You are on page 1of 30

UNIVERSIDAD NACIONAL DE TRUJILLO

FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS


ESCUELA ACADÉMICA PROFESIONAL DE DERECHO

CONSEJO DE FAMILIA

Integrantes:
-Gines Salazar Sugeily
-Lee Mendoza, Meyja
-Ramírez Gutiérrez, Gabriel

1
UNIVERSIDAD NACIONAL DE TRUJILLO

CONSEJO DE FAMILIA

1. INTRODUCCIÓN
En 1834, don Manuel Lorenzo de Vidaurre y Encalada, en su de código
civil decía sobre el consejo de familia "A primera vista se reconocen los
útiles resultados, se evitarían muchos pleitos y causas escandalosas,
sería muy fácil la reconciliación entre el marido y la mujer, y entre éstos
las' hijos. Se uniría la justicia con la equidad y el interés personal, por lo
gene' ominoso, aprovecharía en tales circunstancias, no les sería
indiferente :ni proceso en que se comprometa el honor de la familia...";
sobre el particular el ilustre jurista tenía un concepto amplio de la
institución, refiriéndola a la familia amplia, a quien se le daba
atribuciones que tengan que ver con todo lo concerniente al grupo
familiar, y no solo el cuidado de los intereses de los incapaces, como
sucede en el presente, sino más bien, una suerte de alegres
componedores de problemas familiares, evitando que estos conflictos
salgan de la esfera doméstica para confrontarlo en la vía judicial,
volviendo el problema en casi insoluble. Pues bien, este noble deseo de
Vidaurre no fue recogido ni por el código civil de 1852, ni de 1936, ni por
el de 1984.
En el presente, a propósito del tema de los discapacitados, que hemos
tratado en el capítulo de curatela, dimos nuestro parecer respecto de
los órganos de apoyo para llevar adelante un trato digno a personas con
discapacidad por diferentes motivos, y desterrar la costumbre y práctica
judicial de que el discapacitado sea suplido por su curador,
convirtiéndolo en una suerte de persona sin derechos, en tanto que
éstos dependerán de lo que hagan o dejen de hacer estos
representantes legales, entonces abogamos por un cambio del sistema,
en el que se preste apoyo a estos discapacitados sin hacerlos
desaparecer del mundo del derecho, pues bien esa suerte de apoyo
puede y debe recaer en esta institución, llamada consejo de familia, la
misma que está integrada principalmente por familiares de la persona
con la discapacidad, en consecuencia tienen un interés directo en la
atención y ayuda que se le depare. Aquí encontramos una función

2
UNIVERSIDAD NACIONAL DE TRUJILLO

importante para que el consejo cumpla su papel, que no es otro, que


velar por los integrantes del grupo familiar, sobre todo de aquellos que
por ciertas deficiencias terminan siendo los más vulnerables.
En el derecho moderno, algunas legislaciones han adoptado que el
cuidado de los incapaces, cuyos padres no se encuentran a lado de
ellos, se entregue a los familiares de éstos, quienes reunidos toman el
nombre de consejo de familia; otras legislaciones prefieren que sea el
Estado el encargado de vigilar a los incapaces, y otros prefieren una
suerte de combinación con presencia de la familia y del Estado. Así, y
tal como ya lo hemos señalado a propósito del estudio de la Tutela, se
admite que generalmente hay tres sistemas de guardaduría de
incapaces; el Latino, con una presencia gravitante de la familia (Francia
y Bélgica); el Germano, con una presencia marcada del Estado
(Alemania, Suiza), y Mixto, con presencia de la familia y del Estado
(Perú. Chile, Argentina, entre otros). A la par de ello, también habría que
considerar que existen mi buen número de legislaciones que no regulan
al consejo de familia, y más bien las funciones propias de esta
institución, son asumidas por un tribunal de tutelas, o por un juez tutelar,
y ello lo vemos por ejemplo en América Latina, en países como Ecuador,
Paraguay, Uruguay y Brasil que no comprenden dentro de sus
legislaciones, al consejo de familia.
Se discute si el consejo de familia es un tribunal de derecho; por ejemplo
en España, el Consejo no tiene carácter de tribunal de derecho pues no
está presidido por un juez, a la par de no habérsele concedido
atribuciones oficiales ni ejecutivas, como tilo tiene el derecho francés y
el peruano; ahora bien, hay un sector importante de legislaciones que
consideran al Consejo, una suerte de tribunal privado, en donde llegan
situaciones por resolver, y que tal tribunal está presidido por un juez,
sea el de Familia, si se trata de ventilar asuntos de niños o adolescentes,
o de juez de paz letrado, si se trata de ver situaciones en las que está
inmerso un mayor de edad incapaz, ejemplo ello lo tenemos en el caso
peruano. En nuestro país, el Consejo de familia siempre ha figurado en
el código civil, como una especie de asamblea de parientes reunidos a
fin de cuidar y garantizar los intereses de los menores de edad, cuyos
padres no ejercían patria potestad, o de los mayores incapaces, e
incluso la normatividad regula institución ha sido detallista, y a veces
repetitiva e innecesaria, dándole al Consejo pautas para su formación y

3
UNIVERSIDAD NACIONAL DE TRUJILLO

ejecución que no han sido expeditivas, sino todo lo contrario, por lo cual
el Consejo poco o nada ha tenido aceptación.
Sin embargo, una de las principales causas por las que el pueblo,
mayoritariamente no lo ha hecho suyo, no la ha incorporado, es por la
grave crisis que sufre la familia, en donde el individualismo que ha
llevado al egoísmo ha convertido a la institución en casi siempre
inoperante. En el presente tenemos una familia básicamente nuclear,
en donde aparte de los padres y loes hijos, los otros parientes terminan
siendo extraños a esa familia, y es con estos parientes con los que
precisamente se va a formar el Consejo, lo que da como resultado que
casi o nunca se forme.
Por otro lado, la regulación de las instituciones de amparo del incapaz,
como son le tutela, curatela, y el consejo de familia tienen un corte
básicamente patrimonialista, lo que torna a la institución en estudio,
poco utilizada, pues son reducidos en cuanto a número, los incapaces
con patrimonio propio, y en tal circunstancia pierde su razón de ser la
mencionada institución, en cuanto que básicamente se dirige a cuidar
los intereses económicos de estos incapaces, sin embargo ello no debe
ser así, por cuanto la institución debe existir, en tanto existan incapaces
a quienes se debe cuidar en cuanto a su persona y sus bienes,
controlando y vigilando los abusos en que podría incurrir quienes,
precisamente son los llamados a cuidarlo, esto es los tutores y
curadores, y por otro lado, un fin mucho más noble la encontramos en
el fortalecimiento de la familia, aun cuando somos realistas sobre el
particular, en tanto que la inoperatividad de la institución se debe
precisamente al resquebrajamiento y crisis de la familia.

2. ANTECEDENTES
Sus antecedentes más remotos se encuentran en el Derecho Romano
que registra algunos vestigios de ella. Así el tutor podía realizar toda
suerte de negocios de disposición; sin embargo, la gestión tutelar pronto
quedó sujeta a la observancia de determinadas formas. En la época de
Claudio se obligó a los tutores a prestar la satisdatio rem pupilli salvan
fore como medio de asegurar que los bienes de los pupilos no sean
consumidos o menoscabados. Tal régimen es mantenido por Justiniano

4
UNIVERSIDAD NACIONAL DE TRUJILLO

quien lo sujetó a la vigilancia de un magistrado, creando entonces la


necesidad de un órgano fiscalizador.
En el Derecho Medieval español se descubren algunos rasgos propios
de la institución. Así, el Fuero Juzgo, daba intervención a los parientes
del huérfano en la elección del tutor y, el Fuero Real, a los familiares y
autoridades en la curatela de las personas y bienes de menores
huérfanos. Similares disposiciones se hallaban en el Fuero Viejo de
Castilla truncándose enseguida, puesto que en las partidas de Alfonso
X no se hace ninguna mención sobre esta figura jurídica familiar.
Durante la vigencia del Derecho Moderno, el consejo de familia no tiene
la connotación y la importancia que le señalaban algunos cuerpos
jurídicos de la época, pero se advierte en el Derecho Consuetudinario
Francés, que está presente en las asambleas parentales. Entre otras
funciones propias del consejo están las de proponer al tribunal la
designación del tutor. De este modo, el instituto se incorpora en el
Código de Napoleón y en el de sus vecinos como Alemania, Suiza,
Italia, España, etc.
En el Derecho Comparado Contemporáneo, con relación al Consejo de
Familia, existen 2 tendencias importantes:
1) La de SUPRIMIR la institución, porque en la práctica no ha
respondido la finalidad para la cual ha sido instituida, como acontece en
el Código Italiano de 1942 que llega a suprimirlo radicalmente
transfiriendo sus facultades al juez competente.
2) La de MANTENER la institución, con peculiaridades y atribuciones
concretas como ocurre en la mayor parte de las legislaciones
latinoamericanas.
Sobre este particular se dan tres sistemas:
a) El Germano o Social, que considera al consejo familiar como una
función pública que es ejercida por el tutor con plena responsabilidad y
sometido directamente a organismos judiciales de carácter especial
como son los tribunales de tutela.
b) El Latino o Familiar, en el que la guarda de los incapaces se entrega
preferentemente a sus familiares y no precisamente al Estado. En este
sentido, se trata de un organismo consultivo y a veces, ejecutivo que

5
UNIVERSIDAD NACIONAL DE TRUJILLO

controla a los tutores, curadores y, por excepción, a los padres en el


ejercicio de sus atribuciones.
c) El sistema mixto de tutela estatal y familiar.
El sistema Peruano refiere Cornejo Chávez puede incluirse en este
último grupo desde que atribuye una importante intervención a la
autoridad judicial a través de numerosas disposiciones contenidas en el
Código Civil, Código de los Menores, Código Penal, etc., pero con
franca predominancia del matiz familiar, lo que además se enfatiza con
la inclusión de la materia sustantiva, de las guardadurías en el Libro de
Familia.
Por último, el consejo de familia, en el actual Código se halla regulado
en el Libro III, Sección Cuarta, Capítulo II y, de modo concreto, en los
artículos 619 al 659, complementando con la Ley N° 27337.

3. CONCEPTO Y FINALIDAD
El consejo de familia es una palabra compuesta que deriva de los
términos latinos concilium y famulia que significa junta o tribunal
doméstico encargado de examinar y resolver negocios de mayor interés
para la persona o patrimonio del incapaz, lo que no quiere decir, en
modo alguno, que ya existió esta institución desde tiempos remotos en
forma definida, sino más bien como un organismo que tiene sus
precedentes en el Derecho consuetudinario francés de donde pasa a
los Códigos modernos.
Para Demolombe el consejo de familia es una clase de tribunal privado
o doméstico al que deben ser sometidos los negocios más importantes.
En cambio, para Octavio Linares “es una asamblea que tiene por
objeto velar por los intereses de un incapaz mayor de edad o menor de
edad, integrado en lo posible por sus parientes y presidida por el juez
de paz”. La noción nos proporciona una idea muy clara de lo que es esta
institución de amparo familiar.
Columba del Carpio Rodríguez compartiendo con el ponente del Libro
III del Código Civil, refiere que el Consejo de Familia “es un órgano de
control, o de fiscalización de la tutela, curatela y excepcionalmente de
la patria potestad, cuya organización se funda en la necesidad de

6
UNIVERSIDAD NACIONAL DE TRUJILLO

supervigilar al tutor o curador ya veces a los padres en el cumplimiento


de sus funciones, en garantía de los derechos e intereses de los
incapaces".
El jurista español Clemente de Diego, la describe como una reunión de
personas nombradas por el padre o por la madre o en su defecto
llamadas por ley, que provee al nombramiento de tutor o protutor,
delibera sobre la exclusión o remoción, dicta medidas necesarias para
atender a las personas y bienes de los menores o incapacitados, vi 'lo
la administración del tutor, autoriza ciertos actos de disposición y
examina y censura la rendición de cuentas del tutor; mientras que
Calixto Valverde y Valverde, refiere que es un cuerpo de potestad
ejecutiva, compuesta de cinco o más personas designadas por el padre
o la madre, y en su defecto llamado por ley, para procurar el exacto
cumplimiento de los deberes del tutor, resolver los asuntos de la tutela
de más importancia y ejercer la alta inspección sobre la misma.
Nuestro Concepto:
Por nuestra parte, teniendo en cuenta el artículo 619, afirmamos que el
consejo de familia es una institución supletoria de amparo familiar que
consiste en un cuerpo consultivo familiar que tiene por objeto vigilar al
tutor, curador y en ocasiones a los padres en el cumplimiento de sus
atribuciones velando por la persona e intereses de los menores y de los
incapaces mayores de edad que no tengan padre ni madre; salvo los
casos que señale la ley.
El numeral 101 del Código de los Niños y Adolescentes Ley N° 27337
enfatiza la finalidad de esta institución cuando expresa que habrá
Consejo de Familia para velar por la persona e intereses del niño o
adolescente que no tenga padre ni madre o que se encuentre
incapacitado conforme lo dispone el artículo 619 del Código Civil.
Como ya se tiene indicado en la práctica el consejo de familia no ha
respondido a la finalidad para el cual ha sido instituido, razón por la que
la doctrina más reciente se orienta por una reforma de la institución en
un sistema que, por un lado, mantenga la figura jurídica y, por otro,
simplifique sus formalidades y gastos aumentando las facultades del
juez. No en vano se ha dicho que la extensa figura legal del consejo
familiar contrasta con el uso más bien limitado que de la figura se hace
en la vida real.

7
UNIVERSIDAD NACIONAL DE TRUJILLO

4. FUNDAMENTOS
La doctrina negativa postula la inconveniencia de su regulación en el
Código Civil, basado en los razonamientos que se indican:
1. La falta de rapidez en la acción de todo organismo colectivo que
entraba y demora la acción del tutor o curador, haciendo de éstos un
mero ejecutor de los acuerdos del consejo.
2. El consejo de familia es una institución imperfecta, porque exige
funciones técnico-jurídicas a sus integrantes que generalmente no la
tienen por su escasa preparación sobre la materia.
3. Los miembros del consejo no tienen responsabilidad alguna res-pecto
de sus actos puesto que la misma se diluye entre ellos.
4. La familia moderna no produce los vínculos de solidaridad necesarios
para dar eficacia al consejo.
5. La relajación y el debilitamiento de los lazos familiares impiden toda
iniciativa para actuar rápidamente.
En cambio, la doctrina positiva sustenta la tesis de que es conveniente
que el consejo de familia sea incluido en el ordenamiento jurídico, por
las razones siguientes:
1. La institución constituye una garantía frente a los malos manejos del
tutor y del curador respecto de la persona sujeto a guarda y de su
patrimonio.
2. El consejo de familia conserva y aviva el espíritu familiar, alejando en
lo posible y razonablemente la intervención judicial.
3. Le protección del consejo de familia respecto de incapaces es
permanente: en tanto que la del juez es accidental.
4. El consejo actúa con mayor rapidez, eficacia y gratuidad, en tanto que
el juez opera con dilación, sin interés y casi siempre en forma onerosa.
El actual Código Civil asimila la doctrina positiva. Según el ponente del
Libro de Familia el fundamento real de la figura consiste en la necesidad
8
UNIVERSIDAD NACIONAL DE TRUJILLO

de supervigilar al tutor y curador y, a veces, a los padres en el


cumplimiento de sus funciones como garantía de los derechos e
intereses de los incapaces.
Creemos que esta institución de amparo familiar debe desaparecer para
encargarla definitivamente al Estado ya mediante las procuradurías
familiares o determinando funciones específicas sobre la materia al
Juez de Familia en concordancia con la creación de Tribunales de
Familia, esto es, reemplazar la tutela familiar por la tutela de la autoridad
5. CARACTERES JURÍDICOS
El consejo de familia es una institución supletoria de amparo familiar
porque funciona generalmente en defecto de los padres y para
supervisar la labor del tutor y curador y, excepcionalmente, cuando
existiendo padre o madre es necesario cautelar sus intereses por
razones de incompatibilidad.
Por otro lado, es una institución tuitiva o de protección no sólo de los
menores sino también de incapaces mayores de edad, así como de
protección y cuidado del patrimonio de éstos. Tiene su base en el
principio de protección familiar expuesto en la primera parte de este
libro. Por eso, dice la ley, habrá un consejo para velar por la persona e
intereses de los incapaces tanto menores como mayores de edad.
Se trata asimismo de un cuerpo deliberante familiar o asamblea
integrada generalmente por parientes consanguíneos y, también, por
terceras personas. Esta asamblea cumple básicamente funciones
deliberativas y también ejecutivas, éstas últimas, no muy bien definidas.
Teóricamente es de suma importancia, aunque no en la práctica.
El consejo de familia es igualmente una institución esencialmente
supervisora de las funciones del tutor y curador y, en ocasiones, de los
mismos padres de familia de los sujetos a guarda. La supervisión es una
labor sumamente compleja que abarca no sólo a los actos realizados
por el tutor o curador, sino también y básicamente, a las cuestiones
relacionadas con el patrimonio de los sujetos incapaces menores y
mayores de edad.
Por último, es una función gratuita e inexcusable, aunque por excepción
onerosa en ciertos casos y excusable en otros. El cargo debe
desempeñarse personalmente, salvo que el juez autorice, por causa

9
UNIVERSIDAD NACIONAL DE TRUJILLO

justificada, la representación mediante apoderado. Este, no podrá


representar a más de un miembro de dicho consejo.
6. FORMACIÓN E INSTALACIÓN
A. Procedencia e improcedencia: Por regla general el consejo de
familia se forma, como se tiene expuesto, para velar por la persona y
los intereses tanto de menores como de incapaces mayores de edad
que no tengan padre ni madre. Esta es la finalidad que persigue la figura
jurídica en comento.
Por excepción el consejo de familia también se forma aunque viva el
padre o la madre conforme al artículo 619, en los casos siguientes:
1. Cuando se trata de decidir si los bienes de los hijos de un matrimonio
anterior deben seguir siendo administrados por el padre o la madre que
desean contraer nuevo matrimonio.
2. Cuando sea necesario o conveniente solicitar al juez las medidas en
favor de los hijos de padres separados o divorciados.
3. Cuando se trate de pedir a los padres constituyan garantía para
asegurar la responsabilidad de la administración y la rendición de las
cuentas.
4. Cuando se tenga que nombrar curador para representar en juicio al
hijo (pérdida por los padres de la administración y usufructo de los
bienes de sus hijos, destitución de la patria potestad).
5. Cuando se llegue al caso de designar judicialmente a los curadores
especiales. (609)
6. Cuando el consejo deba opinar sobre una petición extrajudicial en
que alguno de los interesados sea incapaz o de una transacción hecha
por el representante de éste.
7. Cuando se deba opinar sobre la designación de curador legítimo para
el incapaz mental o el minusválido, o de curador dativo para el pródigo,
mal gestor, ebrio habitual o toxicómano, o para curador dativo del
incapaz mental o minusválido.

10
UNIVERSIDAD NACIONAL DE TRUJILLO

8. Cuando se trata de ejercer atribuciones en favor de los ausentes.


(638)
En cambio, no procede formarse el consejo de familia pese a tratarse
de menores de edad e incapaces mayores de edad que carecen de
padres, en los casos concretos siguientes:
1. Cuando se trata de menor cuyo tutor legítimo es, al mismo tiempo,
curador de su padre o madre. (620 y 580)
2. Cuando para la formación del consejo no haya un mínimo de cuatro
miembros, en cuyo caso sus funciones son asumidas por el juez de
menores o el de paz según el caso. (626)
3. Cuando el padre de hijo extra matrimonial haya prohibido la formación
del consejo, en cuyo supuesto también lo asume el juez de menores o
el de paz según el caso. (630)
4. Cuando se trata de expósitos tampoco se forma el consejo en cuya
situación los superiores del establecimiento respectivo, ejercerán las
funciones propias de dicho organismo consultivo.
B. Personas que deben pedir su formación: A fin de que esta
institución cumpla con la finalidad para la cual fue instituida, resulta
indispensable que se forme llegado el caso y en forma oportuna sin
dilaciones de ninguna clase, ya que podrían perjudicarse los intereses
ya de los menores o mayores incapaces. En ese sentido se dan los
casos siguientes:
1. Personas que están obligadas a pedir la formación del consejo de
familia: Por disposición legal tienen, bajo responsabilidad, la obligación
de solicitarla el tutor testamentario o escriturario, los ascendientes
llamados a la tutela legítima y los miembros natos del consejo. La
responsabilidad a que se refiere es la posibilidad de asumir los daños y
perjuicios ocasionados con la demora u omisión de tomar cartas en el
asunto.
2. Iniciativa en la formación del Consejo de Familia: También por
disposición legal el juez de familia o, en su caso, el juez de paz puede
decretar de oficio o a petición del Ministerio Público la formación del
consejo de familia, pero también dicha formación podrá solicitarse a
pedido de cualquier persona.

11
UNIVERSIDAD NACIONAL DE TRUJILLO

C. Individualización do los miembros del consejo: Tratándose del


consejo testamentario o escriturario, la ley (Art 634) otorga a los padres
y a los abuelos la facultad de designar e individualizar a las personas
que deben formar el consejo de familia, de consiguiente sus
componentes vienen nominados e individualizados por el constituyente.
Empero, en lo atinente al consejo legítimo, la ley se limita a precisar a
los parientes que deben ser llamados para integrar dicho organismo,
mas no lo individualiza ni nomina, ni podría hacerlo. Por eso solamente
prescribe que los abuelos y abuelas, tíos y tías, hermanos y hermanas
del incapaz forman el consejo. Igualmente, tratándose del consejo
dativo, la ley determina que el juez llama a los demás parientes dentro
del tercero o cuarto grados para completar en número de cuatro.
Dicho esto, conviene preguntarse: ¿A quién corresponde individualizar
por sus nombres a dichos parientes? La respuesta la encontramos en
el texto del artículo 634 que tiene dos casos:
1) Cuando el peticionado conozca los nombres de las personas que
integran el consejo, está obligado a precisar los nombres de quienes
deban formarlo.
En este caso, el juez ordenará publicar por periódicos o carteles la
solicitud y los nombres de dichas personas, de tal modo que, durante
los diez días siguientes a su publicación, cualquier interesado puede
observar la inclusión o exclusión indebida.
El juez resolverá dentro del plazo de cinco días teniendo a la vista las
pruebas acompañadas. La reclamación no impide que el consejo
prosiga sus funciones, a menos que el juez disponga lo contrario.
2) Cuando el peticionado ignora los nombres de las personas que deben
integrar el consejo, el aviso se limitará a llamar a quienes se crean con
derecho.
En este supuesto, el juez dispondrá la publicación de los nombres de
quienes se presenten y resolverá en el plazo de cinco días cualquier
observación que se hiciera sobre la inclusión o exclusión indebida
durante los diez días siguientes a la publicación en la forma
precedentemente expuesta.

12
UNIVERSIDAD NACIONAL DE TRUJILLO

Igualmente, la reclamación no impide que el consejo inicie o prosiga sus


funciones, a menos que el juez disponga lo contrario.
D. Naturaleza del cargo: En aplicación del principio de protección
familiar, el amparo de la persono e intereses de los menores e
incapaces mayores de edad que no tienen progenitores es una cuestión
que interesa no sólo a la sociedad sino también al Estado, por
consiguiente, un deber familiar y de solidaridad social impone que
intervengan tanto parientes como también particulares.
Pues bien, por disposición del artículo 833, el cargo de miembro del
consejo es gratuito e inexcusable. La gratuidad que se le asigna al cargo
es porque el consejo funciona cíclica u ocasionalmente que no justifica
una retribución. La inexcusabilidad, en cambio, se funda en el hecho de
que el consejo sea realmente de familia y sólo tiene dos limitaciones:
una, cuando los ´parientes llamados por ley no residen dentro de los
cincuenta kilómetros del lugar donde funciona el consejo y, otra, si, por
causa justificada no se puede ejercer personalmente el cargo, razón por
lo que es preciso designar un apoderado con facultades especiales.
E. Impedimentos: Se ha expresado que la naturaleza del cargo es
obligatorio e inexcusable, lo que no excluye la posibilidad de no
aceptarlo, sobre todo cuando media un impedimento legal, en ese
sentido, el pariente o persona llamada no tendrá la obligación de aceptar
ni ejercer dicha función. Se debe remarcar, entonces, su carácter
obligatorio y la no existencia -en la ley- de causales de excusa.
Las personas que están impedidas de ser miembros del consejo, lo por
mandato del artículo 632 son:
1) El tutor, el curador y los padres del incapaz, en razón de que deben
ser supervisados por el consejo, excepto cuando los padres no tienen
la administración de los bienes de sus hijos, en cuyo caso, son
miembros natos.
2) Los que están impedidos para ser tutores o curadores por razón de
sus propias limitaciones como los menores de edad, los incapaces
mentales y minusválidos, pródigos, malos gestores, ebrios habituales y
toxicómanos.

13
UNIVERSIDAD NACIONAL DE TRUJILLO

3) Los que hubieran sido excluidos por los padres o abuelos en su


testamento o por escritura pública, los hijos de quienes, por abuso de la
patria potestad originen el consejo, los enemigos del incapaz o de sus
ascendientes o hermanos, los condenados por homicidio o por delito
contra el patrimonio o contra las buenas costumbres y otros delitos, así
como todas aquellas personas por razón de falta de idoneidad moral.
4) Los deudores y acreedores del incapaz por sumas considerables, los
fiadores de los primeros y todos cuanto exhiban un interés opuesto al
del incapaz
F. Número de miembros: Al respecto no existen normas rígidas sobre
el número máximo o mínimo de los miembros que deben Integrar el
consejo do familia, pero esto no significa que no pueda formarse por
falla de un mínimo de parientes o por excesivo número de componentes,
porque la ley es sumamente clara en cada clase o tipo de consejo que
pudiera formarse.
Así, cuando se trata del consejo testamentario o escriturario, lo integran
todas las personas que hayan sido designadas para desempeñar dicho
cargo, no importando el número de las mismas, lo cual significa que
puede funcionar con un número superior o inferior a cuatro miembros,
número mínimo que puede aplicarse a toda clase de consejos.
En lo atinente al consejo legítimo, la ley tampoco determina el máximo
o mínimo, razón por la cual, pueden integrar los abuelos y abuelas, tíos
y tías, hermanos y hermanas del incapaz que se hallen expeditos, sin
otra limitación que el señalado para los medios hermanos, que no
pueden concurrir en mayor número que los hermanos germanos.
Por último, en lo relativo al consejo dativo, la ley establece un número
de cuatro miembros. En defecto del número necesario de integrantes
del consejo, éste no se constituirá y sus atribuciones las ejercerá el juez,
oyendo a los miembros natos que hubiese. Las asumirá también al
disolver el consejo cuando no exista el número necesario de miembros
para su funcionamiento.
G. Instalación: Transcurrido el plazo señalado en el artículo 634 sin que
se haya producido observación alguna respecto de la inclusión o
exclusión indebida de miembros en el consejo, o resuella ésta, el juez
procederá a instalar formalmente el consejo, dejándose constancia en
acta de lo acontecido.
14
UNIVERSIDAD NACIONAL DE TRUJILLO

Instalado el consejo de familia, deberá ser convocado para reunirse


cada vez que le exija el interés del incapaz o para cumplir alguna
atribución concretamente determinada por la ley. En efecto el artículo
636 expresa que, instalado el consejo, sus miembros serán citados por
esquela, cada vez que sea necesario.
7. CLASES Y COMPOSICIÓN
A. Testamentario o escriturario: El consejo de familia se denomina así
por la forma obligatoria de su constitución y se compone de personas
que han sido designadas por testamento o en escritura pública el último
de los padres que tuvo al hijo bajo su patria potestad o su curatela. En
su defecto, por las personas designadas por el último de los abuelos o
abuelas que hubiera tenido al menor o incapaz bajo su tutela o curatela.
Del tenor de la primera parte del artículo 623, se desprende que existen
miembros del consejo testamentarios o escriturarios. Los primeros son
designados mediante testamento y, los segundos, por escritura pública.
De este modo, el Código actual supera los defectos del que lo precedió,
sobre todo porque establece un orden de prioridades.
B. Legítimo: Es el consejo de familia constituido en defecto del
testamentario o escriturario con personas que determina la ley y que
son generalmente, los abuelos y abuelas, tíos y tías, hermanos y
hermanas del menor o del incapaz, pero existen algunas limitaciones
como en los casos siguientes:
1. Tratándose de hermanos y hermanas, la regla es que todos
intervienen siempre que sean capaces, pero si entre las personas
hábiles para formar el consejo, hubieran menos hermanos enteros
(germanos) que medios hermanos, sólo asistirán de este igual número
al de aquéllos, excluyéndose a tos de menor edad.
2. En cuanto a la composición del consejo para hijos
extramatrimoniales, lo integrarán los parientes del padre o de la madre,
pero solamente cuando éstos lo hubieran reconocido. (628)
Por excepción, los miembros del consejo de familia legítimo aumentan
en los casos siguientes:
1. Cuando el mayor incapaz para quien se forma el consejo tiene hijos
capaces, caso en el cual, prescribe el artículo 623 in fine, los hijos del

15
UNIVERSIDAD NACIONAL DE TRUJILLO

mayor incapaz que no sean sus curadores son miembros natos del
consejo.
2. Cuando los padres no tienen la administración de los bienes de sus
hijos, según el texto del artículo 624, éstos serán también miembros
natos del consejo que se constituya.
C. Dativo: Es aquél que se integra con otros parientes consanguíneos
tales como sobrinos y primos hermanos, cuando no hay por lo menos,
cuatro miembros natos para constituir el consejo legítimo. En efecto,
dice el segundo parágrafo del artículo 626, también se llamará a los
sobrinos y primos hermanos, siguiendo la misma regla de preferencia,
cuando no existe ningún miembro nato.
Ahora bien, por disposición de la ley no pueden ser obligados a formar
parte del consejo las personas que no residan dentro de los cincuenta
kilómetros del lugar en que funciona, pero son miembros si aceptan el
cargo, para lo cual deberá citarlos el juez si residen dentro de los límites
de la jurisdicción
8. FUNCIONAMIENTO
A. Convocatoria y reuniones del consejo.- Instalado el consejo de
familia, deberá ser convocado para reunirse cada vez que lo exija el
interés del incapaz o para cumplir alguna atribución concretamente
determinada por ley. Luego, conviene establecer la secuencia de su
funcionamiento en el orden siguiente:
1) Presidencia.- Por mandato legal el Juez de Familia preside el
consejo familiar, que se forma para supervigilar al tutor o, en su caso, a
los padres; en cambio, el Juez de Paz lo preside cuando se forma para
incapaces mayores de edad. En ambos casos, el juez ejecuta los
acuerdos del Consejo, ya que por mandato del artículo 162, inciso b) del
Código de los Niños y Adolescentes, corresponde al Juez Especializado
resolver en proceso no contencioso los asuntos del consejo de familia.
Finalmente, el artículo 103 del Código de los Niños y Adolescentes, Ley
N° 27337, remarca que la tramitación de todo lo concerniente al Consejo
de Familia se rige por lo dispuesto en el artículo 634 del Código Civil y
lo señalado en el presente Código.
2) Personas que pueden pedir su convocatoria.- Según el artículo
640 se confiere atribuciones para pedir se cite a reunión del consejo de

16
UNIVERSIDAD NACIONAL DE TRUJILLO

familia, al tutor o al curador, o a cualquier de sus miembros o aún al


mismo juez, cada vez que a su juicio el interés del menor o del incapaz
así lo exija.
3) Forma de hacer la citación.- De acuerdo al artículo 636los
miembros del consejo serán citados mediante esquela, cada vez que
sea necesario, superándose así el silencio que guardaba el Código
derogado
4) Sanción por inasistencia.- En armonía con la obligatoriedad del
cargo, los miembros del Consejo están también en la obligación de
concurrir a las reuniones de éste, salvo que media causa justificada. En
caso contrario el juez le impondrá una multa equivalente a no más del
veinte por ciento del sueldo mínimo vital mensual. Esta multa, por
mandato del artículo 642 es inapelable y se aplicará en favor de los
establecimientos de beneficencia.
5) Excusa y aplazamiento de la reunión.- El artículo 643 ordena que
si es justificada la causa que alegue algún miembro del consejo para no
asistir a una reunión, el juez podrá diferirla para otro día siempre que lo
crea conveniente y no se perjudiquen los intereses del menor o del
incapaz mayor de edad. Distinta es la ocasión por falta de quórum
(número de individuos necesarios para que un cuerpo deliberante o
parlamentario trate diversos asuntos).
6) Quórum y mayoría para la adopción de acuerdos.- El Consejo de
Familia no puede adoptar resoluciones sin que estén presentes en la
deliberación y votación por los menos tres de sus miembros, además
del juez y sin que haya conformidad de votos entre la mayoría de los
asistentes. El juez solo vota en caso de empate.
Pero ningún miembros del consejo asistirá a su reunión, ni emitirá voto
cuando se trate de asuntos en que tenga interés él o sus descendientes,
ascendientes o cónyuge; no obstante ello, podrá ser oído si el consejo
lo estima conveniente.
También, el tutor o curador tiene la obligación de asistir a las reuniones
del consejo cuando sean citados o a su petición, casos en los cuales
carecerán de voto. Asimismo, podrá asistir el menor que tenga por lo
menos catorce años a su petición o a solicitud del mismo consejo, de tal
modo que tendrá voz pero no voto. (645 y 646).

17
UNIVERSIDAD NACIONAL DE TRUJILLO

El artículo 102 del Código de los Niños y Adolescentes, Ley N° 27337,


establece una importante modificación cuando prescribe que el
adolescente (12 a 18 años) participará en las reuniones del Consejo de
Familia con derecho a voz y voto; en cambio, el niño será escuchado
con las restricciones propias de su edad.
Sin duda, todo esto, porque a esa edad los niños y adolescentes ya
están en condiciones no sólo de emitir opiniones, sino también de saber
cuáles son sus intereses. En cuanto a los adolescentes, si no estuvieron
respaldados por el voto, no tendría sentido que el directo interesado
emita su parecer.
Agotado el debate, cada cuestión deberá resolverse por votación abierta
y no secreta, dejándose constancia de los votos en contra.
7) Obligatoriedad de extender actas.- Por disposición del artículo 652,
de las sesiones del consejo, se extenderá acta en los libros del consejo
de familia, del juzgado y en un libro especial que conservará el pariente
más próximo. En ambos libros firmarán todos los miembros asistentes,
pero si alguno de ellos no puede o no quiere, se dejará constancia de
este hecho.
8) Recursos contra las Resoluciones del Consejo.- Por un lado la ley
franquea el recurso de apelación contra las resoluciones del consejo a
cualquiera de sus miembros que hubiera disentido del acuerdo, al tutor
o curador, a cualquier pariente de menor y a cualquier otro interesado
en la decisión. Recurso éste que deberá interponerse dentro del plazo
de cinco días o dentro de quince si se trata de resoluciones que declaran
la incapacidad del tutor o curador, o acuerden su remoción o desestimen
sus excusas.
Por otro lado, se concede al recuerdo de apelación ante el Juez
Especializado Civil contra las resoluciones de los Jueces de Paz y, ante
la Sala Civil o Mixta de la Corte Superior contra las resoluciones de los
jueces de familia, dentro del mismo plazo y con la misma salvedad, las
personas indicadas en el artículo 648.
Ahora bien, respecto de la apelación contra las resoluciones del Juez
de Paz, procede en los casos siguientes: cuando éste decide que se
forme el consejo, o cuando resuelve que es el caso de asumir él mismo
las funciones de dicho organismo, o cuando manda citar a parientes que
residen a más de cincuenta kilómetros, o cuando decida la exclusión de
18
UNIVERSIDAD NACIONAL DE TRUJILLO

medios hermanos, o cuando, subsana inclusiones o exclusiones


indebidas. (456, 622, in fine, 627, 625, 634).
9) Responsabilidad solidaria de los miembros.- Del texto del artículo
651, se desprende que los miembros del consejo de familia son
solidariamente responsables de los daños y perjuicios que, por dolo o
culpa, sufra el sujeto de tutela o curatela, a no ser que hubiesen
disentido del acuerdo que los causó y que consta de las actas
correspondientes.
B. Atribuciones del superior en Grado.- Pueden concretarse dos
aspectos fundamentales:
1) Intervención del juez de primera instancia para subsanar
deficiencias.- En efecto, por falta, impedimento u omisión del juez de
paz en todo lo relativo a las atribuciones que le corresponden respecto
del consejo de familia, cualquiera de los parientes del menor, de mayor
incapaz, o del ausente, puede pedir al juez de primera instancia que él
mismo desempeñe esas funciones o que designe al juez de paz que
deba hacerlo.
El juez de primera instancia sin otro trámite que el informe del juez de
paz, removerá de inmediato todo inconveniente y le impondrá a éste,
según las circunstancias, una multa equivalente a no más del 30 por
ciento del sueldo mínimo vital mensual.
2) Facultades especiales de primera instancia o del tribunal.-
Corresponde al juez de primera instancia o, en su caso, a la Sala Civil
de la Corte Superior, dictar en situación de urgencia, las providencias
que favorezcan a la persona o intereses de los menores, mayores
incapaces o ausentes, cuando haya retardo en la formación del consejo
u obstáculos que impidan su reunión o que entorpezcan sus
deliberaciones. (653)
Igualmente la remoción de inconvenientes e imposición de multas
corresponden a la Sala Civil cuando se trata del Juez de Familia. (653
y 655)

9) ATRIBUCIONES
19
UNIVERSIDAD NACIONAL DE TRUJILLO

Las atribuciones del consejo de familia generalmente tienen por objeto


velar por la persona e intereses de menores y mayores incapaces, pero
de manera específica responden a la finalidad para la cual ha sido
instituida.
Ahora bien, las atribuciones conferidas por la ley al consejo de familia
son numerosas y de señalada importancia, que pueden distribuirse en
dos grupos:
1) Las que específicamente ubicadas en el capítulo del Consejo de
Familia
2) Las que aparecen dispersas en muchos artículos del Código Civil
A. Atribuciones Específicas.- Estas atribuciones están
contempladas en el artículo 647, que dice, corresponde al consejo:
1) Nombrar tutores dativos o curadores dativos generales y especiales,
conforme a este Código.
2) Admitir o no la excusa o la renuncia de los tutores y curadores dativos
que se nombren.
3) Declarar la incapacidad de los tutores y curadores dativos que
nombre y removerlos a su juicio.
4) Provocar la remoción judicial de los tutores y curadores legítimos, de
los testamentarios y escriturarios, así como los nombrados por el juez.
5) Decidir, en vista del inventario, la parte de las rentas o los productos
que deberá invertirse en los alimentos del menor o del incapaz, en su
caso, y en la administración de sus bienes, si los padres no la hubiera
fijado.
6) Aceptar la donación, la herencia o el legado sujeto a cargas, dejado
al menor o, en su caso, al incapaz.
7) Autorizar al tutor o curador o contratar bajo su responsabilidad, uno
o más administradores especiales, cuando ellos sea absolutamente
necesario y lo apruebe el juez.
8) Determinar la suma desde la cual comienza para el tutor o curador, o
según el caso, la obligación de colocar el sobrante de las rentas o
productos del menor o incapaz.

20
UNIVERSIDAD NACIONAL DE TRUJILLO

9) Indicar los bienes que deben ser vendidos en caso de necesidad o


por causa de utilidad manifiesta.
10) Ejercer las demás atribuciones que le concede éste Código y el de
procedimientos civiles.
B. Atribuciones dispersas del Código Civil.- Estas atribuciones son
múltiples que pueden sintetizarse y agruparse del siguiente modo: con
relación al menos sujeto a patria potestad, respecto al menor sujeto a
tutela y en lo atinente al incapaz sujeto a curatela.
1) Pedir al juez que el padre o la madre constituyen garantía para
asegurar la responsabilidad en la administración de los bienes de sus
menores hijos. (426)
2) Solicitar al juez que ordene al mismo padre o madre que rinda
cuentas de su ejercicio, cuando surjan motivos que lo justifiquen. (427)
3) Peticionar al juez se modifique o suspenda en cualquier tiempo las
medidas a que se refieren los acápites anteriores. (428)
4) Pedir en cualquier momento que el juez dicte las providencias
necesarias en favor de los hijos de padres separados o divorciados.
5) Decidir si conviene o no que el padre o la madre, que desea casarse
nuevamente, siga con la administración de los bienes de los hijos
anteriores. (433 y 434)
6) Nombrar curador que intervenga en los juicios sobre destitución de la
patria potestad. (467)
7) Opinar cuando se trate de efectuar una partición convencional o por
medio de árbitros, cuando en ella comprendan los intereses del menor.
(987)
8) Emitir opinión cuando se trate de transigir sobre los intereses del
menor, antes que el juez apruebe o desapruebe dicha transacción.
(1307)
Respecto del menor sujeto a tutela, el Código también consigna, las
atribuciones siguientes:
1) Con relación al pupilo.- Se puede mencionar las siguientes
atribuciones:

21
UNIVERSIDAD NACIONAL DE TRUJILLO

-Demandar la nulidad o anulabilidad del matrimonio contraído con el


impúber cuando no tenga ascendientes.
-Opinar sobre la adopción del menor o del incapaz mayor de edad que
carecen de progenitores. (277 y 378.6°)
2) Con relación al tutor.- El Consejo tiene las facultades siguientes:
-Vigilar el cumplimiento de sus obligaciones referentes a su
alimentación y educación.
-Autorizar al tutor para que interponga acción investigadora de la
paternidad.
-Opinar en la rendición de cuentas que efectúe el tutor.
-Adoptar en favor del menor las medidas que pongan fin al perjuicio que
el tutor estuviere causando al menor.
-Opinar cuando se trate de enajenar o gravar los bienes del menor.
-Nombrar defensor que intervenga en el procedimiento.
-Indicar qué bienes deben ser vendidos en caso de necesidad o por
causa de utilidad pública.
-Opinar cuando se trate de practicar cualquiera de los actos
enumerados en el artículo 532.
-Emitir opinión en caso de partición convencional o arbitral en que
existan intereses del pupilo.
-Nombrar curadores especiales en los casos que puntualiza el artículo
609.
-Provocar la remoción del tutor testamentario o escritural, del legítimo y
del dativo nombrado por el juez.
-Respecto del tutor legítimo, tiene la atribución de: opinar sobre la
preferencia que por razón de idoneidad debe darse a cada uno de los
ascendientes para ejercer el cargo, cuando hay varios del mismo grado.
-Respecto del tutor dativo: el de nombrarlo y luego admitir o rechazar su
renuncia o excusa, ratificarlo cada dos años, removerlo o declarar su
incapacidad.

22
UNIVERSIDAD NACIONAL DE TRUJILLO

En lo atinente al incapaz bajo curatela, asimismo existen atribuciones


referentes al incapaz y otras relativas al curador. Tales son:
1) Con relación al incapaz.-
-Opinar cuando no haya padres sobre la procedencia de la interdicción,
cuando se trate de la adopción del incapaz, si se trata de la partición
convencional o arbitral en que tenga interés el curador y cuando se trata
de transigir sobre intereses del incapaz.
2) Con relación al curador se advierte algunas diferencias según la clase
de consejo.-
-Provocar su remoción judicial tratándose de los curadores
testamentarios o escriturarios, de los legítimos y los dativos que nombra
el juez.
-Ser oído por el juez para decidir la preferencia del ejercicio del cambio
por los ascendientes o descendientes, cuando hay varios del mismo
grado en lo concerniente al curador legítimo.
-Nombrar al curador dativo en caso de incapacidad mental o minusvalía.
-Opinar sobre su nombramiento cuando se trate de curador para el
pródigo, mal gestor, ebrio habitual.
10. FINALIZACIÓN
A. Terminación del Cargo.- El cargo de miembro del consejo de familia
asumido de forma obligatoria por el pariente que estaba expedito para
ello, termina por causas expresamente determinadas por ley. En efecto,
el artículo 657 dispone que el cargo de miembro del consejo termina:
1) Por muerte, suceso que pone fin a la personalidad de uno de los
miembros del organismo familiar.
2) Por declaración de quiebra, se entiende de un determinado miembro
del consejo que le impide ejercer el cambio.
3) Por remoción del cargo, que procede en los mismos supuestos en
que se permite la remoción del tutor.
4) Por renuncia, fundada en haber sobrevenido un impedimento legal
para su desempeño.

23
UNIVERSIDAD NACIONAL DE TRUJILLO

Estimamos correcta la opinión de Raquel Guerra Távara cuando afirma


que el artículo 657, bien podría resumirse en el sentido de que el cargo
de los miembros del consejo termina por los mismos motivos que el
cargo de tutor.
B. Finalización del Consejo.- Este organismo de amparo familiar,
según el texto del artículo 658, cesa en los mismos casos en que acaba
la tutela o la curatela, esto es:
1) Por muerte del menor o del incapaz.
2) Por llegar el menor a los dieciocho años de edad.
3) Por cesar la incapacidad del menor conforme al artículo 46 y también
del mayor incapaz, por su rehabilitación y por levantarse la interdicción.
4) Por cesar la incapacidad del padre o de la madre en el caso del
artículo 580.
5) Por reingresar el menor bajo la patria potestad.
6) Por disolución judicial del consejo, cuando no exista el número de
miembros necesarios para su funcionamiento. (659)
11. EL CONSEJO DE FAMILIA A LA LUZ DE LA JURISPRUDENCIA
CASO 1:
Enriqueta y Mario, son dos menores de edad, huérfanos de padre. La
madre lleva una vida desarreglada y no se interesa en sus hijos. Lucibel
es tía de los menores, por línea paterna, la que ambicionando los bienes
dejados por el padre de los menores, desea hacerse cargo de ellos,
vender los bienes y llevárselos al extranjero. Para ello judicialmente
solicita la formación del consejo de Familia para hacerse nombrara
tutora y le autoricen para enajenar los bienes y llevárselos a los menores
al extranjero. Miriam, es hermana de la madre de los menores, quien al
enterarse de lo acontecido se opone a tal propósito.
El grupo analizando el caso justiciable, asume la defensa de Lucibel y
Miriam y debe asesorar pormenorizadamente que debe hacer cada una
de ellas para lograr su cometido. Y eventualmente cual seria la decisión
judicial.
ACCIONES QUE DEBE REALIZAR LUCIBEL:

24
UNIVERSIDAD NACIONAL DE TRUJILLO

1.- Presentar una solicitud dirigida al juez de familia, solicitando la


formación del consejo de familia, asi como que sea nombrada como
tutor dativo precisando para ello los nombres de quienes deben
conformar el consejo de familia. Así también deberá adjuntar los medios
probatorios idóneos para conseguir su finalidad, que son los siguientes:
a. Copia simple de su DNI
b. Copia certificada de la Partida de matrimonio de los padres de
Enriqueta y Mario
c. Copia certificada de la Partida de nacimiento de los menores
Enriqueta y Mario
d. Copia certificada de la Partida de defunción del padre fallecido
e. Copia certificada del acta de constatacion de la policia, sobre la vida
desarreglada que lleva la viuda.
f. Declaración testimoniales de 02 vecinos sobre el comportamiento
indebido de la viuda.
g. Tasa judicial por ofrecimiento de medios probatorios
2.- El juez ante la solicitud decretara en amparo al articulo 622 la
formación del consejo de familia.
3.- Para la enajenación de los bienes, Lucibel tendrá que fundamentar
la necesidad y utilidad para llevárselos al extranjero y brindarles una
mejor educación y perspectiva de vida, toda vez que en nuestro país la
crisis socioeconómica se ha tornado de carácter endémico, sin atisbos
de solución inmediata.

ACCIONES QUE DEBE REALIZAR MIRIAM:


1.- Una vez enterada de la solicitud presentada por Lucibel , debe
presentar posición fundamentando en los siguientes argumentos:
a.- Lucibel no tiene intenciones claras ni convincentes, así como no
tiene buena fe requerida para hacerse cargo de los menores, por su
carácter temperamental y codicioso. Que ha demostrado durante los
años que la he conocido.

25
UNIVERSIDAD NACIONAL DE TRUJILLO

b.- Lo que pretende Lucibel es aprovecharse de los bienes de su difunto


hermano y dejar en desamparo a sus sobrinos.
2.- Para demostrar lo anteriormente señalado Miriam presenta los
siguientes medios probatorios:
a. Copia simple de su DNI
b. Certificado de hipoteca de casa ubicada en la Urb. Chanu Chanu por
el valor de $ 50 000. 00 que es de propiedad de Lucibel con lo que se
acredita un interés meramente económico mas no un interés tuitivo ni
humanitario hacia los menores.
c. Copia certificada del test mental de la madre de los menores por lo
cual se acredita la incapacidad de la madre para la patria potestad de
sus hijos.
d. Copia simple del DNI de Lucibel donde se verifica el estado civil de
soltera, por lo que no reuniría condiciones suficientes para ser
considerada tutor.
e. Copia certificada de la PNP en el sentido que Lucibel no tiene trabajo
estable, ni ingresos permanentes.
3.- Solicitar al juez para que convoque a consejo de familia a fin de que
se determine la tutoría dativa , para velar los intereses de los menores ,
en uno de los parientes consanguíneos en este caso un abuelo.
DECISIÓN JUDICIAL:
El juez una vez presentado la solicitud determinara la formación del
consejo de familia de la siguiente manera.
1. Miriam
2. Lucibel
3. Madre
4. Otros parientes consanguíneos (Abuelos)
La no autorización del consejo de familia para la enajenación de los
bienes por no constituir caso de necesidad ni causa de utilidad
manifiesta.

26
UNIVERSIDAD NACIONAL DE TRUJILLO

CASO 2:
En este caso trataremos lo manifestado en el expediente número
02754-2013, seguido ante el primer juzgado de paz letrado familia de
Ferreñafe, sobre la conformación del consejo de familia, seguido por
LUZ CRISTINA CABREJOS LLONTOP, la cual a raíz de la muerte de
su madre, solicita que sea declarada mediante sentencia judicial
curadora de su hermano NESTOR ENRIQUE CABREJOS LLONTOP,
quien es un mayor de edad incapaz, pero para ello primero requiere la
conformación del consejo de familia, por lo que pasaron a notificar a
través de edictos a los posibles miembros de este consejo. Siendo así
que el día 07/03/2014, se realiza la audiencia donde concurren la
solicitante, el mayor incapaz y el resto de sus hermanos, a excepción
de uno el cual se encontraba trabajando y no le habían otorgado el
permiso respectivo.
Encontrándose todos los presentes pasaron a la conformación del
consejo de familia, para después decidir si la solicitante era nombrada
como curadora del incapaz, es decir, primero se instaló el consejo, y
este tiene la potestad de decidir si la señora LUZ CRISTINA CABREJOS
LLONTOP merece ser curadora o no del incapaz. Por unanimidad se
concluyó que la solicitante era la más indicada para representar a su
hermano.
Posteriormente se dictó sentencia con fecha 24/03/2014, en la que se
declaró FUNDADA la solicitud de fojas veinte a veintitrés, y, en
consecuencia queda establecido que: 1º) El CONSEJO DE FAMILIA
que se ha instalado para velar por la persona e intereses del incapaz
mayor de edad NÉSTOR ENRIQUE CABREJOS LLONTOP, se
encuentra conformado por sus hermanos enteros ANTONIO, LUZ
CRISTINA, LIBIA YANINA, y MARÍA DEL ROSARIO CABREJOS
LLONTOP. 2º) Se ha nombrado por unanimidad a doña LUZ
CRISTINA CABREJOS LLONTOP, identificada con Documento
Nacional de Identidad Nº 17426655, como TUTORA DATIVA del
mencionado interdicto, quién asumirá su protección, alimentación y
asistencia, así como su representación ante la Oficina de Normalización
Previsional (ONP), para que cobre mensualmente el importe de la
pensión de orfandad que le corresponde a dicho interdicto, y que se le
paga mensualmente a través de la Cuenta de Ahorros con el Nº 00834-
2005-0-1704-JR-F-C-03, abierta en el Banco de la Nación.

27
UNIVERSIDAD NACIONAL DE TRUJILLO

En el presente caso se puede resaltar las siguientes observaciones:


• La primera de ellas, es la importancia que tiene la conformación del
consejo de familia antes del nombramiento del curador, pues este solo
tendrá dicha denominación con la aprobación del consejo y para ello
necesita, o se hace necesario que su instalación se la primera, lo cual
hace resaltar su facultad de decisión frente a las instituciones
supletorias de amparo familiar.
• La segunda es que la curadora tendrá como función la de asumir la
protección, alimentación y asistencia, así como su representación ante
la Oficina de Normalización Previsional (ONP), para que cobre
mensualmente el importe de la pensión de orfandad que le corresponde
a dicho interdicto. Es decir cumple las funciones de la familia, es por ello
de su denominación como institución supletoria de amparo familiar.
• La tercera es que en la propia sentencia, específicamente en el punto
tercero de la parte decisoria señala: “Los miembros del Consejo de
Familia, se encuentran obligados a supervigilar el desempeño de las
funciones de la tutora designada, y cuando las circunstancias lo
ameriten, deberán solicitar la convocatoria a reunión de dicho Consejo
para la adopción de los acuerdos correspondientes”.
• Es el propio consejo de familia, tal como lo señala la sentencia, la
institución que tiene como función de la vigilar las conductas del
representante frente a su representado, por lo que resulta ser una
institución de control de las instituciones supletorias de amparo familiar.
En este caso por unanimidad del consejo de familia se llegó a nombrar
al tutor dativo, pero en aquellos casos en las que no hubiera consenso
de voluntades de los miembros del consejo respecto de quien designar
como tutor dativo, será el juez quien dirima la causa, nombrando él al
tutor. Quedando así el consejo de familia con la función de vigilar las
funciones del representante.

28
UNIVERSIDAD NACIONAL DE TRUJILLO

Patria Potestad Tutela Curatela


-Es una figura jurídica que rige -Es una figura jurídica cuya utilidad -Es una figura jurídica cuya
las relaciones entre padres e es defender, guardar y proteger utilidad es defender, guardar y
hijos. legalmente al menor/personas proteger legalmente al
- Es un sistema de protección, incapacitadas y sus bienes, cuando menor/personas incapacitadas y
cuidado, asistencia, educación éste no esté bajo la patria potestad sus bienes, cuando éste no esté
y un medio de suplir la de sus padres. bajo la patria potestad de sus
incapacidad. - La tutela es un poder concedido padres.
- Establece los derechos y por la ley sobre la persona y/o - Es un cargo tutelar de
deberes que los padres y los bienes de un menor o incapacitado asistencia que complementa la
hijos tienen entre sí, cuando en beneficio de éste, bajo control capacidad de la persona sometida
son menores de edad o no están judicial. --El objetivo de la función a ella.
emancipados. tutelar es la guarda y protección de - El curador ni suple ni
-No es retribuible. la persona y/o sus bienes representa, ni cuida al sometido a
(patrimonio) ella, sino que sólo complementa
Se extingue por: -El tutor puede percibir una su capacidad en aquellos actos
- Fallecimiento de los padres o retribución fijada por el juez en que no puede realizar por sí
del hijo atención al trabajo realizado y el mismo. Como toda institución
- Con la mayoría de edad (18 valor y rentabilidad de los bienes tutelar, está bajo la salva guarda
años) (excepto en casos de (min 4% y max 20% del de la autoridad judicial.
hijos incapacitados, en la que la rendimiento líquido de los bienes)
patria potestad se prorroga También puede percibir una -No es retribuible
hasta el fallecimiento de los indemnización por los daños y
padres, adopción del hijo, cese perjuicios que sufra en el ejercicio -Cuando desaparezca la causa
de la causa de la incapacitación, de su cargo. que dio lugar a la misma.
matrimonio del hijo -Es un cargo renunciable.
incapacitado) Las causas de la extinción de la
- Emancipación/adopción del tutela son:
menor También se puede dar la - Mayoría de edad del tutelado
privación y no solo la (excepto si ha sido incapacitando
extinción. antes de llegar a los 18 años)
Las causas de privación de la - Concesión al menor del
patria potestad son: “beneficio de la mayor edad”
- Sentencia judicial fundada en - Adopción del menor
el incumplimiento de los - Fallecimiento del tutelado
deberes inherentes a la patria - Por resolución judicial que ponga
potestad. fin a la incapacitación, o que
- Sentencia dictada en causa modifique la sentencia de
criminal incapacitación, sustituyendo la
- Sentencia dictada en causa tutela por la curatela. -Es un cargo
matrimonial renunciable
- No se puede renunciar
voluntariamente a la patria
potestad.

29
UNIVERSIDAD NACIONAL DE TRUJILLO

Consejo de Familia

-Es un cuerpo
de potestad ejecutiva, compuesto de cinco o más
personas designadas por el padre o la madre, y en su
defecto llamado por ley, para procurar el el
cumplimiento de los deberes del tutor, resolver los
asuntos de la tutela de más importancia y ejercer la
alta inspección sobre la misma

-Instalado el consejo, sus miembros serán


citados cada vez que sea necesario, debiendo
precisarse que el cargo de miembro del consejo es
gratuito e inexcusable, y debe
desempeñarse personalmente, salvo que el juez
autorice por causa justificada la representación
mediante apoderado, el cual no puede representar a
más de un miembro del consejo.

-Puede haber lugar al término del cargo de miembro del


consejo de familia, pero subsistir éste (el consejo de
familia).

-El cargo en mención termina por muerte, declaración


de quiebra o remoción, además culmina por renuncia
con fundamento motivada por impedimento legal
sobreviniente. En cuanto a la remoción de los
miembros del consejo de familia, le son aplicables las
normas referidas a la remoción de los tutores.
-Puede disolverse judicialmente éste al no darse el
número de miembros necesarios para su
funcionamiento (cuatro miembros natos).

30