto de alta resistencia

1) Desempeño de columnas de concreto de alta resistencia bajo cargas concéntricas

La mayoría de los estudios reportados en el campo de las columnas de concreto de alta


resistencia tratan sobre el comportamiento de columnas sometidas a cargas concéntricas.

A medida que se incrementa la resistencia del concreto, la porción ascendente de la curva


(carga-deformación) se acerca a una línea recta. El astillamiento del concreto de recubrimiento
ocurre antes de que las columnas de concreto de alta resistencia alcancen su capacidad.

La baja permeabilidad del concreto conduce a deformaciones de contracción por secado en


el recubrimiento, mientras que el núcleo permanece húmedo. Como resultado, se desarrollan
esfuerzos de tensión en el recubrimiento. Además, el acero longitudinal promueve el agrietamiento
adicional. La combinación de estos dos mecanismos resulta en la formación de un patrón de
agrietamiento que es responsable de la pérdida temprana del recubrimiento, impidiendo con ello
que las columnas de concreto de alta resistencia alcancen su capacidad de carga axial pronosticada
antes del astillamiento del recubrimiento de concreto. Cusson y otros atribuyeron este astillamiento
a planos de debilidad creados por las densas jaulas del acero. Ellos declaran que el astillamiento se
hace mas frecuente a medida que se incrementa la resistencia del concreto.

En el caso del concreto de resistencia normal, se ha demostrado que un incremento en la


cantidad de refuerzo transversal incrementa la resistencia y ductilidad. Para concretos de alta
resistencia esto ocurre pero en un grado menor. Algunos han atribuido este fenómeno al
relativamente más pequeño incremento en el volumen durante el microagrietamiento del concreto
de alta resistencia, dando como resultado menor expansión lateral del núcleo. La menor expansión
lateral retarda la utilización del refuerzo transversal.

Las columnas con una baja relación volumétrica de refuerzo transversal pueden no alcanzar
su resistencia tal como es calculada por el ACI; sin embargo las columnas bien confinadas dan como
resultado resistencia en exceso que la calculada por el ACI. Esta resistencia en exceso se obtiene
después del astillamiento del recubrimiento del concreto.

La resistencia a fluencia del acero de confinamiento determina el límite superior de la


presión de confinamiento. Al incrementar la resistencia de fluencia se obtiene como resultado un
incremento en la resistencia y la ductilidad.

El refuerzo longitudinal y transversal bien distribuido da como resultado un área más grande
de concreto efectivamente confinado y una distribución más uniforme de la presión de
confinamiento, mejorando con ello la efectividad del refuerzo de confinamiento. Se ha demostrado
que el refuerzo transversal en forma de zunchos periféricos únicos resulta en resistencia y ductilidad
más bajas de las columnas de alta resistencia.
2) Desempeño de columnas de concreto de alta resistencia bajo la acción combinada de
carga axial y momento de flexión

Las columnas generalmente están diseñadas para la acción combinada de carga axial y
momento de flexión usando el bloque rectangular de esfuerzos definidos por le ACI utilizando los
parámetros α y β.

Las relaciones de la resistencia a flexión experimentalmente obtenida respecto a la


calculada con los procedimientos de Nueva Zelanda y el ACI son menores que 1, especialmente para
columnas sometidas a niveles más altos de carga axial. A medida que se incrementa la resistencia a
compresión del concreto o el nivel de carga axial, la relación de la resistencia a flexión
experimentalmente obtenida a la calculada disminuye y cae por debajo de 1.

Respecto al uso del bloque de esfuerzos, puede ser más apropiado usar un bloque triangular
de esfuerzo a compresión para calcular la resistencia a flexión de columnas de concreto de alta
resistencia cuando f’c excede 70 MPa.

Después de varias investigaciones, se concluyó que puede usarse un bloque triangular de


esfuerzos para diseñar secciones transversales de concreto de alta resistencia con alguna
modificación a los parámetros usados para definir el bloque de esfuerzos. El valor constante de 0.85
para el factor de intensidad de esfuerzo a compresión tiene un valor no conservador para HSC y
debe usarse el siguiente valor modificado: α = (0.85 – 0.00125 f’c) ≥ 0.725 (f’c en MPa). La distancia
desde la cara extrema a compresión al centroide del bloque rectangular a compresión, tal como se
indica en el ACI, conduce a una sobrestimación del brazo de palanca, por lo cual se propone la
siguiente ecuación: β = (0.95 – 0.0025 f’c) ≥ 0.7 (f’c en MPa). También se pudo concluir que la
resistencia a flexión de las columnas con un nivel de confinamiento prescrito por las disposiciones
sísmicas del ACI y resistencia a compresión por debajo de 55 MPa podía ser calculada
conservadoramente por los procedimientos del ACI.

Las columnas de concreto reforzado en marcos resistentes a momentos, construidas en


áreas de alta sismicidad, deben ser proporcionadas de modo que tengan propiedades de curvatura
y desplazamiento adecuadas.

Un incremento en la resistencia a compresión del concreto tiende a resultar en una


ductilidad más baja. La ductilidad también es afectada adversamente por un incremento en el nivel
de la carga axial aplicada en la columna. Investigadores reportan que cuando los niveles de carga
axial están por debajo del 20% de la capacidad de carga axial de la columna, existe ductilidad
adecuada para las columnas con niveles de refuerzo transversal que están, inclusive, ligeramente
por debajo del requisito sísmico del ACI.

En general cuando el nivel de caga axial está por encima del 40% de la capacidad de carga
axial de la columna y la resistencia a compresión del concreto es de aproximadamente 100 MPa, se
necesita mayor cantidad de refuerzo transversal que el especificado en las disposiciones sísmicas
del ACI. Los resultados de pruebas indican que cuando el nivel de la carga axial es alto, puede ser
necesario el uso de refuerzo transversal que tenga una alta resistencia a fluencia debido a las altas
demandas de confinamiento. Se podría concluir que para columnas sometidas a altos niveles de
carga axial, la cantidad de refuerzo transversal especificado por el ACI para diseño por sismo no es
el adecuado.

Se ha demostrado que el refuerzo transversal de alta resistencia a fluencia (mayor a 800


MPa) es ventajoso cuando el nivel de cargas axiales es alto (mayor a 40% de la capacidad de caga
axial de la columna). Cuando el nivel de carga axial es relativamente bajo (20%) el uso se acero con
mayor resistencia a la fluencia para el refuerzo transversal puede no dar como resultado algún
mejoramiento en l resistencia y ductilidad de las columnas de concreto de alta resistencia. El
aumentar la resistencia de fluencia del refuerzo transversal no tiene ninguna influencia en la
capacidad de ductilidad de las columnas de concreto de alta resistencia a niveles relativamente
bajos de carga axial.

Una razón para usar acero de más alta resistencia para el refuerzo transversal en columnas de
concreto de alta resistencia es la de permitir un mayor espaciamiento de los estribos. El uso de
acero de mayor resistencia pudo dar como resultado satisfacer los requisitos de refuerzo
transversal con un espaciamiento de estribos más grande. Sin embargo, el espaciamiento más
grande puede generar el pandeo temprano de las varillas longitudinales.