You are on page 1of 9

Universidad Autónoma de Chiapas

Escuela de Ciencias Químicas Sede Ocozocoautla

Materia:

Química Legal y Forense

Docente:

Mtro. Carlos Eduardo Canel Egremi

Alumno:

Víctor Leonardo Vázquez Hernández


Hematología Forense

La sangre (del latín: sanguis, -ĭnis) es un tejido conectivo líquido, que circula
por capilares, venas y arterias de todos los vertebrados.
Su color rojo característico es debido a la presencia del pigmento hemoglobínico contenido en
los glóbulos rojos.

Es un tipo de tejido conjuntivo especializado, con una matriz coloidal líquida y una constitución
compleja. Tiene una fase sólida (elementos formes), que incluye a los eritrocitos (o glóbulos rojos),
los leucocitos (o glóbulos blancos) y las plaquetas, y una fase líquida, representada por el plasma
sanguíneo. Estas fases son también llamadas partes sanguíneas, las cuales se dividen en
componente sérico (fase líquida) y componente celular (fase sólida).

Su función principal es la logística de distribución e integración sistémica, cuya contención en


los vasos sanguíneos(espacio vascular) admite su distribución (circulación sanguínea) hacia
prácticamente todo el organismo.

Composición de la sangre

Como todo tejido, la sangre se compone de células y componentes extracelulares (su matriz
extracelular). Estas dos fracciones tisulares vienen representadas por:

 Los elementos formes —también llamados elementos figurados—: son elementos


semisólidos (es decir, mitad líquidos y mitad sólidos) y particulados (corpúsculos)
representados por células y componentes derivados de células.

 El plasma sanguíneo: un fluido traslúcido y amarillento que representa la matriz extracelular


líquida en la que están suspendidos los elementos formes. Este representa un
medio isotónico para las células sanguíneas, las cuales sobreviven en un medio que esté al
0,9 % de concentración, como la solución salina, para proporcionar un ejemplo.

Los elementos formes constituyen alrededor del 45 % de la sangre. Tal magnitud porcentual se
conoce con el nombre de hematocrito (fracción "celular"), adscribible casi en totalidad a la masa
eritrocitaria. El otro 55 % está representado por el plasma sanguíneo (fracción acelular).

Los elementos formes de la sangre son variados en tamaño, estructura y función, y se agrupan en:

 Las células sanguíneas, que son los glóbulos blancos o leucocitos, células que "están de
paso" por la sangre para cumplir su función en otros tejidos;

 Los derivados celulares, que no son células estrictamente sino fragmentos celulares, están
representados por los eritrocitos y las plaquetas; son los únicos componentes sanguíneos
que cumplen sus funciones estrictamente dentro del espacio vascular.

Características físico-químicas

 La sangre es un fluido no newtoniano (ver Ley de Poiseuille y flujo laminar de perfil


parabólico), con movimiento perpetuo y pulsátil, que circula unidireccionalmente contenida en
el espacio vascular (sus características de flujo se adaptan a la arquitectura de los vasos
sanguíneos). El impulso hemodinámico es proporcionado por el corazón en colaboración con
los grandes vasos elásticos.
 La sangre suele tener un pH entre 7,36 y 7,44 (valores presentes en sangre arterial). Sus
variaciones más allá de esos valores son condiciones que deben corregirse pronto (alcalosis,
cuando el pH es demasiado básico, y acidosis, cuando el pH es demasiado ácido).

 Los valores de pH compatibles con la vida que requieren una corrección inminente son: 6.8 -
8

 Una persona adulta tiene alrededor de 4-5 litros de sangre (7 % de peso corporal), a razón
de unos 65 a 71 mL de sangre por kg de peso corporal.

PROCEDIMIENTO GENERAL PARA LA RECOLECCIÓN Y


MANEJO DE ELEMENTOS BIOLÓGICOS ENCONTRADOS EN LA ESCENA DEL DELITO
1. Todo elemento de origen biológico, ya sea en forma de mancha o fluido, debe Ser manipulado
en condiciones de asepsia, con el fin de evitar, por un lado, contaminación del investigador con
microorganismos tales como hongos, bacterias, virus, que pueden transmitir enfermedades como
Hepatitis B o SIDA, al manipular este tipo de material, y por otro, que el investigador contamine la
muestra con sus propios fluidos, tales como saliva, células epiteliales de las manos, sudor, etc.

Para ello se recomienda:

 Usar guantes nuevos, gorro, tapabocas y no hablar nunca encima de las muestras.

 Limpiar todo el material que se reutiliza durante la toma de muestras (pinzas, guantes,
bisturí, etc.) con alcohol antiséptico.

 Embalar las muestras siempre en material limpio o estéril.

2. Si la mancha del fluido biológico reposa sobre e una prenda, esta debe enviarse completa al
laboratorio, así se evitan futuros problemas al omitir el envío de manchas poco perceptibles que
pueden ser muy importantes para la investigación; también se evita la alteración de las muestras.

3. Si el soporte sobre e el cual se encuentra la mancha está húmedo, debe dejarse secar a
temperatura ambiente, protegido del sol y el agua. De no ser posible, puede utilizarse un secador
eléctrico portátil (secador de pelo), teniendo la precaución de usarlo solo con ventilación en frío, pues
si se usa a temperaturas altas se altera notablemente el material genético que allí se encuentra y por
lo tanto se perdería este elemento probatorio.

4. Si son varias prendas o elementos los que se recuperan de la escena, se deben embalar
individualmente, así pertenezcan a la misma persona. Se debe además proteger la superficie
manchada de la prenda con papel limpio y no impreso para evitar mezclar las muestras por el roce
de una mancha con otra que puede tener diferente origen.

Elementos transportables.

Antes de recuperar una mancha biológica se debe tener presente la facilidad de Transportar el
soporte en que se encuentra. Si este objeto no presenta mayor dificultad para su transporte es mejor
enviarlo completo, como en el caso de prendas de vestir, armas punzocortantes, armas de fuego,
colillas de cigarrillo, chicles, papeles que presenten evidencia de algún tipo de fluido biológico, etc.

Estos elementos deben ser embalados individual y adecuadamente, teniendo en cuenta las
indicaciones que se establecen más adelante. Elementos no transportables
Cuando la mancha reposa sobre soportes de difícil transporte como puertas, paredes, pisos,
alfombras, etc., estas muestras se deben recuperar dependiendo del tipo de soporte y del tamaño de
la mancha, así:
1. Por raspado con bisturí nuevo, cuando las muestras se hallan en forma de costras y la superficie
en donde se encuentran no se desprende junto con la muestra, como sucede con la pintura de una
pared. Se recomienda este procedimiento para superficies tales como las baldosas. El raspado de
las costras se debe recuperar sobre un papel limpio, o impreso. Nunca se deben tomar las muestras
con papel contacto cinta adhesiva, debido a que las materias primas de estos componentes
interfieren con las reacciones químicas utilizadas en el laboratorio. En estos casos además, se debe
tomar una muestra blanco, que consiste en frotar un escobillón o fragmento de gasa húmedo sobre
la superficie aledaña a la mancha biológica.

2. Con un aplicador, escobillón o copito de algodón humedecido con suero fisiológico o agua
destilada, cuando se trate muestras muy pequeñas o en las que la superficie no se desprende
fácilmente al raspar. Se debe dejar secar a temperatura ambiente, embalar en un sobre de papel,
rotular indicando el sitio de donde se tomó la muestra, y enviar. En estos casos también, se debe
tomar una muestra blanco, que consiste en frotar un escobillón o fragmento de gasa húmedo sobre
la superficie aledaña a la mancha biológica.

3. Cuando se trate de manchas de fluidos biológicos que aún no se han secado en la escena,
pueden recuperarse impregnando un copito de algodón, gasa estéril o una tela de algodón blanca y
limpia. Dejar secar a temperatura ambiente, embalar en un sobre de papel, rotular indicando el sitio
de donde se tomó la muestra, y enviar.
En estos casos igualmente, se debe tomar una muestra blanco, que consiste en frotar un Escobillón
o fragmento de gasa húmedo sobre la superficie aledaña a la mancha biológica.

Embalaje
En general se recomienda que el embalaje de las muestras de fluidos biológicos, una vez secas, se
realice en forma independiente, en bolsas o sobres es de papel limpio y, con la rotulación
correspondiente.

Las armas punzocortantes se deben embalar en caja de cartón, madera o bolsa de plástico, con el
extremo punzante protegido con gasa, e inmovilizadas para evitar que la mancha se desprenda por
el roce con la superficie de la caja o que el arma pueda lastimar o herir a las personas encargadas
de su transporte.
Las armas de fuego también se deben enviar en cajas de cartón o madera debidamente
inmovilizadas a una de las caras de la caja.

Los tubos de vidrio deben sellarse con el tapón bien asegurado con cinta de enmascarar; luego de
ser rotulados, se deben empacar en bolsa plástica y fijarse a una de las paredes de la nevera en la
cual se transporten, teniendo en cuenta las indicaciones que se dan más adelante.

Rotulación
La rotulación debe hacerse también en forma individual incluyendo la siguiente información:
- Número consecutivo de las muestras tomadas en la escena. Lugar, fecha y hora
- Autoridad remitente
- Número de sumario, de inspección de cadáver, de proceso o de oficio petitorio
- Breve descripción de la muestra (Ej. Camisa roja, pantalón, mancha de sangre, etc.)
- Sitio de donde se recuperó la muestra en la escena (Ej. Hallada en las manos de la occisa, En la
pared oriental de la habitación donde fue encontrado el cadáver, etc.)
- Si se están remitiendo prendas, especificar quien las vestía (Ej. Camisa del agresor, panty de la
víctima, etc.).
- Si se están remitiendo muestras de referencia de víctima, familiares y/o sospechosos, rotular
anotando el nombre de la persona de quien se tomó la muestra, y sí se trata de familiares, además el
parentesco.

- Hora de la toma de la muestra.


- Nombre legible y número de carnet del funcionario que recogió y embaló las muestras
- Firma del responsable de la diligencia (Ej.: Fiscal, jefe de la Unidad Móvil, etc.)
Una vez rotuladas las muestras se deben empacar en bolsas plásticas.

HEMATOLOGIA RE-CONSTRUCTORA.

Se ocupa de la determinación e interpretación del mecanismo de producción de la imagen, Cada


mecanismo tiene imágenes sanguíneas propias que se ven alteradas cualquiera sea el factor que
las produce por las características propias del soporte.
A través del estudio meticuloso de las imágenes sanguíneas se podrá obtener una información
precisa de la forma en que se han producido los hechos; Se podrá determinar posición de la víctima
y del agresor, los movimientos realizados en el sitio de suceso, características del traumatismo y
violencia empleada, intensidad del traumatismo, arma empleada, movimientos ejecutados con ella,
incluso señalar aproximadamente o descartar al autor del delito.
Las etapas fundamentales de la investigación se aplican a los rastreos hemáticos tanto en recintos
cerrados como abiertos. En recintos cerrados se inspeccionará cuidadosamente las entradas,
salidas, forados, techos, muebles, instrumentos del delito, sospechosos, cadáveres, servicios
higiénicos, entre otros. En recintos abiertos se puede encontrar manchas de sangre en arbustos,
piedras, pastos, hojas, en la tierra, entre otros.

Manchas sanguíneas
Las manchas sanguíneas constituyen la base del estudio de la hematología forense re-
constructora estudia su mecanismo de producción, forma, extensión, situación,
cantidad, orientación, tamaño, color y aspecto.

Clasificación de manchas

1. Manchas sanguíneas por contacto:


Se produce por el contacto directo de la fuente productora y el soporte; por ejemplo:
Las manchas de la sangre de las prendas que están en contacto directo con la herida.
2. Manchas sanguíneas por escurrimiento:
La sangre se desliza por el soporte impermeable desde la fuente productora (herida), cuando el
desplazamiento se hace sobre un soporte inclinado se forma un reguero.
3. Manchas sanguíneas por goteo de altura:
Se produce al caer la gota de sangre desde la fuente productora hasta el soporte, impulsada por la
fuerza de la gravedad; de muy poca altura el contorno es regular, a medida que se aleja el contorno
se va haciendo irregular, luego presenta salientes en forma de rayos y posteriormente se aprecia
rodeada de gotas secundarias.

4. Manchas sanguíneas por proyección:


Se produce cuando la sangre es proyectada en forma más o menos violenta sobre el soporte, si se
presenta en forma de imágenes aisladas e irregulares constituye las salpicaduras gruesas y finas.
Las salpicaduras gruesas corresponden a la contusión repentina sobre una superficie sangrienta.
Las salpicaduras finas se observan generalmente en la mano del suicida que se dispara sobre la
sien.

5. Manchas sanguíneas por impregnación:


Se produce cuando la mancha de sangre traspasa la textura del soporte. Ejemplo: en caso de
una violación violenta.

6. Manchas sanguíneas por limpiamiento: Se produce cuando hay intento de limpiar la escena o bien
cuando la superficie se ve enjuagada.
Forma y posición de las manchas.

El diámetro de una mancha solo tiene valor en la estimación de la distancia de caída cuando este es
inferior a 1,5 metros. Más allá de este valor, la variación en el diámetro es demasiado reducido como
para ser confiable.
El aspecto de los bordes de la mancha solo es verdadero cuando se tiene en cuenta
las características de la superficie sobre la que ha caído la sangre.
Cuando las gotas caen perpendicularmente sobre una superficie lisa y horizontal a una distancia
menor de 50 Cm, su forma es circular con los bordes lisos.
Cuando la altura está comprendida entre los 50 y 100 Cm, los bordes ya se presentan en forma
festoneada; a una altura 100 y 150 Cm, los mismos bordes pero más aguzados.
("GOTAS SATÉLITES" a mayor altura).
Cuando las gotas caen verticalmente sobre un plano liso y oblicuo, las manchas se alargan, tanto
más cuanto más agudo sea el ángulo de la caída.

Color de las manchas de sangre.


 Una mancha seca, pero relativamente fresca, es de un color rojo intenso y de aspecto
brillante.
 El brillo desaparece bajo la acción de la luz solar, calor y diferentes condiciones
atmosféricas haciéndolas de aspecto polvoriento, deslustradas, resquebrajadas y más pálidas sobre
tejidos, el brillo es a menudos menos visible.

El rastreo en la hematología forense:


El rastreo de sangre en el sitio de suceso tiene por objeto detectar, mediante una búsqueda
metódica, toda clase de vestigio de sangre, tanto en el sitio de suceso mismo, como en el cadáver,
en vestimentas y también en el sospechoso. Una vez detectada la imagen sanguínea se aplica el
procedimiento criminalístico normal, que es protejer el vestigio para evitar que sea alterado o
borrado; fijar mediante la fotografía, planimetria y descripcion escrita; transportar vestigio al
laboratorio de criminalistica ( Cuando sea procedente); la imagen sanguinea, es decir, reconstruir su
origen y mecanismo.

Rastro en el sitio de los sucesos:


Se puede efectuar en forma radiada, a partir del punto donde en que se encuentre el cadaver. En
sitio de suceso cerrado se debe examinar la vias de entrada y salida como: VENTANAS, PUERTAS,
PASILLOS, Entre otros. Especial cuidado se observa en los pomos, manillas y pasamanos de
escaleras. Tambien se rastrea sangre en MUROS, TECHO (sangre por proyección);CUBIERTAS Y
BAJO LA CUBIERTA DE LA MESA Y SILLAS, incluso debe revisarse las PATAS DE LAS SILLAS y
las JUNTURAS DEL PISO, ya que en muchas oportunidades el sitio de suseso( especialmente en
negocios) puede haber sido lavada, pero nadie presta atencion a dicho sitio donde puede haber
sangre, y por lo tanto, no son lavados. En los sitios de suseso abierto, especialmente caminos
polvorientos, la sangre se busca soplando ligeramente los sitios sospechosos, aparece entonces la
mancha de sangre bajo el polvo. Se incluye tambien el rastreo de ARBUSTOS, PASTO, ROCAS,
HOJAS, entre otros.
SEMINOLOGIA FORENSE

El esperma total (recién emitido) es un líquido filante, cremoso, de color opalino, que tiende a
amarillo verdoso cuando pasa el tiempo. Consta de dos elementos diferentes: las células o
espermatozoides procedentes de los tubos seminíferos del testículo, y el plasma seminal, que
procede del epidídimo, próstata, vesículas seminales y glándulas de Cowper.

El líquido espermático puede ser caracterizado desde el punto de vista morfológico a través del
espermatozoide, pero no podría decirse lo mismo en cuanto a la composición del plasma seminal, el
que presenta las siguientes características bioquímicas:

 glúcidos: fructosa, ribosa, inositol, sorbitol,

 compuestos nitrogenados: gran concentración de aminoácidos libres, aminas, ergotiomína,

 componentes antigénicos: albúmina, dos o tres alfaglobulinas (una es la fosfatasa ácida y la


otra una glicoproteína), dos beta-globulinas (una de ellas es una siderofilina) y una gamma-
globulina,

 enzimáticas: fibrinolisína, amino-oxidasa, fosfatasas ácida y alcalina,

 minerales: zinc y calcio

Las manchas de semen

Las manchas seminales son aquellos espermas que son localizadas, protegidas y transportadas para
su análisis en laboratorio, para ello debe conservarse completamente la célula, es decir que la
cabeza se mantenga unida a la cola, por lo que debe evitarse fricciones o manipuleo inadecuado.

En algunos casos estas muestras de mancha seminal no contienen espermatozoide debido a la


presencia de enfermedades o senilidad; pero es posible determinar el origen seminal de una
mancha, recurriendo a la presencia de fosfatasa acida mediante un estudio de laboratorio.

Procedimiento para la identificación de las manchas seminales

Uno de los procedimientos más comunes y usados para la identificación del semen se centra en la
detección de los espermatozoides o de la actividad de la fosfatasa ácida prostática. Los métodos que
incluyen la detección de espermina, colina o antígenos del semen son los menos utilizados;
desafortunadamente, ninguno de estos procedimientos está exento de uno o más problemas.

También existen otras técnicas y métodos que son empleados en el diagnóstico genérico, que van
desde las pruebas cristalográficas, orientadas a la formación de microcristales, las técnicas
cromatográficas y electroforéticas, que hoy día han perdido el favor de los investigadores, hasta los
métodos inmunológicos a través de técnicas inmunoenzimáticas que demuestran la especificidad
proteica del órgano que las produce.

De todas formas los procedimientos citados y otros más, con mayor o menor efectividad, logran
establecer de forma cualitativa la presencia de semen; no obstante, unas técnicas pueden superar a
otras en este objetivo.

Ahora el hecho de no descubrir un espermatozoide completo, no debe conducir a la conclusión de


que la mancha no es un esperma, la no detección de células espermáticas en ellas puede atribuirse
a varias razones como ser:
 deshidratación de los espermatozoides en la mancha los hace frágiles y se rompen en
cabezas y colas.

 espermatozoides se adhieren tenazmente al tejido, resultando a menudo muy difícil su


elución.

 difusión de los espermatozoides (no es uniforme en la mancha) y cuando se emplean


técnicas de extracción y tinción directas del tejido, manchado, se corre el riesgo de investigar
una parte donde no existan espermatozoides.

También el líquido espermático puede no contener espermatozoides; es decir puede proceder de un


sujeto asospérmico o sometido a vasectomía. De este modo, la imposibilidad de detectar
espermatozoides en un material sospechoso, no contraindica el semen. En el caso de la prueba de la
fosfatasa ácida, los problemas son diferentes, pues esta enzima no es exclusiva del semen o tejido
prostático, sino que su actividad es de naturaleza ubicua.

Para la práctica forense común y cotidiana, la detección de fosfatasa ácida prostática es considerada
presuntivamente antes de un diagnóstico por muchos patólogos y especialistas forenses. La
actividad de la fosfatasa ácida en fuentes endógenas vaginales o de muchos materiales que
contienen la enzima, puede arrojar resultados positivos falsos. Esta enzima, además, declina en
actividad bajo almacenamiento a temperatura ambiente. Por esas razones, cuando pequeñas
cantidades de semen pueden estar presentes, tanto en eluidos como en manchas en ropa interior y
en exudados vaginales, la actividad de la fosfatasa ácida no puede ser atribuida exclusivamente al
semen.

Otras pruebas para la identificación del semen son también sospechosas con relación a su
especificidad; experimentos, empleando como marcadores la colina, gamma glutamil-transpeptidasa
(GGT), espermina y lactato deshidrogenasa, han presentado significativas desventajas.

Por eso se dice que es conveniente disponer de pruebas alternativas para la detección del semen.
Una buena prueba alternativa debe satisfacer diversos criterios:

 En primer lugar, debe basarse sobre la detección de un marcador del semen para el cual
pudiera demostrarse la base biológica de la especificidad.

 Esta condición virtualmente obliga a que el marcador sea una proteína, ya que la síntesis de
la proteína, está bajo un control genético directo.

 Para evitar el problema que se presenta en sujetos asospérmicos o que han sufrido una
vasectomía, el marcador debe ser un componente del plasma seminal, que es donde se
encuentra la mayor concentración de componentes proteicos.

 Un buen marcador debe ser estable en manchas y en el medio vaginal.

 Por último, ya que la dilución eficaz de semen en la mezcla vaginal postcoital podría ser
hasta de 1:2000, el marcador debe ser detectable en concentraciones mínimas.

La protección de manchas de semen

Debe haber un manejo diligente, evitando fricción, roce u otro, que puede llegar a la fractura de la
célula, por ende no perder un importante indicio debiendo observarse lo siguientes detalles:

 Cuando las manchas se encuentran en prendas (ropas, sabanas, fundas, almohadas,


toallas) se colectara toda pieza evitando dobleces y fricciones en las áreas manchadas.
 Cuando existan manchas secas o frescas y se encuentran en superficies de objetos grandes
(pisos, paredes, muebles) que dificultan su transporte se puede colectar la mancha con el
uso de agua destilada humedecida en papel filtro.

 Cuando el material seminal se encuentre en cavidades u orificios naturales como la vagina,


el recto, se procederá a colectar muestras mediante un hisopado vaginal o rectal.

 Cuando el material seminal no pueda ser enviado inmediatamente a laboratorio, el soporte


que lo contiene, será secado a temperatura ambiente antes de su embalaje.

 Cuando las muestras frescas que se hallen en gran cantidad deberán colectarse y ser
colocados en tubos de ensayo mediante el uso de pipetas y ser conservadas refrigeradas.

Formas de las manchas y rastros espermáticos

Las manchas de semen se dividen en manchas circulares y en manchas alargadas, presentando


contornos o bordes regulares o irregulares, teniendo en cuenta que:

 Cuando la víctima se encontrara de pie y casi inmóvil, caerán gotas de semen, si es que el
agresor no ha penetrado profundamente, no penetro, por lo que las manchas tomaran una
forma circular u ovoide.

 Cuando la eyaculación se produjo fuera de la cavidad vaginal, debido a movimientos de


defensa de la víctima, entonces las manchas tendrán forma alargada con indicación de la
dirección del movimiento, determinado por su parte alargada.

Los rastros de semen

Para los rastros de semen sobre los cadáveres o las víctimas de los delitos como la violación se
deben tomar en cuenta:

 El análisis de ropa (exterior e interior), la posición, orden, signos de violencias, manchas de


semen, forma y situación, presencia o ausencia de ciertas prendas de vestir, lo que nos
permite obtener datos valiosos para reconstruir el hecho del delito.

 Estudio y análisis del cuerpo, disposición de los cabellos, aspecto del órgano genital de la
víctima, regiones del cuerpo circundante que pueden presentar equimosis, cabellos
arrancados, restos de epidermis del agresor en las uñas, la presencia de manchas de
semen, todo esto nos ayudara a identificar la violencia empleada por el agresor al momento
de perpetrar el delito sexual.

 Exámenes de los orificios naturales como la vulva, ano y boca.

 La cantidad y posición de las manchas de semen, lo que nos puede indicar la posición del
cadáver o la víctima en el momento de producirse el hecho delictivo.