You are on page 1of 103

1

UNIVERSIDAD JOSE CARLOS MARIATEGUI


Facultad de Ciencias Jurídicas, Empresariales y Pedagógicas

DERECHO CONSTITUCIONAL

NACION Y ESTADO

Lozada Huaman. Sheyla Stefany


Manchego Morán. Raphael Robert
Castillo Adriazola. Eber Gamaliel
Buiza Vilca. Anibal Gustavo

III CICLO

Abog. Enzo Buendia Diaz

14 de abril del 2019


2

INDICE

INTRODUCCION .................................................................................................................................. 5

NACION Y ESTADO ............................................................................................................................ 6

NACION ................................................................................................................................................. 6

La diferencia técnica-jurídica entre estado y nación ............................................................... 7

Elementos raíces de la nación peruana .................................................................................... 9

ESTADO ................................................................................................................................................. 11

Elementos materiales o sociológicos ....................................................................................... 12

Elementos formales o jurídicos ............................................................................................... 12

TIPOS DE ESTADO .............................................................................................................................. 12

Estado constitucional ............................................................................................................... 12

Estado liberal ........................................................................................................................... 12

Democracia liberal o representativa ........................................................................................ 13

Partido único o uní partidista ................................................................................................... 13

PRINCIPIOS DEL ESTADO PERUANO ............................................................................................. 13

Democrático ............................................................................................................................ 13

Unidad ..................................................................................................................................... 13

Independencia y soberanía....................................................................................................... 13

Social ....................................................................................................................................... 13

ELEMENTOS DEL ESTADO PERUANO ........................................................................................... 13

La nación ................................................................................................................................. 13

El Territorio ............................................................................................................................. 14

El territorio de la republica ...................................................................................................... 14

La organización jurídica u ordenamiento jurídico ................................................................... 14


3

Soberanía ................................................................................................................................. 14

ESTRUCTURA DEL ESTADO ............................................................................................................. 14

Poder ejecutivo ........................................................................................................................ 14

El presidente de la republica ......................................................................................... 14

El consejo de ministros ................................................................................................. 16

Poder legislativo ...................................................................................................................... 16

El periodo parlamentario ............................................................................................... 17

Atribuciones de la comisión permanente ...................................................................... 19

El poder judicial ...................................................................................................................... 19

HISTORIA DEL ESTADO-NACION EN EL PERU ............................................................................ 20

Evangelización, alfabetización y asimilación .......................................................................... 22

La revolución militar de 1968 ................................................................................................. 23

La perspectiva actual ............................................................................................................... 24

LAS CULTURAS PREINCAS............................................................................................................... 25

EL IMPERIO INCA ............................................................................................................................... 29

EVOLUCION DEL ESTADO PERUANO EN LA LLEGADA DE ESPAÑA ..................................... 32

INDEPENDENCIA ................................................................................................................................ 43

ERA REPUBLICANA............................................................................................................................ 45

ERA DEL GUANO A LA GUERRA DEL PACIFICO ......................................................................... 49

REPUBLICA ARISTOCRATICA AL GOBIERNO REVOLUCIONARIO DE LA FUERZA


ARMADA ............................................................................................................................................... 51

LA CRISIS DE LOS OCHENTA ........................................................................................................... 55

SITUACION ACTUAL COMO ESTADO Y NACION ........................................................................ 58

CONSTITUCION POLITICA DEL PERU 1993 ................................................................................... 61

EL ESTADO, LA NACION Y EL TERRITORIO ................................................................................. 61


4

CONCLUSION ....................................................................................................................................... 64

HISTORIA DE PALACIO DE GOBIERNO ......................................................................................... 65

BIOGRAFIA DEL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA ..................................................................... 70

Estudios y grados..................................................................................................................... 71

Trayectoria profesional ............................................................................................................ 71

LA CRISIS DE PERU EN DOS VERSIONES ...................................................................................... 72

Historia peruana de la infamia ................................................................................................. 74

EL ESTADO PERUANO Y LA EXCLUSION SOCIAL ...................................................................... 78

Una breve mirada a la historia ................................................................................................. 79

La independencia: no implemento el liberalismo-capitalismo ................................................ 79

Un serio intento liberal-capitalista y una revolución frustrada ................................................ 80

El siglo XX .............................................................................................................................. 81

Conflictos, inestabilidad, revoluciones .................................................................................... 82

POR FIN… SE INTENTA TERMINAR CON EL FEUDALISMO Y LA EXCLUSION .................... 83

Nuevamente conflictos, inestabilidad, ilegitimidad del gobierno ........................................... 84

La constitución de 1979 único contrato social ........................................................................ 84

BARBARIE, SANGRE Y LOCURA EN LOS ANDES ........................................................................ 85

Estado neo liberal .................................................................................................................... 86

EL ESTADO PERUANO: UN OGRO INUTIL ..................................................................................... 87

CORRUPCION EN EL PERU: BREVE RESEÑA HISTORICA ......................................................... 89

EJEMPLOS HISTORICOS .................................................................................................................... 91

ESTADO Y CORRUPCION .................................................................................................................. 94

SITUACION ACTUAL .......................................................................................................................... 100

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS .................................................................................................... 103


5

INTRODUCCION

Los términos Estado y nación presentan en la Teoría del Estado una posición polémica,

siendo generalmente equiparados de manera errónea como sinónimos. El surgimiento del Estado,

como institución política, está ligado al proceso de división de la sociedad en clases.1 Ello

permite afirmar que es producto de la sociedad al llegar a una determinada fase del desarrollo en

que los antagonismos

de clases con intereses en pugna, hicieron necesario un poder situado, aparentemente,

por encima de esta y llamado a amortiguar el conflicto, a mantenerlo dentro de los límites del

orden. La nación como fenómeno histórico, aparece como consecuencia de la descomposición

del Feudalismo, específicamente del desarrollo y la difusión del capitalismo. En Europa

Occidental, su formación se produce por la transformación de las nacionalidades en grupos

políticos independientes como aconteció en Francia e Inglaterra. La formación de la nación en el

orden político fue la transformación de la organización política feudal descentralizada en una

organización política de carácter nacional: Estado-nación. Resulta pertinente el análisis que se

propone de las categorías Estado y nación, debido a que subsisten insuficiencias en el orden

teórico-jurídico que permiten identificarla como un mismo fenómeno. Lo cual impide la

comprensión teórica de la diferencia técnica-jurídica que existe entre ambas categorías

trascendentales para la Ciencia Jurídica y las Ciencias Políticas.


6

NACIÓN Y ESTADO

NACIÓN

La NACIÓN es la comunidad más amplia que existe y su finalidad es generar entre las

personas un vínculo de unión. La nación, además hace referencia a un conjunto de personas que

se encuentran unidas por vínculos comunes como son la lengua, la raza, la cultura o la religión.

En una nación también se comparten las costumbres y las tradiciones que van

conformando su historia. El ESTADO, por su parte, hace referencia a una agrupación humana

que habita en un territorio común y que está asociada bajo una misma autoridad y bajo unas

mismas normas que constituyen el gobierno.

De acuerdo con la forma como cada gobierno ejerce el poder, existen varias clases de

Estados: - Estados soberanos: Son los que están capacitados para manejar sus asuntos internos y

externos con plena autonomía. Así, pueden elegir su forma de gobierno y establecer sus propias

leyes. Como ejemplos de estos tipos de Estado podemos mencionar a Colombia y a Uruguay

entre otros. - Estados semisoberanos: Son aquellos que sólo pueden ejercer su soberanía interna.

No tienen soberanía externa, es decir, sus relaciones exteriores son llevadas a cabo por

otros Estados. Como ejemplo, tenemos la Federación Rusa: allí, cada Estado tiene su propio

presidente y toma sus propias decisiones internas, pero no pueden decidir sobre las relaciones

comerciales o políticas con otros Estados. - Estados vasallos: son aquellos que no están en

capacidad de ejercer soberanía interna ni externa. No gozan de libertad y permanecen unidos a

otros Estados.

Esto trae el concepto de nacionalismo, entendido como el amor y el trabajo que

desempeñamos por el progreso del suelo que habitamos. Se es nacionalista cuando se construyen
7

obras públicas, se atiende a la salud, a la educación, cuando se trabaja en la construcción de

carreteras, reservorios, etc. De esta manera, si el patriotismo es el amor por el suelo en que

hemos nacido, el nacionalismo es el trabajo incesante que ejercemos sobre este suelo en procura

de su progreso y desarrollo. Ambos contribuyen a la formación de una conciencia nacional,

porque valoramos lo que somos y tenemos, y, a una identidad nacional o sea al afianzamiento

como país cuyos caracteres lo distinguen de los demás.

La diferencia técnica-jurídica entre Estado y nación:

Aunque es inexorable el vínculo que existe entre las categorías Estado y nación, ambas

no pueden ser equiparadas en cuanto a su carga semántica, puesto que distan la una de la otra

respecto a sus marcos conceptuales y sus caracteres fundamentales.

En tal sentido, se precisa aclarar que cuando se hace referencia al Estado, el mismo es

situado en el plano de las instituciones políticas donde se concentra el poder; en cambio cuando

se alude a la nación, esta es situada en el plano de los ciudadanos, o del pueblo, y no solo del

pueblo como origen del poder político, sino del pueblo como conjunto de individuos unidos por

rasgos y sentimientos comunes.

La nación es el género y el Estado la especie. Lógicamente el Estado como ente político

de una sociedad, requiere del elemento poblacional, es decir, de un conjunto de habitantes que

ocupen un territorio determinado, para ejercer su poder político público soberano.

Ello permite afirmar que puede existir una nación sin Estado, pero nunca un Estado sin

nación, ya que necesita de la misma para desempeñarse; el Estado es un elemento de la nación,

mas no la nación un elemento del Estado.


8

De lo anterior se colige que una de ambas categorías posee carácter determinante con

respecto a la otra. Esta categoría es la nación, en tanto el Estado apela a los ciudadanos que la

integran, en nombre de los cuales, actúa o pretende actuar, y en consecuencia, los mismos

contribuyen a dar una forma determinada a ese Estado, con sus acciones y sus reacciones.

Ahora, resulta evidente la diferencia conceptual que existe entre ambos términos, toda

vez que el Estado es la organización política de la sociedad que sirve de instrumento en la lucha

de clases y que responde a los intereses de la clase económicamente dominante.

Por otro lado, la nación es el conjunto de habitantes que comparten un determinado

territorio, vínculos históricos, tradicionales y culturales y una misma organización política, o sea,

un mismo Estado. Por ello, la nación ha de ser entendida como el conjunto de ciudadanos que

elige, configura y controla la esfera política, la cual está integrada por el Estado y el gobierno.

A su vez es el conjunto de ciudadanos que acata las órdenes de la esfera política, pero es

también el sentimiento de pertenencia a una cultura, a una historia y a un pueblo en particular.

En torno al origen de las categorías en cuestión, es preciso apuntar que el Estado surge a partir de

la escisión de la sociedad en clases sociales antagónicas.

La nación, en cambio, surge a partir del desarrollo de la burguesía, las ciudades y la

situación monetario-mercantil, condicionada además por la aparición de un mercado único. De

ello resulta completamente constatable el origen disímil de ambas categorías, toda vez que el

surgimiento de la nación tiene como pilares fundamentales el desarrollo y la difusión del

capitalismo, en tanto el Estado surge cuando apenas se configura la formación socio-económica

esclavista.
9

Al referirse al Estado, se está ante un fenómeno político, histórico y social. En cambio,

aun cuando la nación es un fenómeno con carácter histórico y sociológico, no presenta el rasgo

político. Por otro lado, el Estado tiene un matiz esencialmente político, amén de sus líneas

funcionales económica, social, cultural e ideológica. Sin embargo, en la nación prevalece un

matiz substancialmente cultural, social y territorial. Para concluir es necesario señalar que la

supervivencia o el éxito del Estado depende en buena medida de la fortaleza de la nación, o de la

inexistencia de conflictos alrededor del concepto de nación que lo sustenta.

Un ejemplo ilustrativo de ello es que la legitimidad de los Estados democráticos no

depende únicamente de la aceptación de la democracia o de la idea de que ese sistema es el

mejor de los posibles, sino también del consenso alrededor de la nación política que agrupa a

todos los ciudadanos y del consenso sobre la lealtad a ese Estado.

Elementos Raíces De La Nación Peruana:

Los elementos raíces de nuestra población los encontramos:

En el antiguo Perú, que nos va a otorgar el elemento aborigen, cuya raigambre se

proyecta hasta los primeros grupos culturales que se asentaron en nuestro suelo. Allí hallaremos

las manifestaciones primigenias de nuestra nacionalidad.

Elemento aborigen e indígena que, después, van a expresarse con mayor claridad en la

época del Tahuantinsuyo, cuyo sistema político, social y económico, determinó la estructuración

de una alta cultura en la que sus manifestaciones, pese al impacto de los rasgos culturales

occidentales, traídos por los españoles, subsistieron y aún se mantienen como elementos

integrantes de nuestra sociedad.


10

En la época virreinal, cuando se implantan en nuestro suelo las costumbres e

instituciones españolas que, al impacto de un nuevo ambiente, de un nuevo paisaje, de una nueva

realidad, van perdiendo, paulatinamente, sus caracteres originales para, de esta manera, adaptarse

y afianzarse en nuestro suelo. En idéntica forma, el poblador que así viene, va estructurando un

nuevo espíritu, una nueva alma que lo identifica con este territorio y con esta nueva patria que va

surgiendo. Nación y Patria que encuentran su rotunda materialización al procederse a la

emancipación política del dominio español. El territorio. Es otro elemento raíz constitutivo de la

Nación Peruana. El nos otorga el carácter geográfico, de localidad, área o región.

El territorio nos concede, precisamente, ese amor a lo nuestro; nos identifica con

nuestros paisajes, con nuestra flora y fauna. El nos indica, pues, el lugar de origen de nuestros

antepasados y de nosotros mismos; de allí emana ese sentimiento espiritual que nos liga,

indestructiblemente, a todos los peruanos donde quiera que nos encontremos, donde quiera que

haya transcurrido el tiempo y donde quiera que sea la circunstancia por la que haya que

atravesar, puesto que hay que considerar que para la existencia de una nación es computable su

población en común, aun cuando ésta se encuentre diseminada, por diversos motivos, en las

distintas partes del mundo.


11

ESTADO

El Perú nace como Estado1 independiente en 1821 y aprueba su primera Constitución

Política en 1823. Se conforma sobre un pueblo plural en raza y cultura que, si bien le otorga una

riqueza inusual, también le fija ciertos límites como producto de diferencias y desintegración. El

Estado es uno e indivisible, aunque haya regiones o provincias. El Estado es un concepto político

que se refiere a una forma de organización social soberana. Está formada por un conjunto de

instituciones que tiene el poder de regular la vida sobre un territorio determinado.

El Estado Peruano es la entidad que ejerce el gobierno en la República del Perú. La

estructura del Estado está definida en la Constitución política del Perú aprobada mediante

referéndum y promulgada a finales de 1993 y vigente desde el 1 de enero de 1994.

El Gobierno nacional o Gobierno Central está compuesto de tres sectores diferenciados

e independientes, llamados Poderes: el Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo (el Congreso

Nacional) y el Poder Judicial; además de otros organismos estatales de funciones específicas

independientes de los Poderes.

Nuestra C.P.P en su art. 44º señala que son deberes primordiales del Estado:

✔ Defender la soberanía Nacional.

✔ Garantizar la plena vigencia de los Derechos Humanos.

✔ Proteger a la población de las amenazas contra su seguridad.

✔ Promover el bienestar general que se fundamenta en la justicia y en el desarrollo integral

y equilibrado de la Nación.

1
El Estado es la nación jurídica y políticamente organizada sobre un determinado territorio, el cual generalmente
es propio.
12

✔ Establecer y ejecutar la política de fronteras y promover la integración, particularmente

latinoamericana, así como el desarrollo y la cohesión de las zonas fronterizas, en

concordancia con la política exterior.

Elementos materiales o sociológicos

● Una población.

● Un territorio definido.

● Una organización político-económica.

Elementos formales o jurídicos

● La soberanía estatal.

● El reconocimiento como sujeto internacional.

TIPOS DE ESTADO

● Estado Constitucional: Surgió en Inglaterra a mediados del s. XVII. Nació del intento

de poner límites a las decisiones políticas de los monarcas absolutos. Sus propulsores

consideraban que el alcance del Estado debía restringirse con el objetivo de asegurar a

cada ciudadano al máximo grado de libertad posible, y esto se lograba con el

establecimiento de una constitución.

● Estado Liberal: Fue surgiendo a lo largo del s. XIX como parte del intento de crear una

esfera privada independiente del Estado. Sus pilares más importantes son: el

constitucionalismo, la propiedad privada y la economía de mercado competitiva, junto

con un modelo de familia específicamente patriarcal. En el mundo occidental, los Estados

fueron primero liberales y tardíamente democrático-liberal


13

● Democracia Liberal o Representativa: Su rasgo más importante es que las decisiones

que afectan a la comunidad no las toman todos sus miembros sino un subgrupo de

representantes elegidos. Se constituye en la forma dominante del Estado moderno en el s.

XX.

● Partido Único o Uní partidista: su principio subyacente es que solo un único partido

puede ser la legítima expresión de la voluntad general de la comunidad. Es el caso de los

sistemas comunistas

PRINCIPIOS DEL ESTADO PERUANO

a) Democrático: Ya que el poder emana del pueblo según la C.P.P y las Leyes.

b) Unidad: Ya que es único e indivisible, según el art.43.

c) Independencia y Soberanía: Por ser autónomo, no depende de otros países. Tiene

dominio y ejerce autoridad suprema sobre su jurisdicción.

d) Social: Orientado por los valores de solidaridad y fraternidad. En el Perú Antiguo

tenemos la MINKA "Todos para uno y uno para todos". Y el AYNI "Hoy por ti mañana

por ti".

ELEMENTOS DEL ESTADO PERUANO

a) La Nación: Es la población o grupo de personas que residen dentro de un espacio

geográfico determinado. Este grupo posee ciertos vínculos que los mantienen unidos

como, por ejemplo: costumbres, su unidad idiomática, su fe religiosa, su pasado, sus

anhelos e ideales comunes.


14

b) El Territorio: Es el espacio geográfico donde reside este grupo de personas. Nuestra

C.P.P señala que el territorio del Estado es inalienable e inviolable. Comprende el suelo,

el subsuelo, el dominio marítimo y el espacio aéreo que lo cubre.

c) El territorio de la República se divide en regiones, departamentos, provincias y

distritos, en cuyas circunscripciones se ejerce el gobierno unitario de manera

descentralizada y desconcentrada.

d) La Organización Jurídica u ordenamiento jurídico: Se establece mediante una serie

de leyes, instituciones, etc. Que dan continuidad al aparato del Estado.

e) Soberanía: Es la potestad que tiene el Estado de hacer que dentro de su territorio impere

sus leyes y las decisiones de su gobierno. Es necesario recordar que la soberanía es

entendida en el plano jurídico, político y económico.

ESTRUCTURA DEL ESTADO

El Estado peruano se organiza según el Principio de "Separación de Poderes".

a) Poder Ejecutivo: Es el órgano encargado de dirigir y ejecutar la marcha política del

país. Es decir, de hacer cumplir las leyes y ejecutarlas. Tiene a su cargo la

administración pública y el mantenimiento del orden.

Está conformado por dos niveles internos que son: El Presidente de la República y el Consejo

de Ministros.

El Presidente de la República: Es el Jefe del Estado y personifica a la Nación. El

juramento de ley y la asunción del cargo se realiza ante el Congreso el 28 de julio del

año en que se realiza la elección.


15

Los Requisitos para ser Presidente son:

● Ser mayor de 35 años.

● Peruano de nacimiento.

● Gozar de derecho de sufragio.

● Estar inscrito en la RENIEC.

1. Cumplir y hacer
cumplir la
Constitución, los
tratados, leyes y
demás
disposiciones
legales.
2. Velar por el
7. Conceder
orden interno y la
indultos y
seguridad exterior
conmutar penas.
de la República.

Le
corresponde 3. Convocar las
elecciones para
al Presidente Presidente de la
de la República y para
representantes al
6. Regular tarifas República: Congreso, así
arancelarias.
como para alcaldes
y regidores y
demás
funcionarios que
señala la ley.
4. Presidir el
Sistema de
defensa Nacional y
organizar,
5. Negociar los distribuior y
empréstitos. disponer el
empleo de las
Fuerzas Armadas y
de la Policía
Nacional.

La Presidencia de la República vaca por:

● Muerte del Presidente de la República.

● Su permanente incapacidad moral o física declarada por el Congreso.


16

● Aceptación de renuncia por el Congreso de la República.

● Salir del territorio nacional sin permiso del Congreso o no regresar al dentro

del plazo fijado.

● Destitución, tras haber sido sancionado por alguna de las infracciones

mencionadas en el art. 117º de la C.P.P.

El Consejo de Ministros: Es un organismo integral compuesto por el Presidente de la

República (que lo preside cuando asiste a sus sesiones) y por todos los Ministros de

Estado.

Son funciones • 1. Ser después del Presidente


de la República, el portavoz
del Presidente autorizado del gobierno.
del Consejo • 2. Coordinar las funciones de
los demás Ministros.
de Ministros:

b) Poder Legislativo:

Es el órgano encargado de dar leyes, modificarlas, interpretarlas y derogarlas. Está

representado por el Congreso de la República.

El Congreso de la República es el órgano representativo de la nación de realizar

funciones legislativas, control político y las demás que establece la C.P.P. Es unicameral
17

y está integrado por Ciento veinte Congresistas, elegidos en forma democrática y de

acuerdo a Ley.

El Periodo Parlamentario: Se pueden conceptualizar como el tiempo limitado dentro

del cual los representantes ante el Poder Legislativo en sesiones abiertas o cerradas,

ordinarias o extraordinarias.

● Periodo Anual de Sesiones: comprende desde el 27 de julio de un año hasta el 26 de

julio del siguiente año.

● Periodos Ordinarios de sesiones: son aquellas divisiones del periodo anual de

sesiones en dos periodos o legislaturas: la primera que se inicia el 27 de julio y

termina el 15 de diciembre y la segunda empieza el 01 de marzo del siguiente año y

termina el 15 de junio.

● Periodo de sesiones extraordinarias: que como lo indica su nombre son sesiones que

se realizan en periodos anteriores o posteriores a los periodos ordinarios de sesiones

o en fechas programadas de las sesiones del Pleno.


18

Dar Leyes y resoluciones legislativas, así como interpretar,


modificar o derogar las existentes.

Velar por el respeto de la Constitución y de las Leyes y disponer lo


conveniente para hacer efectiva la responsabilidad de los
infractores.

Aprobar los tratados de conformidad con la Constitución.


Congreso de la República:

Aprobar el presupuesto y la Cuenta General de la República.


Son atribuciones del

Autorizar empréstitos, conforme la Constitución.

Ejercer el derecho de Amnistía.

Aprobar la demarcación territorial que proponga el Ejecutivo.

Prestar consentimiento para el ingreso de tropas extranjeras en el


territorio de la república, siempre que no afecte, en forma alguna,
la soberanía nacional.

Autorizar al Presidente de la República a salir del país.

Ejercer las demás atribuciones que le señale la Constitución y las


que le son propias de la función legislativa.
19

Atribuciones de la Comisión Permanente:

● Designar al Contralor General a propuesta del Presidente de la república.

● Ratificar la designación del Superintendente del Banco Central de Reserva y

Superintendente de Banca y Seguros.

● Aprobar los créditos suplementarios y transferencias y habilitaciones del

presupuesto, durante el receso parlamentario.

● Ejercitar la delegación de facultades legislativas que el Congreso le otorgue.

c) Poder Judicial:

Es el órgano del Estado encargado de administrar justicia mediante la aplicación de las

Leyes.

Con sede en Lima y su competencia se extiende a todo el país, ve los casos juzgados en última
La Corte Suprema de instancia. El art. 144º de la C.P.P señala " El Presidente de la Corte Suprema lo es también del
Poder Judicial, la Sala Plena de la Corte Suprema es el máximo órgano de deliberación del
Justicia: poder Judicial". Esta integrado por 18 vocales Supremos.

Tiene su Sede en cada Capital de los distritos


La Corte Superior de judiciales y conoce en segunda instancia las
Justicia
causas civiles.

El poder Judicial se Juzgados Civiles


organiza de la
siguiente manera:
Juzgados Penales

Juzgados de Trabajo

Los Juzgados Especializados y


Mixtos: EN las provincias
respectivas.
Juzgados Agrarios

Juzgados de Menores

Juzgados de Paz
Letrados

Juzgados de Paz
20

HISTORIA DEL ESTADO-NACIÓN EN EL PERÚ

Al principio del siglo xv, el Estado inca controlaba un vasto territorio que comprendía el

sur de Colombia, Ecuador, Perú, una gran parte de Bolivia, un tercio de Chile y el norte de

Argentina. El poder de los incas estaba centrado en la dominación económica, el pago de

impuestos y el control político de las poblaciones dominadas con la complicidad de las élites de

los diferentes grupos étnicos.

Aun cuando el quechua fue impuesto como lengua oficial, el Estado admitió la

supervivencia de un centenar de lenguas indígenas, con lo cual se respetaron las prácticas

culturales y religiosas de los pueblos dominados.2

La época colonial, del siglo xvi a principios del siglo xix, estuvo caracterizada por una

política de asimilación forzada mediante la evangelización de los indígenas. La Santa Inquisición

se encargó de la represión de toda manifestación religiosa y cultural diferente a la oficial.13 En

la Escuela de Príncipes, la educación oficial, destinada a los colonos, acogió a los hijos de los

jefes indígenas que colaboraron con la colonización. Esta educación oficial, en castellano,

promovió solamente la cultura dominante.

En respuesta a este proceso de dominación, se organizó una resistencia cultural ante la

colonización del imaginario indígena, promovida por la cultura oral, que se apoyó en la

preservación de los mitos y las tradiciones. Entre 1742 y 1781, se desarrollaron importantes

rebeliones indígenas como las de Juan Santos Atahualpa (que surgió en los Andes y terminó

resistiendo en el Gran Pajonal, en la Amazonía, sin poder ser totalmente derrotada), Túpac

Amaru y Túpac Katari.

2
Rostworoski 1988; Espinoza 1981; Espinoza 1986; Espinoza 1990.
21

Al final del siglo XVIII, después de la sangrienta represión de las rebeliones indígenas,

fue prohibido el acceso a las escuelas a los indígenas, debido a que los principales dirigentes

indígenas habían sido formados por las Escuelas de Príncipes. Desde esta época, existe el dicho

criollo: «indio educado, demonio encarnado; indio instruido, demonio perdido». Después del

cierre de las escuelas para los indígenas, el mito de la escuela para los indígenas puede traducirse

en el pensamiento indígena y mestizo como: «saber leer y escribir es vivir en el mundo de las

luces; no saber leer y escribir es quedarse en el mundo de las tinieblas». La escolarización se

convierte en la vía obligada para poder defender los derechos en una sociedad que privilegia la

cultura escrita.

En 1821, la República del Perú fue fundada siguiendo el modelo político del Estado-

nación y de la ciudadanía desarrollado por la Revolución Francesa. Entre 1823 y 1826, estuvo

constituida por una élite de criollos descendientes de los colonizadores que renunciaron a su

dependencia política de España, pero no a la explotación de territorios ni a la dominación de los

pueblos indígenas que vivían en el territorio del nuevo Estado. Los indígenas serán los únicos

contribuyentes que financiarán esta nueva política, la que les negará, en el marco de un

colonialismo interno, todo derecho de participación política y social.

En un Estado republicano, «ser ciudadano» significa saber leer, escribir y ser propietario

individual, condiciones primordiales de la «integración» a la nueva República. Sin embargo, para

los indígenas, es imposible acceder a estas condiciones. Después del fin de las rebeliones del

siglo XVIII, la escuela fue casi inaccesible y los territorios indígenas eran considerados como

propiedades colectivas.
22

En 1856, la República decretó la abolición del tráfico de esclavos africanos. La

población de origen africano en el Perú es minoritaria, contrariamente al Brasil, Colombia, Cuba

o el Caribe. Después de esta prohibición, se inició el tráfico de poblaciones del sur del Asia,

principalmente de chinos originarios de la región de Cantón, traídos por la intermediación de

comerciantes portugueses establecidos en la isla de Macao. En 1986, se inició la inmigración

oficial de trabajadores japoneses.

Durante la década de 1920, el surgimiento de un movimiento intelectual de defensa de

los indígenas incitó al gobierno a crear una oficina de asuntos indígenas y el patronato de la raza

indígena, que fue presidido por el arzobispo de Lima, que constituyó el primer espacio donde los

indígenas pudieron expresarse. El siglo xx se caracterizó por la continuación de una política de

asimilación, segregación y discriminación racial que impregnó a todas las instituciones y la vida

cotidiana de la sociedad peruana.

 Evangelización, alfabetización y asimilación:

A mediados del siglo xx, llegaron al Perú las misiones religiosas norteamericanas del

protestantismo fundamentalista bajo la cobertura académica del Instituto Lingüístico de Verano

‘Summer Institute of Linguistics’ (ILV/SIL), ligado a ciertas universidades norteamericanas

financiadas por diversas instituciones religiosas, empresas privadas y programas del

Departamento de Estado de los Estados Unidos de Norteamérica.

En 1952, por decreto gubernamental, el proyecto de alfabetización bilingüe de los

pueblos indígenas de la Amazonía fue confiado al Instituto Lingüístico de Verano. Para el Estado

peruano, el interés era asimilar a los pueblos indígenas mediante los programas de alfabetización

en castellano como lengua vehicular que articule su programa de integración nacional. Para los
23

misioneros, el programa de alfabetización se limitaba a la traducción en lenguas indígenas de sus

textos evangélicos.

 La revolución militar de 1968:

En 1968, el gobierno militar revolucionario tomó el poder del Estado y decretó una

reforma agraria, considerada como la más radical en la historia de América Latina. Dicha ley

estipulaba la conversión de las grandes propiedades agrícola en cooperativas campesinas. Ese

gobierno militar concebía la integración como la participación de todos los sectores de la

sociedad peruana en las decisiones políticas y económicas, y reconocía el carácter multicultural y

multilingüe de la sociedad peruana. El quechua y las otras lenguas indígenas eran reconocidas

como lenguas oficiales; se proponía, incluso, que el estudio del quechua fuese considerado en los

programas escolares y universitarios. Una reforma educativa acorde con estos planteamientos

anteriores buscaba consolidar las decisiones mencionadas.

Un decreto gubernamental acordó la participación de los analfabetos en las elecciones

políticas, disposición muy significativa en la medida en que un gran sector de la población

pertenecía a esta categoría. Esta medida fue seguida por el reconocimiento, en 1973, de los

derechos territoriales de las comunidades indígenas y, en 1975, el gobierno se pronunció por la

expulsión del Instituto Lingüístico de Verano.

Todas estas medidas políticas, que crearon una gran expectativa de apertura y una

voluntad política de cambiar profundamente las estructuras de la sociedad peruana, fueron

frustradas por el golpe militar, presidido por el general Francisco Morales Bermúdez. Este nuevo

poder rechazó todas las medidas económicas, políticas, sociales y culturales que habían sido

promulgadas y restauró, así, el viejo orden neocolonial.


24

El Perú sufrió la emergencia de una enorme violencia política entre 1982 y 1997, que

era la expresión de un conflicto social no resuelto provocado por la explotación económica, la

discriminación racial y la marginación de sectores mayoritarios de la sociedad peruana. La

insurrección de grupos armados se originó en las regiones más pobres con una fuerte densidad de

población indígena.

 La perspectiva actual:

Entre 1990 y 1998, el principio del período presidencial de Alberto Fujimori estuvo

marcado por la implantación de un programa político neoliberal que cuestionó de nuevo la

propiedad ancestral de los territorios de las comunidades indígenas, sobre todo en la Amazonía,

región muy rica en recursos naturales como oro, petróleo y gas, los que interesan a las

multinacionales que buscan estos valiosos recursos.

En la región de la costa y los Andes, se produjo la privatización de los complejos

agroindustriales, que habían sido estatizados en 1968. En este período, en lo social, se

desmantelaron los servicios sociales, médicos y educativos, y se destruyó el mercado de trabajo,

debido a la reestructuración económica impuesta por la aplicación de programas neoliberales.

Este proceso fue la causa de la explosión de la desocupación y el deterioro de los sectores pobres

y medios.

La puesta en práctica de una política neoliberal engendra y acentúa un Estado

autoritario. El Estado-nación, en tanto que modelo político, se inscribe en esta perspectiva. La

reducción de una gran parte de los espacios democráticos es inherente y caracteriza este proceso.

El Perú actual es incapaz de ofrecer las condiciones necesarias para la integración

socioeconómica y el respeto de la pluralidad.


25

LAS CULTURAS PREINCAICAS

La primera gran conquista de este espacio andino comenzó hace unos veinte mil años,

cuando los descendientes de los inmigrantes originales atravesaron el puente de tierra en lo que

hoy es el Estrecho de Bering, entre los continentes de Asia y América y llegaron a Sudamérica.

A lo largo de varios milenios, los cazadores-recolectores se dispersaron desde su cabeza

de puente en Panamá para poblar toda América del Sur. Entre los años 11.000 y 8000 a. C., un

pueblo que recolectaba mariscos en los pantanos de manglares cercanos estableció campamentos

en los valles de Piura-Chira, en el norte peruano.

Más al sur, en la región casi desértica alrededor del actual Trujillo, entre los años 10.000

y 7000 a. C. los pescadores alanceaban a su presa en los arroyos y ensenadas que se abren en el

océano Pacífico utilizando puntas de piedra finamente talladas. Al este de los Andes, en la

Cueva de Guitarrero, cerca del río Santa y frente al Callejón de Huaylas, los primeros peruanos

comían vizcachas, tinamou (un ave sudamericana), palomas y venados, así como tubérculos,

calabazas y lúcuma (una fruta).

También fabricaban esteras y contenedores de malla, tal vez domesticaron los fríjoles y

el ají, y cazaban la vicuña en la alta puna, a cuatro mil metros sobre el nivel del mar. Lo más

notable es que estos tempranos habitantes de cavernas crearon el arte peruano más antiguo en las

paredes de sus campamentos, versiones pictóricas de la caza, así como diseños geométricos en

rojo y negro.

Entre los años 5700 y 2800 a. C., los habitantes de Paloma, justo al sur de Lima, vivían

en chozas ovales semisubterráneas hechas con postes de caña y totora. Ellos consumían pescado

del mar, cultivaban tubérculos, calabaza y fréjo-les, y cazaban en las lomas vecinas utilizando
26

diversos implementos. La tasa de mortalidad infantil era elevada (cuarenta y dos por ciento) y la

esperanza media de vida oscilaba entre veinte y treinta y cinco años. La población de Paloma

cortó los árboles de las lomas, privándolas de la humedad y secándolas, constituyendo, un

temprano caso de sobreexplotación del medio. Hacia el año 2500 a. C. comenzaron a surgir

pequeñas aldeas pobladas por granjeros y pescadores en los fértiles valles ribereños de la costa

norte pe-ruana.

Ellas marcaron el paso de los campamentos de cazadores-recolectores a asentamientos

más permanentes. Estos antiguos peruanos vivían en simples casas de adobe, cultivaban papas,

fréjoles, algodón, con el que tejían su ropa y pescaban en el vecino mar. El catalizador para el

desarrollo subsiguiente de las civilizaciones más complejas fue la introducción de un cultivo

anual —el maíz— y el desarrollo de la irrigación, logros que datan de los años 3000 a 1800 a. C.

Ambos desarrollos sirvieron para estabilizar la provisión alimenticia y producir

excedentes, los que a su vez nivelaron la población y liberaron mano de obra para emprender

tareas más especializadas como la construcción de elaborados centros ceremoniales y la

manufactura de diversas artesanías.

La difusión de la irrigación permitió a los pueblos costeños trasladar sus asentamientos

tierra adentro desde la costa, subiendo por los valles a las estribaciones de los Andes. La

construcción de canales de irrigación les permitió cultivar y cosechar más de un producto al año.

Aparte del maní y los fréjoles aparecieron nuevos cultivos tales como la palta, la papa, el camote

y el maní, así como el algodón.

Además, con la provisión cada vez mayor de mano de obra se construyeron grandes

centros ceremoniales con pirámides y otras edificaciones monumentales. Por último,


27

aproximadamente hacia el año 1800 a. C. se introdujo y desarrolló la cerámica, cuya tecnología

probablemente provino de la región amazónica o del norte de Sudamérica. En este medio cada

vez más especializado apareció un estrato importante de artesanos, que tejían textiles de algodón

y fabricaban cerámica a gran escala.

Un desarrollo similar se produjo en la sierra en lo después se conocería como el

Temprano Periodo Cerámico, aunque fue menos imponente que en la costa y más dependiente de

una mezcla de agricultura, pastoreo y caza. Los camélidos que poblaban el altiplano no

solamente brindaron proteínas importantes a la dieta de los serranos y fibras para su vestimenta,

sino que también sirvieron como bestias de carga que podían recorrer el difícil terreno

montañoso. Una gran catástrofe hizo que los centros del Temprano Periodo Cerámico de la costa

fueran abandonados repentinamente.

Las evidencias sugieren que fue provocada por un gran cambio climático hoy conocido

como El Niño. Las aguas del océano Pacífico normalmente frías en esta región (la Corriente de

Humboldt) son calentadas de tiempo en tiempo por corrientes profundas que desatan fuertes

lluvias en el norte y sequía al sur.

Los arqueólogos especulan que los peces desaparecieron de la costa al quedar privados

de los nutrientes de aguas profundas, y que las lluvias torrenciales dañaron los sistemas de riego

y agrícolas, provocando pestes, enfermedades y despoblamiento.


28
29

EL IMPERIO INCA:

La zona central andina de la América del Sur es uno de los ámbitos más ricos en

vestigios de importantes civilizaciones antiguas en todo el mundo. En la antigüedad existieron en

esta zona varias culturas muy desarrolladas que, desde muchos siglos antes del comienzo de

nuestra, era fueron apareciendo y desapareciendo y superponiéndose unas a otras, hasta llegar a

confluir todas en una sola, que se convertiría en una de las más importantes civilizaciones de

todos los tiempos: el imperio Inca.

Aproximadamente a partir del año 1200 a. C. comienzan a desarrollarse las primeras

culturas en la zona de la costa norte del actual Perú. Es en esta época cuando empiezan a surgir

los primeros indicios del nacimiento de núcleos poblacionales, pequeñas aldeas que configuran

los primeros antecedentes del urbanismo andino. Con el correr de los años, los centros religiosos

se van transformando en populosos núcleos urbanos que albergan residencias, mercados, y

órganos administrativos, políticos y religiosos.

La economía de estos centros se apoyaba primordialmente en el desarrollo y control de

grandes extensiones territoriales dedicadas a la economía agrícola y la ganadería, mientras que el

mantenimiento específico de los órganos de poder residía en un sistema de tributación del pueblo

que incluiría no sólo la aportación de materias primas sino también de la prestación de labores en

obras públicas, o prestando servicios a las clases dirigentes.

Se estima que estas clases llegaron a tener riquezas extraordinarias, hecho comprobado

con los hallazgos arqueológicos, especialmente de tumbas de señores de la cultura Moche, entre

otros. Precisamente esta cultura fue una de las más importantes de la era pre incaica, habiéndose

iniciado en la zona de los valles de Chicama y Moche, para luego, alrededor del año 200 a. C.

comenzar a expandirse hacia otros valles. Otras civilizaciones de importancia comenzaron a


30

aparecer en diferentes zonas desde el norte de Perú hasta la actual Bolivia, que con el correr de

los siglos desarrollarían las bases de la cultura incaica.

Pueblos como la civilización Moche, Tiawanaku, Nazca y Chimú, dejaron todo su

bagaje cultural como herencia a aquellos que se encargarían de llenar su espacio y desarrollar

una cultura que iba a ocupar el lugar, político y territorial, de todas ellas, llegando a convertirse

en una de las más importantes civilizaciones de todos los tiempos.

El apogeo de las civilizaciones

andinas precolombinas fue la

construcción, por parte de los incas, de un

imperio que abarcó una tercera parte del

continente sudamericano y alcanzó un

nivel de bienestar material general y

sofisticación cultural que rivalizó, o tal

vez incluso sobrepasó, el de muchos otros grandes imperios de la historia mundial, sim embargo

parecería que los incas o quechuas no eran sino uno de los diferentes grupos de base étnica de

distintas dimensiones, dispersos por todo el paisaje andino luego de la caída de las civilizaciones

Tiahuanaco y Huari al-rededor del primer milenio de nuestra era. Este periodo, el llamado

Intermedio Tardío o pre inca, se extendió aprox. entre los años 1000 a 1400 d. C. Se caracterizó

por una relativa fragmentación y dispersión de la población como pequeñas naciones, así como

por la ausencia de toda gran concentración urbana, marca distintiva del anterior Horizonte

Medio, entre los años 600 y 1000 d. C.

Una escuela tradicional sostiene que ellos se originaron en la región del lago Titicaca,

desde donde se comenzaron a expandir gradualmente, ingresando (tal vez invadiendo) al valle
31

del Cuzco ya en el año 1200 d. C. Sin embargo, la concepción predominante es que los incas no

fueron invasores del valle, sino que en realidad habían vivido allí cientos de años, y que más

tarde comenzaron a someter e incorporar a diversos otros pueblos también asentados en la región

del Cuzco. Estos grupos comprendían a los huallas, sausirays, alca- vizas y ayarmacas, a cuyas

élites se les concedió el título de «incas de privilegio». De este modo se le incorporó al

funcionamiento del incipiente Estado incaico a través de un sistema de ayllus de la realeza.

En su religión, Pachacútec instituyó cambios en la religión politeísta de los incas. Ellos

no solamente sirvieron para reforzar su poder temporal, sino que fueron además una expresión

del incipiente imperialismo incaico. En el Cuzco, Pachacútec reconstruyó el palacio de

Coricancha, antes residencia de los reyes incas, convirtiéndolo en un gran santuario dedicado al

culto de Inti, el dios sol.

El sistema de gobierno incaico era piramidal, al igual que su sistema de clases, teniendo

en su cima al emperador, quien gobernaba por derecho divino y al cual se adoraba como deidad.

Por debajo de él se encontraban los apus, prefectos a cargo de los cuatro cuadrantes en que

estaba dividido el imperio. Por debajo de ellos, a nivel provincial, estaban los gobernadores,

escogidos entre la élite, y a nivel local los curacas, los señores étnicos tradicionales leales al

dominio inca.

Los primeros residían en los principales centros provinciales, ubicados

estratégicamente a lo largo del imperio; tenían funciones judiciales y administrativas, y también

supervisaban a los curacas, viajando en literas para inspeccionar su jurisdicción.

El dominio de un curaca variaba desde una aldea de un par de centenas de habitantes a

una concentración mucho más grande de territorio. Su tarea más importante era movilizar los
32

trabajadores de la mita para que cumplieran con las funciones militares y civiles del Estado. Los

curacas también tenían derecho a usar la tierra y podían recurrir al trabajo comunal para

cultivarla. Por último, ellos eran responsables de la asignación de los campos comunales al

pueblo, según las dimensiones de la familia.

En tanto señor étnico tradicional, el curaca retuvo la lealtad de su comunidad mientras

gobernaba a instancias de los incas. En este sentido, fueron intermediarios en el sistema imperial

articulando las relaciones entre la clase dominante incaica y el Estado, de un lado, y su propia

parentela y comunidad, del otro.

EVOLUCIÓN DEL ESTADO PERUANO EN LA LLEGADA DE ESPAÑA

El arribo al corazón del Tahuantinsuyo de la pequeña pero intrépida banda de

conquistadores liderada por Francisco Pizarro en 1532, fue un suceso definitorio no sólo para la

historia de la Sudamérica andina, sino para todo el mundo. Por un lado, representó una etapa

temprana en el choque en curso entre Occidente y los pueblos no occidentales, que durante los

cuatro últimos siglos ha sido un tema dominante en la historia universal.

Al mismo tiempo, incorporó a los Andes, que habían estado aislados por milenios, a las

corrientes más amplias del desarrollo mundial. Sin embargo, lo hizo con devastadoras

consecuencias para los pueblos nativos, que por azar carecían de inmunidad biológica contra los

virus introducidos por los invasores del Viejo Mundo.

Por otro lado, la invasión española del Perú alteró radicalmente el curso de la historia

andina. La captura relámpago del emperador Inca Atahualpa por parte de Pizarro en la plaza de

Cajamarca, una portentosa tarde de noviembre en 1532, y la sangrienta masacre de su gran


33

séquito militar, decapitaron, de hecho, al jefe de un imperio dividido que aún no había

consolidado del todo su control de una enorme extensión de la Sudamérica andina.

El resultado fue la apertura del imperio a las fuerzas del cambio radical y la

«desestructuración», cuyas repercusiones actualmente siguen resonando en los Andes.

Francisco Pizarro, un hidalgo con mejillas hundidas y barba rala de Trujillo, en

Extremadura, representaba al típico aventurero arribista llegado a América luego del

«descubrimiento» de Colón, en busca de fortuna. Según Varón Gabai (1997), era el hijo

ilegítimo de un hidalgo trujillano no muy rico con una mujer de baja extracción, posiblemente

una sirvienta. Al igual que muchos de sus paisanos extremeños, Pizarro se embarcó hacia las

Indias en 1501 con la flota de Nicolás de Ovando, el gobernador de la española.

Aunque poco es lo que se sabe de los comienzos de su carrera en las Indias, en 1513 era

el lugarteniente de Vasco Núñez de Balboa cuando este último descubrió el océano Pacífico. Al

fundarse Panamá al año siguiente, Pizarro fue uno de sus vecinos más prominentes y miembro de

su cabildo. Panamá pronto pasó a ser una incubadora de rumores sobre una tierra rica que yacía

al sur, a la cual los españoles llamaron Birú.

Esto provocó que Pizarro formara una «compañía» con otros dos socios para montar

expediciones de exploración y conquista hacia el sur, a lo largo de la costa occidental de

Sudamérica. Sus socios fueron Diego de Almagro y Hernando de Luque, un sacerdote que

aparentemente representaba a un oidor local. Estas expediciones de descubrimiento y conquista

en las Américas eran consideradas empresas comerciales especulativas, en las cuales los

organizadores tomaban prestado y/o invertían su propio capital para preparar sus proyectos.
34

Los reclutas tenían que llevar sus propios caballos, equipos y armas, y en lugar de

salario recibían una parte previamente estipulada del botín. Pizarro proporcionaba las naves y

otras provisiones. En 1529 Pizarro recibió una capitulación de Carlos V (1516-1556), que le daba

el rango de gobernador y capitán general de todo el territorio mil seiscientos kilómetros al sur de

Tumbes, en la costa norte peruana. Ésta resultó ser una designación geográfica vaga que, según

Hemming (1970), posteriormente pondría en duda si era Pizarro o su socio Almagro quien tenía

jurisdicción sobre el Cuzco.

También se le concedió el derecho a otorgar tierras y encomiendas (el control de los

indios conquistados), y a organizar una nueva colonia según el modelo de las islas Canarias, el

primer territorio hispano de ultramar.

En las expediciones de Pizarro había soldados profesionales, pero la mayoría eran

experimentados combatientes de indios, una habilidad adquirida en otras partes de América antes

de arribar al Perú. La mayoría de sus jefes tenían entre treinta y cuarenta años de edad, siendo

Pizarro la excepción con cincuenta y cuatro.

Entre ellos estaban Sebastián de Benalcázar, posteriormente conquistador de Quito, que

llevó consigo treinta veteranos de Nicaragua, y el brioso Hernando de Soto. La formación

educativa de los reclutas cubría una amplia gama, desde analfabetos hasta juristas e hidalgos

(pero ninguno pertenecía a la alta nobleza).

Los más ilustrados eran los escribanos, contadores, notarios y unos cuantos mercaderes,

en tanto que los menos ilustrados eran artesanos, marineros y labradores. Según Lockhart (1972:

42), «el grupo tenían un sabor global plebeyo [pero] su principal fortaleza, numérica y
35

cuantitativamente, yacía en la gente del común capaz y que sabía leer y escribir, los

profesionales de baja jerarquía y los hidalgos marginales».

La mayoría de ellos estaban motivados, no por un espíritu aventurero, como usualmente

se cree, sino por la pobreza, la rivalidad y la oportunidad de ganar algo. En su tercer viaje en

1530, Pizarro supo de la amarga guerra civil librada por todo el imperio inca desde el deceso

prematuro del Sapa Inca Huayna Cápac en Quito, posiblemente debido a la viruela, en algún

momento entre 1525 y 1527.

La enfermedad se había propagado rápidamente hacia el sur luego del primer encuentro

colombino, asolando los pueblos amerindios del Caribe y Mesoamérica a medida que avanzaba

la conquista. Mientras se encontraba en Tumbes, Pizarro recibió emisarios de Atahualpa y supo

que acampaba en los alrededores de Cajamarca, donde descansaba en los renombrados baños

termales y esperaba nuevas de sus generales sobre la derrota final de las fuerzas de Huáscar, en

la batalla por el Cuzco.

Poco después, la pequeña fuerza de Pizarro, que constaba de 62 hombres de a caballo y

de 106 de a pie, inició el largo ascenso de los Andes. Cuando ingresaron a Cajamarca el 15 de

noviembre de 1532, la ciudad estaba virtualmente desierta.

Los españoles, escribiría Felipe Guamán Poma de Ayala (citado en Dilke 1978: 108

[Felipe Guamán Poma de Ayala, Nueva crónica y buen gobierno. Madrid: Historia 16, 1987:

388]), autor de una crónica tardía, parecían estar «amortajados, toda la cara cubierta de lana, y

que se le parecía sólo los ojos.

Y en la causa trayya unas ollitas colorado [...]». Si bien su aspecto y ciertamente sus

caballos eran curiosos, este destacamento de extraños resultaba una distracción menor para el
36

poderoso Inca, cuyos ejércitos ya habían derrotado a su rival y tomado el Cuzco. Acampado con

un inmenso ejército, que tal vez sumaba hasta ochenta mil tropas, el Inca reflexionaba

probablemente sobre lo sucedido en el Cuzco y sus planes de dirigirse triunfante a la ciudad.

La subestimación no era la única ventaja que Pizarro y sus tropas tenían en Cajamarca.

También sabían de la guerra civil inca y contaban con un plan de batalla ya probado: repetir la

táctica seguida por Cortés en México de capturar al emperador y aliarse con sus enemigos, en

una estrategia de divide-y-vencerás. Contaban con una tecnología militar superior: caballería,

cañones, mosquetes y, sobre todo, las espadas fabricadas con acero de Toledo, las más finas de

toda Europa.

En otras partes de América, estas armas habían resultado ser inmensamente superiores,

en campo abierto, a las fuerzas amerindias, no importa cuanto más numerosas, armadas

únicamente con hachas de la edad de piedra, hondas y una armadura acolchada con algodón. La

inmigración española al Perú se aceleró a medida que las noticias de la conquista de los incas se

esparcían por las Américas, y posteriormente a través del Atlántico a Europa.


37

Los colonos, al igual que su contraparte en otros lugares del Nuevo Mundo, provenían

de un amplio espectro geográfico, social y ocupacional de españoles ordinarios, con muchos

oficios y rangos: artesanos, profesionales, comerciantes y mujeres.

Ellos representaban a toda la gama social de la sociedad hispana y a cada región del

corazón de Castilla, e incluían un número nada despreciable de esclavos africanos y europeos.

La historia y la tradición prepararon singularmente a la Iglesia católica española para la

conquista espiritual de los Andes. Primeramente, como ya se señaló, ella había tenido un

significativo papel motivador y justificador en la reconquista de España al montar una cruzada, o

guerra santa, en contra del moro infiel.

Además, la unificación de la península en la reciente nación española bajo la Corona de

Castilla, a finales del siglo XV, debió mucho al inmenso poder y riqueza de la Iglesia católica,

que la Corona logró integrar a sus objetivos políticos.

Esta unificación de Iglesia y Estado se logró fundamentalmente a través de una serie de

bulas papales de finales del siglo XV y comienzos del XVI, que concedieron a la Corona el

patronato real sobre la Iglesia de España. En efecto, Roma legitimó los derechos hispanos sobre

los territorios recién descubiertos o conquistados y otorgó al Estado el control sobre la Iglesia a

cambio de la obligación de convertir sus habitantes (moros y posteriormente indios) al

cristianismo.

En virtud al patronazgo real, la Corona ganó el derecho a nombrar o ratificar todos los

cargos eclesiásticos, asumiendo la obligación de pagar los salarios y levantar templos con las
38

rentas recibidas de los diezmos gravados a la producción agraria.Por último, considerado como

un conjunto de valores universalmente aceptados, el cristianismo ortodoxo brindó la base

ideológica para las tendencias centralizadoras de la monarquía castellana en su esfuerzo por

unificar los reinos geográfica y políticamente diversos que conformaban la Península Ibérica.

El Santo Oficio de la Inquisición, establecido por vez primera en Castilla bajo el control

de la Corona en 1483, para asegurar la ortodoxia religiosa entre la población judía conversa

contribuyó a la unificación nacional. Su papel fue ampliándose con la amenaza externa del

herético reformismo protestante, que surgió en el norte europeo para desafiar a Roma y a la

Iglesia universal a comienzos del siglo XVI.

la Corona envió en 1569 a uno de sus administradores y diplomáticos más hábiles, el

aristocrático Francisco de Toledo, de cincuenta y tres años de edad, como quinto virrey del Perú.

Toledo, posteriormente apodado el Solón peruano, tenía similares características a las de los

estadistas europeos del siglo XVI, cuyo principal objetivo era expandir el poder y el ámbito del

Estado nacional. Esta fue la época del auge del absolutismo real y el nombramiento de Toledo

para el Perú por parte de Felipe II seguía la noción de «todo el poder al rey».

En consecuencia, los objetivos de Toledo en el Perú eran engrandecer el poder hispano

consolidando el gobierno virreinal y revivir el flujo de plata andina al tesoro metropolitano.

Específicamente, su misión era frenar el descontento indio, poner en vereda a los encomenderos

y reorganizar la economía.
39

Para alcanzar estos objetivos, Toledo, basándose en un tratado sobre el Gobierno del

Perú, escrito en 1567 por el jurista español Juan de Matienzo, preparó un plan de reformas que se

centraba en tres cambios fundamentales : la concentración de la población india en grandes

asentamientos denominados reducciones; la regularización y monetización del sistema tributario;

y la creación de un sistema de reclutamiento de trabajo forzado para sectores cruciales de la

economía, las minas de plata en particular. Aunque, como veremos, cada una de estas reformas

tocaba diversos problemas, juntas buscaban resolver lo que para Toledo era el principal

obstáculo para el desarrollo económico de la colonia: la movilización de la mano de obra.

Según él, la población india continuaba firmemente la práctica de sus modos de

producción e intercambios no monetarios, de subsistencia y de trueque anteriores a la conquista,

al margen y mayormente divorciados del sector hispano de la economía en rápida expansión del

cual dependía la futura prosperidad y estabilidad política de la empresa colonial, Y para ello,

dicho sector requería de una fuente

constante y confiable de mano de obra.

A su arribo al Perú, entre 1570 y

1575, Toledo emprendió una extensa y

prolongada visita a toda la colonia durante

cinco años, viajando lenta y

ceremoniosamente con una falange de

setenta juristas, clérigos y criados.

La visita estaba diseñada no sólo

para evaluar las condiciones locales, sino

Ilustración 1La Ciudad de los Reyes (Lima), imaginada por Felipe


Guamán Poma de Ayala (1615) en un dibujo titulado
40

para destacar su autoridad por todo el reino. Conocedor de la anterior conmoción del Taki

Onqoy, le fue fácil percibir la amenaza potencial que el Estado neoinca de Vitcos planteaba para

la colonia. Envió una fuerza expedicionaria en contra del remoto bastión inca y, después de una

ardua campaña, logró vencerlo y capturar a Túpac Amaru, el Inca reinante.

Cuarenta años después de Cajamarca, Toledo final y formalmente puso fin a la

conquista ejecutando al último Inca en una ceremonia pública, en la plaza principal del Cuzco,

en 1572. En palabras de Castro-Klarén («Lima: A Blurred Centrality» ms, p. 6), «[c]on la

ejecución de Túpac Amaru, el Cuzco quedó descentrado y todos los ojos del virreinato tuvieron

que volverse hacia Lima como la condensación del nuevo juego de poder».

Al mismo tiempo, Toledo montó una campaña concertada para desacreditar al imperio

incaico a ojos de los nativos, legitimando y consolidando aún más el dominio español. Se

nombró una comisión para que investigara al imperio y presentara a los Incas como tiranos y

prolongados opresores de las masas andinas por largo tiempo. El informe final de la comisión

reunió evidencias para mostrarlos como usurpadores de la tierra que esclavizaban al pueblo. El

objetivo era justificar moralmente la invasión española presentándola como una liberación de las

masas andinas de la opresión inca, y por lo tanto del demonio y del mismísimo mal.

No obstante, la evidente dureza de este nuevo sistema colonial y las penurias

individuales que impuso a la población indígena en los Andes, ésta no fue del todo pasiva ni

sumisa frente a su implantación. Por el contrario, los nativos casi siempre resistieron, se

adaptaron y sobrevivieron al nuevo régimen con una admirable tenacidad andina ante la
41

adversidad. También fueron ayudados en su supervivencia por ciertas tendencias favorables que

disminuyeron las presiones extractivas sobre sus recursos. Por ejemplo, si bien el descenso

poblacional erosionaba la mano de obra de la comunidad, a su vez reducía las demandas internas

sobre sus propios recursos y su producción. Por otro lado, a los intereses del Estado o de la élite,

que sistemáticamente extraían la riqueza y trabajo excedente de la comunidad india, no les

convenía destruir su autosuficiencia y capacidad esencial para reproducirse.

A partir de fines del siglo XVII e inicios del XVIII, la recaudación de la Corona se vio

lentamente socavada por el declive de la minería y la consecuente diversificación económica, así

como por el contrabando comercial. En este contexto, fueron impuestas las reformas borbónicas,

las cuales restaron poder político a la élite limeña y afectaron económicamente al comercio

interno, lo que produjo diversos levantamientos de los cuales el de mayor repercusión fue la

rebelión del descendiente de los incas Túpac Amaru

II3,esta última llegó a poner en peligro el gobierno

virreinal en el Cusco, pero al tomar tintes raciales contra

criollos indistintamente, precipitó su derrota.

En el siglo XVIII, tuvieron lugar varios

levantamientos indígenas en reacción a los abusos de los

corregidores españoles, la falta de justicia, la demora en

los reclamos, y el cobro indebido de los tributos, donde

destacan personajes como Juan Santos Atahualpa, Túpac

3
Jacqueline (2015). El País, ed. «“La rebelión de Tupác Amaru II cambió España”». Consultado el 9 de marzo de
2016.
42

Amaru II y Túpac Katari. La rebelión de Túpac Amaru II fue el levantamiento de mayor

repercusión social y política de esta época. El 4 de noviembre de 1780, Túpac Amaru II

consiguió preparar un movimiento revolucionario que puso en peligro el poder de la monarquía.

Esa noche tomó preso al corregidor Antonio Arriaga, a quien lo obligó a entregar los fondos

reales y luego lo mandó ejecutar como castigo de sus crueldades.

Luego, logró organizar un considerable ejército de indígenas; en el Cusco los

corregidores cercanos se reunieron y organizaron igualmente un ejército que partió en la

búsqueda de Túpac Amaru. Ambos ejércitos se encontraron en el pueblo de Sangarará,

librándose una brutal y sangrienta batalla de la que Túpac Amaru II salió triunfador. En el Cusco,

el 18 de mayo de 1781, fue sometido a un juicio y condenado a morir junto con los demás

cabecillas de la rebelión. Primero intentaron descuartizarlo, donde sus extremidades fueron

atadas a cuatro caballos, pero al fracasar, lo mandaron decapitar. Los levantamientos indígenas

fueron controlados por la monarquía española, pero estas influenciaron a futuras luchas

independentistas.

Tras la muerte de Túpac Amaru, la cultura indígena fue férreamente reprimida por las

autoridades borbónicas y atrasaron los proyectos emancipatorios dado el temor a nuevas

asonadas contra la élite peninsular y criolla. No cabe duda que el Cusco era la ciudad principal

de todo el Tahuantinsuyo. Al tomarla los españoles, mermó significativamente la resistencia

inca, no solo porque allí se encontraba toda la organización del imperio, sino por el significado

que tenía para los ejércitos incas ver su capital tomada y dominada por los españoles.
43

El estado peruano, antes de la Independencia, se puede considerar que tiene un origen

externo, toda vez que los libertadores y próceres de la Independencia inspirados por sus

experiencias e ideas de las revoluciones europeas y norteamericana, se animan y promueven la

creación de un estado peruano independiente.

INDEPENDENCIA

En el siglo xix surgió la Expedición Libertadora del Perú encabezada por el general

argentino José de San Martín con la misión de independizar al Perú. El 20 de agosto de 1820,

partió de Valparaíso, con destino al Perú, llegando así a la bahía de Paracas después de dos

semanas de navegación. A los pocos días, hubo conversaciones en Miraflores (25 de septiembre)

entre representantes de San Martín y el virrey Joaquín de la Pezuela, I Marqués de Viluma para

buscar la independencia de manera pacífica, pero estas fracasaron.

El general San Martín posteriormente se comunicó con el intendente de Trujillo José

Bernardo de Tagle, IV Marqués de Torre Tagle quien había llegado a la ciudad ese mismo año,

mediante una carta fechada el 20 de noviembre de 1820, invitándolo a unirse a la causa

emancipadora. Bernardo de Tagle se sumó a la causa patriota proclamando la Independencia de

Trujillo el 29 de diciembre de 1820. El virrey Pezuela renunció a su cargo, siendo nombrado

como nuevo virrey el general José de la Serna, I Conde de los Andes.

La Serna propuso a San Martín nuevos arreglos pacíficos en las Conferencias de

Punchauca4, las cuales no se llegó a dar ningún acuerdo. Ante esta situación, el virrey decidió

4
Las conferencias de Punchauca fueron unas negociaciones de paz que se realizaron en el contexto de la guerra de
la Independencia del Perú, en la casa hacienda Punchauca, situada a unos 25 km al norte de Lima, en el actual
distrito de Carabayllo.
44

evacuar Lima por temor a ser expuesto al ataque de San Martín, quién logró ocupar la ciudad con

un batallón de patriotas. Los actos de declaración, proclamación y jura de la independencia del

Perú se llevaron a cabo en la ciudad de Lima, entre los meses de julio y agosto de 1821. El

primero de ellos, constituido por la firma del acta que contenía la declaración de independencia,

fue realizado por el Cabildo de Lima el 15 de julio de ese año.

La proclamación fue llevada a cabo el 28 de julio de 1821, cuando el líder de la

Expedición Libertadora del Perú, el general José de San Martín proclamó desde cuatro plazas

públicas la independencia del Perú. A partir del 29 del mismo mes, se realizó la juramentación

por el pueblo, organizado en sus diversas instituciones. El 3 de agosto de 1821, abrigando un

plan monárquico, José de San Martín asumió "el mando político y militar de los departamentos

libres del Perú" bajo el título de Protector.

El 27 de diciembre de 1821, convocó a la ciudadanía con el fin de que eligiera

libremente un Congreso Constituyente con el exclusivo objeto de establecer la forma de gobierno

y dar la Constitución más conveniente. El primer Congreso de la República del Perú se reunió el

20 de septiembre de 1822. Más tarde, en 1824, el general venezolano Simón Bolívar tras sus

victorias en las batallas de Junín y Ayacucho, el 6 de agosto y 9 de diciembre de 1824

respectivamente, aceptó la capitulación de las tropas realistas afincadas en la sierra sur,

terminando con el Virreinato del Perú.


45

ERA REPUBLICANA

Una vez proclamada la independencia, San Martín, asumió el mando político militar de

los departamentos libres del Perú, bajo el título de Protector, según decreto dado el 3 de agosto

de 1821.5 Las obras del Protectorado contribuyeron con la creación de la Biblioteca Nacional (a

favor del conocimiento), la aprobación del Himno Nacional, y la abolición de la mita (a favor de

los indígenas). El 27 de diciembre de 1821, San Martín creó tres ministerios: Ministerio de

Estado y Relaciones Exteriores, comprometiendo a Juan García del Río; Ministerio de Guerra y

Marina, a Bernardo de Monteagudo; y Ministerio de Hacienda, a Hipólito Unanue.

Durante el Protectorado, el 7 de abril de 1822, la división de Domingo Tristán y

Moscoso que viajó a Pisco, sufrió una desastrosa derrota del bando realista tras la batalla de Ica,

perdiendo muchos soldados y gran parte de su armamento. Con el objetivo de acelerar la

independencia total del Perú en la sierra sur, San Martín viajó a Guayaquil a fin de ponerse de

acuerdo con Simón Bolívar, para pedirle ayuda militar, pero al terminar la conferencia, no se

llegó a ningún acuerdo, y San Martín se retiró de Guayaquil con la decisión de abandonar al

Perú. Entregó el poder ejecutivo a tres de sus miembros, que conformaron un cuerpo colegiado

denominado Suprema Junta Gubernativa del Perú y cuya cabeza era el general José de La Mar.

Se construye, de esta manera, inicialmente con una lógica monárquica, de arriba hacia

abajo, toda vez que quiere instaurarse una unidad de dominación y mando personificada en la

figura de un príncipe, basada en relaciones de jerarquía y sometimiento, para pasar

posteriormente, bajo la influencia de las ideas de Bolívar, a un estado republicano.

5
Congreso de la República del Perú (ed.). «Decreto del General José de San Martín asumiendo el mando supremo
político y militar con el título de Protector» (PDF). p. 1. Consultado el 15 de mayo de 2012.
46

Asimismo, y de acuerdo a los diversos enfoques de creación del estado, podemos

considerar en la creación del estado moderno peruano las siguientes influencias:

● Enfoque del sistema mundial: fuertemente marcado por la economía, a partir de la

relación que se establece a través del sistema de distribución del trabajo.

● Enfoque estatista: es fruto de los múltiples conflictos internos que sucedieron tras la

guerra de independencia.

● Enfoque geopolítico: resultado también de los conflictos surgidos con estados

colindantes: inicio de guerra entre Chile y Bolivia, como fruto de los intereses chilenos

por introducir el salitre en el mercado internacional, y posteriormente conflicto

internacional entre Chile y Perú, contraponiendo los intereses económicos de la

introducción del salitre frente al guano.

Tomando en cuenta las formas alternativas de crecimiento de Charles Tilly, se puede

considerar un estado en el que se produce una baja concentración de capital con una alta

acumulación de capital, generando la creación de centros urbanos dispersos, que dan origen a las

grandes haciendas algodoneras y azucareras, en un esquema de estado feudal, donde la

prosperidad económica es fruto del trabajo de los esclavos de población negra traídos para

trabajar estas haciendas bajo la explotación de los gamonales.


47

Se puede considerar asimismo un estado producto de la alta acumulación de coerción

con baja concentración de medios coercitivos, derivando en una soberanía fragmentada que

deriva en las múltiples luchas y guerras internas, que provocan la consecución de múltiples

presidentes del Perú en cortos periodos de tiempo; de ahí la anecdótica historia de que los

presidentes del Perú encargaban temporalmente el gobierno a otra persona, para ir a librar

batallas internas, fruto de esta alta acumulación de medios coercitivos.

Una vez proclamada la independencia, San

Martín, asumió el mando político militar de los

departamentos libres del Perú, bajo el título de

Protector, según decreto dado el 3 de agosto de 1821.

Las obras del Protectorado contribuyeron con la

creación de la Biblioteca Nacional (a favor del

conocimiento), la aprobación del Himno Nacional, y la

abolición de la mita (a favor de los indígenas). El 27 de

diciembre de 1821, San Martín creó tres ministerios:

Ministerio de Estado y Relaciones Exteriores,


Ilustración 2José de la Riva Agüero, primer
Presidente de la República del Perú
comprometiendo a Juan García del Río; Ministerio de

Guerra y Marina, a Bernardo de Monteagudo; y Ministerio de Hacienda, a Hipólito Unanue.

Durante el Protectorado, el 7 de abril de 1822, la división de Domingo Tristán y

Moscoso que viajó a Pisco, sufrió una desastrosa derrota del bando realista tras la batalla de Ica,

perdiendo muchos soldados y gran parte de su armamento. Con el objetivo de acelerar la


48

independencia total del Perú en la sierra sur, San Martín viajó a Guayaquil a fin de ponerse de

acuerdo con Simón Bolívar, para pedirle ayuda militar, pero al terminar la conferencia, no se

llegó a ningún acuerdo, y San Martín se retiró de Guayaquil con la decisión de abandonar al

Perú. Entregó el poder ejecutivo a tres de sus miembros, que conformaron un cuerpo colegiado

denominado Suprema Junta Gubernativa del Perú y cuya cabeza era el general José de La Mar.

El capitalismo atrae el interés de extranjeros, buscando intereses económicos, como por

ejemplo a través de la construcción del ferrocarril, fundamentalmente en la franja costera y hacia

el centro del país, como medio para favorecer a las elites rurales y clásicas, a través, entre otros,

del desarrollo de los grandes centros de producción algodoneros y azucareros, dando continuidad

al esquema de estado bajo una explotación feudal.

Posteriormente, a la reforma agraria se produce una gran acumulación de capital debido

a la extracción del petróleo y el mineral con baja concentración de este capital, y que continúa

beneficiando solo a una élite, que traen consigo nuevamente los conflictos políticos, y olvida al

campesinado. Como resultado de la reforma agraria se provoca un aflojamiento de la lealtad del

campesino hacia el terrateniente, que más tarde derivará en las ideas revolucionarias de corte

marxista/leninista que promueven un capitalismo de estado comunista, a través del terrorismo

promovido por Sendero Luminoso, quienes perseguían una revolución campesina “del campo a

la ciudad”.

Nuevamente se produce la acumulación de medios coercitivos que paralizan las fuerzas

internas del terrorismo derivando en el estado democrático actual, que desde el año 2001 está
49

dominado por las fuerzas del capital del mercado internacional y la comunidad internacional.

(Ma. Elena Rodriguez Alvarez, 2008).

ERA DEL GUANO A LA GUERRA DEL PACÍFICO

Luego de la disolución de la Confederación Peruana - boliviana liderada por Andrés de

Santa Cruz, el presidente Gamarra, como presidente provisorio, convocó a un Congreso General

en Huancayo, el mismo que dio la Constitución Conservadora de 1839. Obsesionado con la idea

de reunir nuevamente a Bolivia con el Perú, invadió dicho país, pero fue derrotado en la batalla

de Ingavi en 1841.

El Gnral. José Ballivián y el Ejército boliviano tuvieron la oportunidad de contraatacar e

invadir territorio peruano, ocupan el sur del Perú desde Moquegua hasta Tarapacá. Se abren

entonces diversos frentes de lucha en el sur peruano.

El coronel Manuel de Mendiburu, quien era comandante militar del Sur, retorna de

Lima para organizar la resistencia peruana.

El Ejército Peruano organiza la resistencia, vence y expulsa a las tropas bolivianas

invasoras asentadas en Tarapacá, Arica, Tacna, Moquegua y Puno en diversas batallas como la

Batalla de Tarapacá en 1842, Altos del Chipe, combate de Motoni y el combate de Orurillo,

donde inician posteriormente la retirada de las fuerzas bolivianas que ocuparon territorio

peruano, amenazando nuevamente a Bolivia de sufrir una invasión. Al final de la contienda se

firma el Tratado de Puno el 7 de junio de 1842.

Con la primera elección de Ramón Castilla en 1845 que la República Peruana encontró

una relativa paz interior y pudo organizar su vida política y económica. Le correspondió a

Castilla abolir definitivamente la esclavitud y la pena de muerte. Estableció políticas de


50

promoción de extracción y exportación de fertilizantes naturales (guano de islas) que iniciarían

una era de prosperidad en el país. Los primeros ferrocarriles y el alumbrado a gas llegaron al

Perú en este período. Durante su segundo gobierno promulgó la Constitución de 1856 (Liberal) y

la Constitución de 1860 (Conservadora), reorganizó los servicios postales y la carrera pública.

En el aspecto interno continuó el impulso dado al desarrollo de la Amazonía y al

equipamiento de las fuerzas armadas, así como el fomento del progreso material con la adopción

de los grandes adelantos técnicos como el telégrafo y el alumbrado a gas.

Asimismo, Castilla tuvo una intensa actividad política en el campo internacional. Se

opuso enérgicamente a las intromisiones de las potencias europeas en América (Santo Domingo,

México), convocando a la unidad americana. De otro lado, enfrentó una guerra victoriosa con el

Ecuador (1858-1860).

Por otro lado, el Perú, bajo el gobierno de Miguel de San Román; el congreso peruano

lo desaprobó en 1863. Esto generó el siguiente episodio a este cruento conflicto: "la Guerra de

1941”.

En 1864 una expedición española ocupó las Islas Chincha (productoras de guano) y

desató un incidente internacional de grandes consecuencias en la política interna peruana,89 que

llevó a un golpe de estado contra el presidente Juan Antonio Pezet, el gobierno de Mariano

Ignacio Prado y la declaratoria de guerra a España. Tras el combate del Callao del 2 de mayo de

1866, la Armada Española se retiró del Perú.

El gobierno de José Balta y Montero fue pródigo en obras de infraestructura

(construcción del Ferrocarril Central) aunque en él se percibieron ya las primeras muestras de

exceso de gastos del gobierno.


51

En las postrimerías de su gobierno, la elección, por primera vez, de un presidente civil,

Manuel Pardo y Lavalle, llevó a una insurrección militar que terminó en el asesinato de Balta y

la furibunda reacción de la población de Lima (que ejecutó a los usurpadores), así terminó lo que

Jorge Basadre llamó Primer Militarismo.

Pardo y Lavalle implementó importantes reformas de tipo liberal en la organización del

estado. Sin embargo, la principal fuente de recursos del estado, el guano, sobre-explotado, se

empezó a agotar y resultó inevitable una crisis económica que el sucesor de Pardo, el ya anciano

Mariano Ignacio Prado tuvo que afrontar, en medio de una virtual bancarrota del Estado. Luego

de vencer a la escuadra peruana, Chile dio inicio a la campaña terrestre de la guerra.

Esta comenzó con el desembarco de Pisagua y se desarrolló durante cuatro años

(incluyendo la ocupación de Lima), hasta que luego del Grito de Montán, el gobierno de Miguel

Iglesias, firmó el Tratado de Ancón que puso fin a la guerra, a pesar de la oposición del gobierno

de Lizardo Montero y la resistencia en la sierra peruana comandada por Andrés Avelino Cáceres,

el cual vislumbraba el cercano agotamiento de las fuerzas chilenas para derrotarlas.

REPÚBLICA ARISTOCRÁTICA AL GOBIERNO REVOLUCIONARIO DE LA

FUERZA ARMADA

Tras la guerra, se inició un período de «Reconstrucción Nacional» que, aunque de

relativa calma, no conoció la reactivación económica ni la paz política hasta 1895 con la

presidencia de Nicolás de Piérola. Con el gobierno de Piérola, se materializó una política pluto-

aristocrática con unas clases alta y media que vivían acomodadamente al auspicio de los grandes

capitales estadounidenses y un pueblo llano con diversas carencias, frente a las cuales

reclamaron, principalmente ante las malas condiciones laborales.


52

La frontera con Bolivia, apelaron al arbitraje de Argentina en 1909 para delimitar las

fronteras, el laudo argentino termina fallando en favor del Perú y comprometiendo territorios

bolivianos que no estaban dentro de la discusión que el Perú pretendía reinvindicar, desatando

disputas. La repulsiva boliviana al laudo arbitral provocó la ruptura de relaciones con la

Argentina, mientras el Perú declaraba que la no aceptación del laudo sería considerada como

declaratoria de guerra. Ambos países se entendieron directamente y en 1909 se firmó el tratado

por el que Bolivia cedía al Perú en forma definitiva unos 250 000 Km² en una zona productiva de

quina que comprendían la cuenca del río Madre de Dios y Purus en la Amazonia.

Esta época, conocida como la República Aristocrática, concluyó con la asunción de

Augusto Leguía, quien permaneció en el poder durante once años —el Oncenio— con una

política paternalista hacia los indígenas, la creación de una momentánea bonanza, la

manipulación del orden jurídico y la amedrentarían de la oposición.

El Oncenio de Leguía, terminó en 1930 con el popular pronunciamiento de Luis Miguel

Sánchez Cerro, que inició un período de gobiernos militares y de irrupción de movimientos

populares –como la Alianza Popular Revolucionaria Americana o el Partido Comunista

Peruano– en el escenario político.


53

El gobierno de Prado tuvo un éxito internacional con la victoria de la Guerra contra el

Ecuador de 1941. En junio de ese año, el ejército ecuatoriano agredió la zona de Zarumilla, en la

frontera norte peruana, lo que desató el conflicto armado.

El Perú había formado una unidad de paracaidistas en la zona e hizo uso de ella en el

primer combate en el Hemisferio Sur donde intervinieron tropas aerotransportadas, que produjo

la toma de Puerto Bolívar el 31 de julio de 1941, mes cuando cesaron las operaciones militares.

Del lado peruano se recuerda la inmolación del teniente CAP José Quiñones Gonzáles en la

misión aérea contra las baterías ecuatorianas en Quebrada Seca.

El Ejército peruano ocupó parte de la provincia ecuatoriana de El Oro, junto al Océano

Pacífico, así como de partes de la provincia de Loja, Machala, Puerto Bolívar, Huaquillas,

Arenillas, Guayaquil y prácticamente cercaron su capital Quito; reafirmó su control sobre los

territorios orientales amazónicos sobre los que el Ecuador reclamaba soberanía.

Cabe precisar que del lado peruano solo hubo 110 muertos, del lado ecuatoriano hubo

más de 1000 muertos finalizada la guerra.

En Rio de Janeiro (Brasil) se firmó el Protocolo de Paz, Amistad y Límites de Río de

Janeiro, el 29 de enero de 1942, que zanjó la centenaria disputa limítrofe con dicha nación,

Ecuador pierde 245000 km2 de su territorio y su renuncia a los territorios que solicitaba como

Tumbes, Jaén y Maynas, aunque los problemas derivados por la demarcación fronteriza habrían

de ocupar todavía el resto del siglo XX.

Al final de este tercer militarismo se sucedieron presidentes democráticos interrumpidos

primero por el Ochenio de Manuel A. Odría y un breve golpe militar para continuar con la

sucesión presidencial.
54

Hacia los años 1950 se inició el éxodo

rural, principalmente desde la sierra hacia las

urbes de la costa, en busca de mejores

condiciones de vida y educación para sus hijos.

Gradualmente, durante los años 1960 la crisis


Ilustración 3Composición de la Cámara de Diputados y
el Senado después de las elecciones 1980
política se hizo patente, lo que propició en 1968

el derrocamiento del presidente Fernando Belaúnde en la llamada Revolución de la Fuerza

Armada, la toma del poder político por parte de las Fuerzas Armadas del Perú al comando del

general Juan Velasco Alvarado con un mensaje antiimperialista, especialmente anti-

estadounidense, y antioligarca.

Se instauró un régimen de corte estatista que impulsó varias y profundas reformas de

diversos resultados. Hacia fines de los años 1970, el gobierno militar con todas las reformas

producidas, se encontró frente al descalabro económico, aún pese a que se había dado un cambio

de mando en la cúpula militar y que la presidencia había sido asumida por el general Francisco

Morales Bermúdez en el año 1975.

A pesar de esto, se dio el fin de la revolución y se retornó a la democracia. Se redactó

una nueva constitución mediante una Asamblea Constituyente en 1979 y se convocó a elecciones

en 19806.

6
Las elecciones generales de Perú de 1980 se realizaron el domingo 18 de mayo de ese año. Se renovó totalmente el
Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo del Perú.
55

LA CRISIS DE LOS OCHENTA

Durante la década de 1980, el Perú enfrentó una fuerte crisis económica y social, debido

al descontrol del gasto fiscal, una considerable deuda externa y la creciente inflación junto con

un conflicto armado interno, propiciado por la insurrección de los grupos terroristas Sendero

Luminoso y el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru de inspiración comunista, que

pretendían tomar el poder mediante la lucha armada. El terrorismo obtuvo una respuesta

represiva de las Fuerzas Armadas, la Policía primero y el Ejército después. Los combates entre

ambos bandos provocaron la muerte de cerca de 70 000 personas entre combatientes, campesinos

y habitantes de las ciudades.

A esto se suma que el Perú se enfrentó a Ecuador en el conflicto del Falso Paquisha en

1981, durante el segundo mandato del Presidente Fernando Belaúnde Terry, el Perú denunció el

ataque a una de sus aeronaves que estaba realizando una misión de abastecimiento destinada a

puestos de vigilancia fronterizos en el río Comaina. El presidente peruano Beláunde, ordenó la

inspección del río hasta su nacimiento situado en el lado oriental de la Cordillera del Cóndor. En

esta inspección se encontraron tres destacamentos ecuatorianos con sendas instalaciones en

territorio considerado del Perú por parte del gobierno peruano según los tratados anteriores.

Estos destacamentos habían capturado los antiguos puestos de observación Nros 22, 3 y 4.

La posición ecuatoriana señalaba que esos destacamentos correspondían a la base de

"Paquisha" establecida en territorio ecuatoriano. Pero, tras la medición de las coordenadas, se

comprobó que no correspondían a la mencionada Paquisha aceptada en el Protocolo de Río de


56

Janeiro sino, como lo calificó el presidente peruano Belaúnde, a un "Falso Paquisha", nombre

que le dio para poder distinguirlo fácilmente de la primera Paquisha que sí era legal según el

protocolo.

● El Perú preparó un contingente para recuperar el puesto, con ayuda de sus fuerzas

armadas como la FAP y del Ejército. El 30 de enero de 1981, las tropas peruanas

recuperan el "PV-22" (Falso Paquisha), al día siguiente recuperan el "PV-3", y el 1 de

febrero de 1981, recuperan el "PV-4" (Nuevo) o "falso Mayaico".

● Para ese día, el conflicto había aparentemente acabado pero luego los peruanos

descubrieron que más tropas del Ecuador se habían establecido en otros 3 puestos

militares y en 3 puntos de la frontera nororiental de la Cordillera del Cóndor y eran los

puestos "PV El Mirador", "PV-4-A" y "PV-4-B" (Antiguo).

● El 19 de febrero de 1981 los peruanos recuperan el "PV Jiménez Banda 2" (Falso

Machinaza) y al día siguiente, el 20 de febrero de 1981, los "PV-4-A" y "PV-4-B"

(Antiguo). El 21 de febrero de 1981 la Aviación del Ejército del Perú destruyó las últimas

instalaciones militares del Ejército del Ecuador que aún quedaban en el territorio

peruano.

Ecuador envió numerosas divisiones guerrilleras, pero estas fueron repelidas y

eliminadas por las tropas peruanas que se adjudicaron la victoria.

Al final de la contienda el presidente Belaúnde iza la bandera peruana en dicha zona.

Estos movimientos agravaron el conflicto limítrofe entre los dos países. Belaúnde también apoyó

a Argentina con la venta de armas y municiones en la Guerra de las Malvinas.


57

La crisis entró en su fase más crítica a finales de la década, durante el primer gobierno

de Alan García, cuando el país sufrió una fuerte crisis económica debido al descontrol del gasto

fiscal y la consiguiente hiperinflación que llegó a un máximo de 7,649 % en 1990,104 mientras

que Sendero Luminoso incursionó en las grandes ciudades del país, iniciando la fase más dura

del conflicto armado interno.

El primer gobierno de Alan García terminó en

medio de una creciente impopularidad. En las elecciones

de 1990, se dio un reñido balotaje entre el escritor liberal

Mario Vargas Llosa y Alberto Fujimori, quien ganó la

presidencia. Desde el inicio de su mandato encontró una

fuerte oposición en el Congreso por parte de la Alianza

Popular Revolucionaria Americana y del Frente

Democrático.

En su primer año, aplicó una política de choque a


Ilustración 4 Alberto Fujimori, presidente desde
la cual se había negado durante su campaña electoral, que 1990 hasta 2000

se hizo conocido como el fujishock. Eventualmente, implementó una serie de reformas de corte

neoliberal, alineándose al Consenso de Washington. Paralelamente, el asesor presidencial

Vladimiro Montesinos fue nombrado jefe del Servicio de Inteligencia Nacional del Perú,

posición desde la cual dirigió la cleptocracia en la que derivó el gobierno de Alberto Fujimori.
58

SITUACIÓN ACTUAL COMO ESTADO Y NACIÓN

La madrugada del 5 de abril de 1992, Fujimori desató una crisis constitucional cuando

disolvió el Congreso de la República y restringió la libertad de prensa con apoyo de las fuerzas

armadas.106 Posteriormente, convocó a la Asamblea Constituyente que produjo una nueva

constitución política promulgada en el año 1993.

Fujimori se mantuvo como presidente tras la promulgación de la constitución y logró

ser reelegido en 1995, aunque no consiguió solucionar la larga recesión económica que afectaba

al país. El 9 de abril de 2000, tras unas cuestionadas elecciones, Alberto Fujimori logró un tercer

mandato.107 La oposición, conformada por los diversos partidos políticos y organizaciones

civiles de diversa índole, intentó evitar la juramentación del tercer periodo presidencial de

Fujimori, pero no lo logró.

Seis semanas después, el 14 de septiembre, se difundieron filmaciones donde se

mostraba claramente el soborno de algunos Congresistas de la oposición y empresarios para que

favorezcan al Gobierno, lo que precipitó la caída del régimen. Fujimori abandonó el país

solicitando permiso para participar en la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-

Pacífico para luego dirigirse a Japón, país del cual era ciudadano y desde el cual renunció por fax

y donde se refugió. El Congreso no aceptó la renuncia y lo destituyó, inhabilitándolo para ejercer

todo cargo político por 10 años.

El 22 de noviembre de 2000 el entonces Presidente del Congreso, Valentín Paniagua,

fue investido como nuevo Presidente de la República ante la renuncia de los dos vicepresidentes.

El gobierno de transición se orientó a la organización de nuevas elecciones y a una profunda

campaña de moralización del aparato público y las fuerzas militares que habían caído bajo la

influencia del sistema. El Presidente firmó contratos de explotación para los yacimientos de gas
59

de Camisea, y convocó a una Comisión de la Verdad para investigar la lucha contra el terrorismo

de los últimos años.

En las elecciones del 8 de abril de 2001, Alejandro Toledo fue declarado como nuevo

Presidente de la República. Estas se caracterizan también por el retorno de Alan García y su muy

sorpresivo segundo lugar en la contienda electoral. La paradoja del gobierno de Toledo es que

gozó de baja popularidad, envuelto en acusaciones de corrupción de la más variada índole,

mientras la economía peruana logró superar la recesión y tuvo un gran crecimiento

especialmente en la capital, la sierra central y la costa norte. En este período se inició la

negociación de un Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos el cual en su momento no

era visto con buenos ojos por los campesinos del país porque temían que tuviera un efecto

negativo sobre sus economías.

En las elecciones del 9 de abril y 4 de junio de 2006 fue reelegido Presidente Alan

García, (con un discurso y perfil más moderado y reivindicador pese a su primer gobierno) frente

al exmilitar Ollanta Humala.114 En las elecciones de 2011, Humala pasó a segunda vuelta junto

con Keiko Fujimori, hija del expresidente Alberto

Fujimori, preso por delitos de lesa humanidad. Humala

ganó en la primera vuelta dejando a Keiko Fujimori en

empate técnico ante el economista y candidato liberal,

Pedro Pablo Kuczynski. En la segunda vuelta, el

nacionalista Ollanta Humala fue elegido Presidente, por un

margen de 2 % de ventaja.
60

En las elecciones generales del 2016, el economista Pedro Pablo Kuczynski fue electo

Presidente luego de vencer a Keiko Fujimori con un margen muy ajustado.

El 15 de diciembre 2017 el Congreso del Perú admitió un pedido de vacancia

presidencial el cual no alcanzó el mínimo de 87 votos necesarios para ser aprobado. Días después

Kuczynski le concedió un indulto humanitario y derecho de gracia al expresidente Alberto

Fujimori, quien cumplía una condena de 25 años por crímenes contra los derechos humanos.

Posteriormente el expresidente el 3 de octubre del 2018 fue llevado a la clínica y lo internaron en

cuidados intermedios pocas horas después de que la Corte Suprema anule su indulto. Después de

estar internado por más de 100 días tras la evaluación de la Junta Médica se dispuso su retorno a

un establecimiento penitenciario el 23 de enero del 2019. El 20 de marzo de 2018, a dos días de

un segundo pedido de vacancia presidencial decidió renunciar a la presidencia, ocupando su

lugar el vicepresidente Martín Vizcarra.

El Perú es una república unitaria, representativa, descentralizada, presidencialista con

un sistema multipartidista. El gobierno se estructura según el principio de separación de poderes

estos son el poder ejecutivo, el poder legislativo y el poder judicial.

Ilustración 5 Pde. Martin VizcarraCornejo designado por Congreso de la República del Perú

Además, la Constitución establece diez organismos denominados «constitucionalmente

autónomos», de funciones específicas e independientes de los tres poderes del Estado. Dichos

organismos son: el Tribunal Constitucional, el Ministerio Público, la Defensoría del Pueblo, la


61

Contraloría General de la República, el Consejo Nacional de la Magistratura, la Superintendencia

de Banca, Seguros y AFP, el Jurado Nacional de Elecciones, la Oficina Nacional de Procesos

Electorales, el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil y el Banco Central de Reserva.

El gobierno peruano es directamente elegido, el voto es obligatorio para todos los ciudadanos

entre los 18 y 70 años. (Peter F Klaren, 2004)

CONSTITUCIÓN POLÍTICA DEL PERÚ 1993

EL ESTADO, LA NACION Y EL TERRITORIO

Artículo 43º.-

La Republica del Perú es democrática, social, independiente y soberana. El Estado es

uno e indivisible. Su gobierno es unitario, representativo y descentralizado, y se organiza según

el principio de la separación de poderes.

Artículo 44º.-

Son deberes primordiales del Estado: defender la soberanía nacional; garantizar la plena

vigencia de los derechos humanos; proteger a la población de las amenazas contra su seguridad;

y promover el bienestar general que se fundamenta en la justicia y en el desarrollo integral y

equilibrado de la Nación. Asimismo, es deber del Estado establecer y ejecutar la política de

fronteras y promover la integración, particularmente latinoamericana, así como el desarrollo y la

cohesión de las zonas fronterizas, en concordancia con la política exterior.

Artículo 45º.-
62

El poder del Estado emana del pueblo. Quienes lo ejercen lo hacen con las limitaciones

y responsabilidades que la Constitución y las leyes establecen. Ninguna persona, organización,

Fuerza Armada, Policía Nacional o sector de la población puede arrogarse el ejercicio de ese

poder. Hacerlo constituye rebelión o sedición.

Artículo 46º.-

Nadie debe obediencia a un gobierno usurpador, ni a quienes asumen funciones públicas

en violación de la Constitución y de las leyes. La población civil tiene el derecho de insurgencia

en defensa del orden constitucional. Son nulos los actos de quienes usurpan funciones públicas.

Artículo 47º.-

La defensa de los intereses del Estado está a cargo de los Procuradores Públicos

conforme a ley. El Estado esta exonerado del pago de gastos judiciales.

Artículo 48º.-

Son idiomas oficiales el castellano y, en las zonas donde predominen, también lo son el

quechua, el aimara y las demás lenguas aborígenes, según la ley.

Artículo 49º.-

La capital de la Republica del Perú es la ciudad de Lima. Su capital histórica es la

ciudad del Cusco. Son símbolos de la patria la bandera de tres franjas verticales con los colores

rojo, blanco y rojo, y el escudo y el himno nacional establecidos por ley.


63

Artículo 50º.-

Dentro de un régimen de independencia y autonomía, el Estado reconoce a la Iglesia

Católica como elemento importante en la formación histórica, cultural y moral del Perú, y le

presta su colaboración. El Estado respeta otras confesiones y puede establecer formas de

colaboración con ellas.

Artículo 51º.-

La Constitución prevalece sobre toda norma legal; la ley, sobre las normas de inferior

jerarquía, y así sucesivamente. La publicidad es esencial para la vigencia de toda norma del

Estado.

Artículo 52º.-

Son peruanos por nacimiento los nacidos en el territorio de la Republica. También lo

son los nacidos en el exterior de padre o madre peruanos, inscritos en el registro correspondiente

durante su minoría de edad. Son asimismo peruanos los que adquieren la nacionalidad por

naturalización o por opción, siempre que tengan residencia en el Perú.

Artículo 53º.-

La ley regula las formas en que se adquiere o recupera la nacionalidad. La nacionalidad

peruana no se pierde, salvo por renuncia expresa ante autoridad peruana.

Artículo 54º.-
64

El territorio del Estado es inalienable e inviolable. Comprende el suelo, el subsuelo, el

dominio marítimo, y el espacio aéreo que los cubre. El dominio marítimo del Estado comprende

el mar adyacente a sus costas, así como su lecho y subsuelo, hasta la distancia de doscientas

millas marinas medidas desde las líneas de base que establece la ley. En su dominio marítimo, el

Estado ejerce soberanía y jurisdicción, sin perjuicio de las libertades de comunicación

internacional, de acuerdo con la ley y con los tratados ratificados por el Estado. El Estado ejerce

soberanía y jurisdicción sobre el espacio aéreo que cubre su territorio y el mar adyacente hasta el

límite de las doscientas millas, sin perjuicio de las libertades de comunicación internacional, de

conformidad con la ley y con los tratados ratificados por el Estado.

CONCLUSIÓN:

 La evolución de un Estado se da a través de los años, en un proceso con altas y bajas,

dando como resultado un Estado Democrático Constitucional para el Perú.

 El proceso evolutivo del Estado dio como resultado las leyes q se le atribuyen a éste, la

organización de poderes, el Aveas Corpus, etc.

 Existe una íntima relación entre el Estado y los Derechos Humanos, ya que, si un Estado

no procura cuidar los Derechos Humanos, no merece llamarse así.

 Las características que adopto el Estado Peruano fueron gracias a una serie de procesos.
65

HISTORIA DE PALACIO DE GOBIERNO

La ceremonia de fundación se realizó en lo que hoy es la Plaza Mayor, el día 18 de

enero de 1535, llamándola "La muy noble, muy insigne y muy leal ciudad de los Reyes del

Perú". Inmediatamente se procedió a repartir los terrenos entre los conquistadores.

La Casa del Gobernador Pizarro fue construida de una manera sencilla con un patio al

centro, en cuyo jardín se sembró una higuera que existe hasta nuestros días.

Años después de la muerte de Pizarro, a manos de los seguidores de Almagro, el

Pacificador La Gasca ocupa esta casa, junto con la Real Audiencia, la cual fue motivo de pleito

entre los herederos de Pizarro y la Corona Real.

En el año de 1555 se pagó a la hija y heredera Da. Francisca Pizarro el total del

arrendamiento de la casa desde el día 26 de junio de 1541, fecha en que su padre fue asesinado.

Posteriormente esos solares fueron adjudicados a la Real Hacienda en parte de pago de los

28.000 pesos de oro que Don Francisco Pizarro debía pagar a la Corona.

En 1569 llega al Perú el Virrey Francisco Toledo en cuyo período realizó una excelente

labor administrativa a favor de la Corona Española, y envía una carta al Rey de España para

solicitarle autorización para remodelar la Casa Real de Los Virreyes, la cual era muy sencilla

casi como en la época de Pizarro.

El terremoto de 1586 daña la Casa Virreinal seriamente dejándola inhabitable, es recién

con el Virrey Don García Hurtado de Mendoza, Marqués de Cañete quien gobernó entre 1589 a

julio 1596 que se reedifica la casa y la eleva a categoría de Palacio.

En 1603 durante el gobierno del Virrey Luis de Velasco se concede el permiso para que

en beneficio del comercio y la ciudad se puedan colocar bajo los corredores de la casa que dan
66

sobre la acera de la plaza mayor, unos puestos de madera con toldo los cuales eran parecidos a

los de Madrid; servían para el trato y venta de mercancía y, también existían tramitadores que

agilizaban los documentos de los ciudadanos. Eran conocidos como los "Cajones de la Ribera",

fueron cerca de 42 tiendas dando un mal aspecto al edificio lo que permanecieron en su lugar

hasta comienzos del siglo XX; y fue durante el gobierno edil del Alcalde Federico Elguera que se

demuelen para remozar la Plaza Mayor.

Dos terremotos ocurridos en los años de 1687 y 1746 destruyeron Palacio haciendo que

los virreyes se instalen en la Plaza Mayor en incómodas barracas de tablas y lona. Otros Virreyes

que remodelaron la Casa Virreinal fueron el Virrey Manuel de Guirior, el Virrey Agustín de

Jáuregui y el Virrey Gil de Taboada en 1793.

Para Flora Tristán que visita Lima en 1834 el Palacio de Gobierno le pareció muy vasto

pero tan mal construido como mal ubicado, sin nada notable.

En 1855 a instancias de los Ministros de Guerra y Hacienda, General Juan Manuel

Echenique y Manuel Galup, se pudo refaccionar la fachada que da a la Plaza Mayor, abrir

balcones y ventanas para colocar columnas, dándole una

apariencia diferente y que se conservó hasta que se construyó el último Palacio. Ya en el

gobierno de la reconstrucción nacional del Presidente Andrés Avelino Cáceres en 1886 son

restaurados los ambientes dañados durante la ocupación chilena.

A principios de siglo XX por resolución suprema se aceptó la permuta de las 45 tiendas

ubicadas en la calle Palacio pertenecientes a la Beneficencia Pública de Lima por trece casas que

fueron restauradas por el estado, las referidas tiendas fueron incorporadas al edificio de Palacio

con el fin de ensanchar el terreno, así como los terrenos de una tienda en la calle Desamparados.
67

En 1906 durante la época del gobierno del Presidente José Pardo y Barreda se convocó

a un concurso internacional con la finalidad de construir un nuevo Palacio; el ganador fue el

arquitecto Emile Robert, cuyo proyecto de tipo afrancesado acorde con las tendencias de la

época nunca se llegó a concretar. Quizás este diseño sirvió de inspiración al arquitecto

Malachowski cuando diseña la fachada principal del nuevo Palacio.

Durante el segundo gobierno del Presidente Augusto B. Leguía, en vísperas de las

celebraciones del Centenario de la Independencia Nacional, el día domingo 3 de julio de 1921 se

produce un incendio. El siniestro comenzó poco más de las tres de la tarde, minutos después que

el Presidente había abandonado su Despacho para dirigirse a las carreras de caballo en el

Hipódromo de Santa Beatriz.

El fuego se produjo en el Despacho y luego se propagó por los departamentos cercanos

quedando destruidos. Se perdieron documentos valiosos, mobiliarios y obras de arte conservadas

desde época colonial. Este incidente afectó sobre todo la parte que daba para la calle Palacio,

cuya estructura era de adobería de espesor variado con cimientos de piedra, pisos de madera y

mármol. La parte que daba para la calle Pescadería no fue afectada y se tuvo que trasladar

temporalmente el Despacho Presidencial a esa zona.

Para afrontar el desastre, el Presidente Augusto B. Leguía convocó a un grupo de

arquitectos para demoler la zona afectada y proceder a reconstruir parcialmente los salones, y así

tener un lugar adecuado para las celebraciones del Centenario de la Independencia Nacional. En

1926 el Presidente Leguía nombra al arquitecto francés Claude Antoine Sahut Laurent para

realizar el diseño de un nuevo Palacio y como arquitecto del estado al Sr. Roberto Haaker.
68

El primer salón diseñado en concreto armado fue “El Gran Comedor” o “Salón

Francisco Pizarro” el cual fue inaugurado el 29 de julio de 1927.

Al diseñar el trazo de Palacio el arquitecto Sahut conserva la antigua disposición

general, lo que se puede observar en los salones que él realizó: Hall Choquehuanca y Eléspuru,

Salón Túpac Amaru II el salón Dorado o de Recepciones el Despacho Presidencial, el Jardín de

la Higuera

La Foundation Company fue la empresa encargada de ejecutar la estructura del edificio,

En 1926 se procedió a demoler la edificación temporal que estaba en la calle Palacio.

Cuando se inician las excavaciones para realizar los cimientos, los obreros descubren

por casualidad la boca de un túnel subterráneo que seguía bajo la calle Palacio, confirmando de

esta manera lo que los cronistas e historiadores tanto habían mencionado. Se retrocedió la vereda

del edificio del Correo Central para

ensanchar la calle Palacio, con la finalidad de darle una mejor perspectiva a la nueva

fachada que en aquella época era la fachada principal.

En el año de 1929 a raíz de la caída de la bolsa de valores de New York y la crisis

económica mundial que repercute en nuestro país, la empresa paraliza sus actividades en el Perú

desde el 1 de diciembre de 1929, dejando sin concluir el Salón de Recepciones.

En el mes de agosto de 1930 Augusto B. Leguía sufre un golpe de estado y Luis

Sánchez Cerro toma el poder, es él quien manda terminar de construir el Salón de Recepciones y

salas anexas entre ellas el Despacho Presidencial, el salón de Embajadores, la sala de señoras, la

sala de edecanes, el salón de representantes, el salón Luis XVI, sala de ministros; las cuales

fueron inauguradas para la visita que hizo el Príncipe de Gales el 12 de febrero de 1931.
69

En 1932 se paralizan las obras y Sahut vuelve a Francia donde muere aquejado por una

pleuresía. Es el Presidente Oscar R. Benavides quien encarga al arquitecto Ricardo de Jaxa

Malachowski Kulisicz completar la reconstrucción. Malachowski vino al Perú contratado por

gobierno peruano durante la época del Presidente Leguía para que enseñe arquitectura en la

“Escuela de Ingeniería”; fue recomendado al embajador de Perú en Francia por la “Escuela

especial de Arquitectura” y por “Escuela de Bellas Artes” en París donde había cursado estudios

entre los años (1903-1908). Fue contratado por dos años, pero, contrajo nupcias con una peruana

y se quedó a vivir en Lima donde, al igual que Sahut gozaba de gran prestigio.

Entre sus obras podemos mencionar: el Congreso de la República, Municipalidad de

Lima (interior), el Banco Italiano (Hoy Banco de Crédito), la Compañía de Seguros el Rímac, el

Club Nacional, la urbanización Santa María del Mar, entre otros. Fue fundador y “profesor

principal” por 33 años del departamento de arquitectura de la Escuela Nacional de Ingenieros del

Perú, hoy Universidad Nacional de Ingeniería.

Los trabajos se iniciaron el día 4 de agosto de 1937 y se decidió demoler la parte

antigua que quedaba para el lado de Desamparados, entre los ambientes demolidos podemos

mencionar el patio de la Real Audiencia, la Real Capilla, las obras estuvieron bajo las órdenes de

Ramiro Fernández. Se termina la obra al año siguiente y se inaugura Palacio en 1938.

Ricardo de Jaxa Malachowski diseñó la fachada principal, el Gran Comedor, el cine, la

Residencia del Presidente, el ala este de Palacio, el Patio de Honor y las áreas administrativas.

Para realizar todos estos ambientes se procedió a demoler la iglesia y la calle de los

Desamparados con la finalidad de ampliar el terreno de Palacio y concluir así con la obra,

llegando a tener el edificio cerca de 19.208 metros cuadrados.


70

BIOGRAFIA DEL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA:

MARTÍN ALBERTO VIZCARRA CORNEJO

Martín Vizcarra actual presidente del Perú desde el 23 de marzo del 2018 es hijo de

César Vizcarra Vargas, militante aprista, y de Doris Cornejo, profesora de educación primaria.

Su padre fue alcalde de Moquegua y miembro de la Asamblea Constituyente de 1978. Su familia

estaba asentada en Moquegua, debió nacer en Lima, debido a una complicación pulmonar que lo

puso al borde de la muerte. Se le bautizó con el nombre de Martín en honor a Martín de Porres.
71

En las elecciones generales de 2016, fue elegido primer vicepresidente de la República.

El 28 de julio de ese mismo año asumió el cargo de ministro de Transportes y Comunicaciones.

Fue nombrado embajador extraordinario y plenipotenciario del Perú en Canadá en

setiembre de 2017.

Ocupó el cargo de presidente del Gobierno Regional de Moquegua del 2011 al 2014.

Estudios y grados:

Cursó sus estudios escolares en el I.E.P Juan XXIII y en la G.U.E. Simón Bolívar, en

Moquegua. Sus estudios superiores los cursó en la Universidad Nacional de Ingeniería (1979-

1984), graduándose de ingeniero civil. Tiene además un diplomado en Administración Gerencial

de la Escuela de Administración de Negocios – ESAN (2009)

Trayectoria profesional:

Recibió las Palmas Magisteriales en el Grado Amauta, en el 2013. Ocupó el cargo de

Gerente de Operaciones de la empresa CyM Vizcarra, de 1992 a 2010. Fue Director Ejecutivo

del Proyecto Especial Pastogrande de Moquegua, de 1989 a 1992. Fue miembro del directorio de

EGESUR, Director de la Sociedad de Industrias de Moquegua, miembro de la Comisión

Consultiva del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Concytec), y Decano del Colegio de

Ingenieros del Perú.


72

LA CRISIS DE PERÚ EN DOS VERSIONES

Perú atraviesa desde hace semanas por una crítica situación política. Que

puede mirarse atendiendo a las revelaciones escandalosas que han colocado al

presidente, pedro pablo kuczynski, al borde de dejar el cargo, enfrentado a un

parlamento en el que la mayoría ha buscado desgastarlo desde su juramentación en

julio de 2016. En esa situación, en diciembre echó mano al recurso de indultar al

expresidente alberto fujimori para tratar de mantenerse a flote, medida que ha

enconado aún más el debate. Pero si se busca explicar el punto al que ha llegado el

régimen democrático en 2018 es forzoso ampliar la perspectiva y mirar los

sucesivos fracasos de los gobiernos elegidos a partir de 1980, cuando el gobierno

militar dejó el poder.


73

Desde la primera mirada, Kuczynski se ha visto arrollado en ese mar

revuelto que han ocasionado las revelaciones del pago de sobornos por la empresa

brasileña Odebrecht a diversos dirigentes políticos latinoamericanos. Aunque el

oleaje ha batido a varios países, probablemente Perú es, después de Brasil, el más

afectado. Tres expresidentes peruanos y el actual están en cuestión, además de otras

figuras tanto políticas como empresariales.

En este trance, Kuczynski ha pasado de una demostrada impericia política –

que fue evidente desde que permaneció impasible cuando el Congreso censuró sin

motivo serio a su mejor ministro a los cuatro meses de haberse hecho cargo de la

presidencia– al cinismo de mentir públicamente para ocultar sus operaciones

empresariales paralelas a su desempeño como ministro y su más que sospechosa

renuencia a comparecer pronto ante una comisión investigadora del Congreso que le

reclama explicaciones. Pero, según los sondeos de opinión, el recurso más

impugnado es haber indultado al expresidente Fujimori, condenado en abril de 2009

por asesinato, lesiones y secuestro a 25 años de prisión. El 24 de diciembre, cual

regalo navideño, se firmó el “indulto y derecho de gracia por razones

humanitarias”, cuando el reo había cumplido menos de la mitad de la condena,

eximiéndolo de ser procesado por cualquier otro delito. Los jueces ya han declarado

“inaplicable” este último extremo.

Los comentaristas han coincidido en interpretar que el indulto se explica no

por las razones humanitarias invocadas, sino por un pacto entre e l presidente y un

sector de la representación parlamentaria fujimorista. Según el aparente acuerdo, a

cambio del indulto diez congresistas disidentes de la mayoría de su partido


74

aceptaron no votar a favor de que el Congreso declarara la vacancia presidenci al,

planteada en diciembre precisamente en razón de las denuncias de corrupción

hechas desde Brasil.

En febrero, la encuestadora más fiable del país constató que el 54% de los

entrevistados rechazaban el indulto, siete de cada diez encuestados pensaban que

los encuentros entre funcionarios de Odebrecht y Kuczynski cuando era ministro de

Estado se explican porque este “buscaba un bene ficio personal”, y solo dos de cada

cinco (41%) creían que el presidente debía mantenerse en el cargo.

En ese convulso marco político, en los dos últimos días de febrero Jorge

Barata, el exrepresentante de Odebrecht en Perú, declaraba en Brasil a los fiscales

peruanos haber financiado a todo el espectro político peruano. A la campaña

electoral de Alan García en 2006 dijo haber entregado 200.000 dólares

estadounidenses y, en 2011, 300.000 a la de Kuczynski, 700.000 a la de Alejandro

Toledo, 1,2 millones a la de Keiko Fujimori y tres millones a la de Ollanta Humala,

cuya esposa insistió –según el declarante– en recibir personalmente dos tercios de

esa suma. Por cierto, todos los jinetes a los cuales la firma brasileña apostó han

negado haber recibido suma alguna.

Historia peruana de la infamia :

La segunda mirada de la crisis peruana sitúa en perspectiva el actual

remolino como el desmoronamiento de uno más de los gobiernos elegidos en la

etapa más reciente de la democracia en el país. El gobierno de Fernando Belaunde

Terry, escogido nuevamente para el cargo en 1980, hizo un esfuerzo sostenido por

dar marcha atrás en todas las reformas introducid as por el gobierno militar
75

precedente (1968-1980) y que, precisamente, Belaunde no fue capaz de llevar a

cabo en su primer gobierno (1963 -1968). Lo sucedió García, en medio de la

expectativa generada por el surgimiento de un carismático líder postulado por el

APRA, el partido de Haya de la Torre que nunca antes gobernó. En 1989, último

año completo de su gobierno, la inflación llegó a 3.398%, según fuentes oficiales.

En medio de los efectos del descalabro y la impotencia gubernamental para sofocar

la subversión de Sendero Luminoso, Fujimori fue elegido en 1990.

Denunciada en 2001 la podredumbre que corroía a la fujimorista dictadura

civil-militar y habiendo huido del país el presidente y su oscuro asesor Vladimiro

Montesinos, un gobierno de transición convocó a elecciones que ganó Toledo, en

mérito de haber encabezado movilizaciones populares contra Fujimori. Gobernó,

como se decía en los medios, “en piloto automático”, incumpliendo mucho de lo

prometido y con un índice de satisfacción bajísimo desde los prim eros seis meses de

su periodo. Desde hace un año tiene la condición de prófugo, reclamada a Estados

Unidos su extradición bajo cargos de corrupción.

En 2006, García volvió a la presidencia como la opción que se prefirió

frente a la presunta filiación “chavista” del desconocido exmilitar que había ganado

la primera vuelta, Humala. Discursivamente alineado con la social -democracia, las

políticas de García lo desmintieron: en un giro completo respecto de su primer

gobierno, desarrolló una política económica or todoxa. En tanto, se incrementaron

las denuncias y sospechas de corrupción que ya habían surgido entre 1985 y 1990.

Humala ganó los comicios en 2011 gracias al anti -fujimorismo que rechazó a su

oponente, Keiko Fujimori. También él echó mano al “piloto auto mático” en el


76

manejo económico mientras incrementaba moderadamente el gasto social, merced a

cierta bonanza económica que aumentó los ingresos fiscales. Terminó su periodo en

medio de denuncias de corrupción recaídas sobre él y su esposa, Nadine Heredia, e

incluso bajo sospecha de crímenes de derechos humanos cometidos durante la

“guerra sucia” contra la subversión. Ambos están hoy en prisión preventiva.

Al llegar el país a 2016, gracias al aumento de los precios de los minerales

en el mercado mundial y a un incremento notable de exportaciones agroindustriales,

se habían rebajado considerablemente los niveles de pobreza: en los diez años

transcurridos entre 2007 y 2016, la población en condición de pobreza pasó de

42,4% a 20,7%. El incremento de los ingresos –y el del empleo en el sector

informal– destacó entre los países de América Latina. En segunda vuelta se

enfrentaron entonces Keiko Fujimori –por segunda vez candidata como heredera de

su padre– y Kuczynski, quien en 2011 había apoyado públicamente la can didatura

de Keiko. Frente a programas de gobierno similares, el electorado se decidió por

razones estrictamente políticas: Fujimori reavivó los temores que su apellido

enciende y Kuczynski fue elegido por una diferencia de 41.057 votos entre más de

dieciocho millones de votantes.

El resto es de actualidad conocida. El año y medio de gobierno de

Kuczynski ha conocido un decrecimiento económico, una catá strofe natural –el

fenómeno del Niño– que el gobierno ha encarado con gran insatisfacción de los

afectados y, en los últimos meses, esa ola de denuncias sobre una conducta

inapropiada del presidente en relación con los escándalos de Odebrecht.


77

Al comenzar marzo el gobierno, sin rumbo, trataba de sobrevivir al

temporal, cuya última embestida es un nuevo pedido de vacancia presentado en el

Congreso, esta vez por la izquierda con el vacilante apoyo del fujimorismo leal a la

hija del expresidente. Mientras tant o, la Corte Interamericana de Derechos Humanos

consideraba un recurso planteado por los familiares de las víctimas de una

masacre perpetrada en 1991 por un comando militar durante el gobierno de

Fujimori, que fue materia del juicio en el que resultó condenado por los tribunales

peruanos. El recurso pidió que la Corte, en ejecución de la sentencia que en 2001

declaró la responsabilidad del Estado peruano en la matanza, disponga que el

gobierno invalide el indulto y el reo vuelva a prisión. Esta historia continuará.

Los politólogos tendrán que servirse del caso peruano para discutir los

efectos del mecanismo de segunda vuelta para elegir presidente, que conduce a

optar por un “mal menor” que en definitiva no demuestra serlo tanto. Pero, después

de estos 28 años de experiencia electoral, la pregunta de fondo que los peruanos

decepcionados y escépticos nos hacemos tiene que ver, más bien, con los frutos

reales y los límites efectivos de la democracia.


78

EL ESTADO PERUANO Y LA EXCLUSIÓN SOCIAL

“El Estado es una entidad supra-social cuasi metafísica, que, como un Demiurgo,

fabrica la sociedad, reduce la ciudadanía a un permiso jurídico y monopoliza el protagonismo

histórico”.

La exclusión no es solo económica, ni de redistribución de la riqueza, y la solución no

es solamente atreves de la inversión privada o pública o de superación los actuales estados de

pobreza es todo esto y más; es el principal problema nacional, cuyas raíces son profundas --

relacionadas directamente con la sociología peruana--, donde un grupo minoritario: Nación

Dominante, impuso su voluntad y cuyo cumplimiento está garantizado por sanciones externas e

internas. Las primeras se ejercitan coercitivamente por la sociedad y constituyen el derecho (La

Constitución). Las segundas no salen de la órbita de la conciencia y forman la moral.

El problema es constitucional y moral, el Estado Peruano actual es el responsable de

esta situación social, política y económica que impide el crecimiento y el desarrollo de nuestra

patria.

La ineficiencia del Estado Peruano para resolver la exclusión social se trasforma en

“crisis” de legitimidad. La “estabilidad” de un sistema puede esconder no solo ineficiencia, sino

también ilegitimidad.

“Puede darse, pues una situación de paz sistémica flotando sobre un polvorín ciudadano.

Estabilidad superficial con inestabilidad profunda. O bien: estabilidad formal por arriba e

ilegitimidad real por abajo. “Seguridad objetiva” paradójicamente opuesta a “inseguridad

subjetiva” (PNUD).
79

Una breve mirada a la historia

El encuentro entre los quechuas y los españoles genero un conflicto al colisionar dos

modelos de producción antagónicos el modelo colectivista agrario basado en el Ayllu

(Comunidad) y el modelo feudal europeo impuesto en nuestro territorio por medio de la

Encomienda.

La imposición del modelo feudal al modelo colectivista agrario genero una

contradicción social que hasta la fecha no ha sido superada.

Generando una estructura étnico-nacional muy compleja. La población criolla (hijos de

padre y madre españoles) y algunos mestizos, que durante largo tiempo disfrutaba de la posición

de nacionalidad dominante y luego de Nación Dominante, constituye una minoría de la

población que actualmente controla el Estado Peruano.

La independencia: No implemento el liberalismo-capitalismo

Los criollos que lideraron la independencia de España, no implementaron el modelo

liberal sustento ideológico del capitalismo, si no lo adecuaron a sus intereses económicos:

entendiendo la libertad política solo como independencia de España; no como un movimiento de

renovación y de democracia interna del Estado, de la sociedad; tampoco se preocuparon de crear

los mercados internos e impulsar las exportaciones. El mercado es incluyente requiere que toda

la población consuma

Se gana la libertad frente a España, pero el modelo feudal continuo; con la

independencia nació la República, que obtiene el reconocimiento jurídico a nivel internacional, y

define un espacio y un territorio físico.


80

Las diferentes constituciones avalaron a las elites dominantes—Nación Dominante—

que la usaron para mantenerse en el poder y enriquecerse, excluyendo a la mayoría.

Un serio intento liberal-capitalista y una revolución frustrada

En 1836 se va constituir el primer régimen de libre comercio del Perú, el tratado

comercial con Chile fue revocado sumariamente, y rápidamente fue redactado con TLC con los

EE.UU y firmado por el ministro de hacienda don Juan García del Rio y el Encargado de

Negocios de los EE.UU en el Perú don Samuel Larned. Este tratado o convención general de

paz, amistad, comercio y navegación fue ratificado por el Presidente de la Confederación

Peruana Boliviana, Gran Mariscal y Pacificador del Perú Don Andrés Santa Cruz.

La clase dominante peruana combatiría a la Confederación con la pluma y la espada con

las mismas razones por las que no se sumaron al levantamiento de Túpac Amaru, usando una

retórica abiertamente racista para minar la legitimidad de Andrés de Santa Cruz (fue brevemente

primer mandatario del Perú en 1827) quien era condenado no solo por ser un invasor boliviano,

sino también por ser un indio, un serrano advenedizo.

La oligarquía limeña liderada por el general Agustín Gamarra, enarbolo “la bandera de

un nacionalismo mercantilista” en 1838 solicito el apoyo de Chile para combatir a la

Confederación Peruana Boliviana, siendo derrotada el 20 de enero de 1839 en la batalla de

Yungay-Ancash.

Agustín Gamarra resolvió el TLC con los EE.UU. regresamos al tratado comercial con

Chile, no se implementó sistema liberal-capitalista y la exclusión social se acentuó.

Después de la guerra con Chile 1879, el general Andrés Avelino Cáceres, quechua

hablante, el “taita Cáceres” “el Brujo de los Andes” y “el gran Republicano”, tuvo esa histórica
81

oportunidad de ingresar a Lima en 1884 y fundar una nueva República integrada, sin exclusión

social que hubiese permitido la formación de la Nación peruana. Pudo y no fue el líder de la

Revolución Nacionalista Liberal que el Perú reclamaba.

El siglo XX

Con la llegada del siglo XX la difusión de nuevas ideologías y filosofías llegan al Perú y

aparecen los grandes pensadores peruanos cuyo precursor fue don Manuel Gonzales Prada en el

momento de la guerra con Chile dijo: “No había una Nación constituida. El Perú era todavía una

sociedad colonial inmersa en los vicios de la escolástica animados por la tradición hispana”.

En el libro Horas de Lucha nos dice: “Existe una alianza ofensiva y defensiva un

cambio de servicios entre los dominadores de la capital y los de la provincia: si el gamonal de la

sierra sirve de agente político al señor de Lima, el señor de Lima defiende al gamonal de la sierra

cuando abusa bárbaramente del indio”.

Víctor Raúl Haya de la Torre sostenía en 1927:” Nuestra lucha por el indígena peruano

y americano, es pues, lucha contra el latifundio no es simplemente lucha de color…El latifundio

y la comunidad no pueden coexistir. Son instituciones opuestas representativas de momentos

históricos distintos.

“La nueva generación, escribe José Carlos Mariátegui—el más ilustre pensador

marxista latinoamericano—siente y sabe que el progreso del Perú será ficticio, o por lo menos,

no será peruano, mientras no constituya la obra y no signifique el bienestar de la masa peruana

que en sus cuatro quintas partes es indígena y campesina.”


82

Conflictos, inestabilidad, revoluciones

Producto de la situación de exclusión social la historia del Perú ha sido una sucesión de

episodios de estabilidad equilibrándose sobre una tensa inestabilidad fundamental de largo plazo.

Históricamente la estabilidad a sofocado y enterrado a la legitimidad. Tanto que la historia de

aquella es pública, oficial y visible, y la de esta oscura y soterrada, que solo se hace visible

cuando revienta sobre la superficie de aquella. Por lo mismo, cuando el investigador social se

sitúa para trabajar a ras de ciudadano, lo hace como arqueólogo: desenterrando sujetos y hechos

ocultos, devaluados u olvidados, por ejemplo:

El 7 de julio de 1932 un grupo de militantes apristas conjuntamente con los braceros

sindicalizados de la Hacienda Laredo (latifundio azucarero) ubicada en el Valle de Santa

Catalina, --cansados de ser marginados, excluidos-- liderados por el Búfalo Barreto tomaron el

cuartel militar y la ciudad de Trujillo.

En el mes de octubre de 1948 militantes apristas y la tropa de la base naval del Callao se

levantan contra el régimen de Luis Bustamante y Rivero,

En 1963 se inicia la guerra de guerrillas el poeta Javier Heraud muere acribillado por la

policía en el rio Madre de Dios.

El líder campesino Hugo Blanco lucha en los valles de Cusco por la promulgación de la

Ley de Reforma Agraria que termine con el gamonalismo.

En 1965 el líder aprista Luis de la Puente Uceda rompe con Víctor Raúl Haya de la

Torre y funda el Apra Rebelde que después se denominara MIR e inicia la lucha guerrillera en

tres frentes.
83

POR FIN… SE INTENTA TERMINAR CON EL FEUDALISMO Y LA EXCLUSION…

Estudios de las FFAA peruanas llevados a cabo en los años 60 enfatizaron los

dramáticos cambios en las interpretaciones militares sobre la realidad y defensa nacional. A

través de la influencia del CAEM, de la Escuela de Inteligencia y el CEPAL, surgieron nuevas

definiciones de lo que se entiende por Seguridad Nacional, otorgándole a las FFAA un papel en

el desarrollo económico y social del país.

Un grupo de oficiales del Ejército rodearon al Comandante General y lo convencieron

de la necesidad de hacer un proyecto político-militar de “Desarrollo Nacional y Reformas

Estructurales”

La mayoría de peruanos reclamaba una profunda reforma del Estado Peruano para que

termine con el modelo feudal (Gamonal-latifundio) y con la exclusión social y construir un

nuevo Estado y la Nación Peruana.

El 3 de octubre de 1968 es derrocado el Presidente Fernando Belaunde, esa mañana el

general Juan Velasco Alvarado, desde Palacio de Gobierno se dirigió a los peruanos diciendo:

“Poderosas fuerzas económicas nacionales y extranjeras en complicidad con peruanos

indignos, detentan el poder político y económico, inspirados en lucrar desenfrenadamente,

frustrando el anhelo popular en orden a la realización de las básicas reformas estructurales, para

continuar manteniendo el injusto orden social y económico existente…”

En resumen, el gobierno militar revolucionario, proponía combinar la acumulación

capitalista del Estado con la del sector privado a fin de ampliar y homogenizar el mercado

interno, con la consiguiente integración económica y social. El hecho más contundente de las

reformas en el aparato productivo fue terminar con los terratenientes, gamonales y latifundista.
84

El 25 de agosto de 1975, en la ciudad de Tacna. Morales Bermúdez, pide la renuncia del

general Velasco.

Nuevamente conflictos, inestabilidad, ilegitimidad del gobierno

En 1977, el régimen de Morales Bermúdez estaba acorralado por la oposición, que

organizaba protestas, huelgas y movilizaciones. A pesar de ello el FMI presionaba al gobierno

pare endurecer mas las medidas económicas.

Las centrales sindicales obreras y campesinas, conjuntamente con los partidos políticos

de oposición exigían a Morales Bermúdez, el cambio del programa económico y terminar con la

injerencia del FMI en la política económica peruana.

El paro del 19 de julio de 1977 represento un hito en la movilización popular peruana,

pues ese día paralizo todo el país. Este hecho obligo al gobierno de Morales Bermúdez, a

convocar una Asamblea Constituyente, que fue presidida por el líder aprista Víctor Raúl Haya de

la Torre.

La Constitución de 1979 único Contrato Social

Es el testimonio más claro y preciso de la evolución social del pueblo peruano. Rescata

nuestros orígenes autónomos, la lucha de liberación, como la gesta de Túpac Amaru y la

fundación de la República. Zanja con claridad con los modelos imperialistas que subordinan a

los países del tercer mundo, y marca la decisión integracionista del Perú con las demás naciones

de América del Sur.


85

En la Asamblea Constituyente de 1979 hubo un rico debate ideológico y político.

Estuvieron presentes las más importantes ideologías de nuestra civilización: La Social

Democracia con el APRA, el Social Cristianismo, representado por la Democracia Cristiana y el

Partido Popular Cristiano, la Izquierda Peruana por el PCP que pertenecía a la III Internacional

Comunista orientada por el Partido Comunista Soviético, la Izquierda Nacional con la UDP; el

FOCEP que albergaba diferentes posiciones entre ellas el trotskismo, y también habían

constituyentes maoístas y de la mini tendencia conocida como Albanesa. Estaba presente la

izquierda no marxista con el PSR, el nacionalismo regional, y la izquierda cristiana.

La vieja oligarquía nacional tuvo cuatro representantes. Dos pertenecían al MDP que

era la continuación en extinción del pradismo, y dos del Partido Unión Nacional que

representaba al odriísmo.

BARBARIE, SANGRE Y LOCURA EN LOS ANDES

Si el golpe militar del general Juan Velasco Alvarado, y posteriormente la ejecución del

Plan Inca, evitaron el surgimiento de nuevos focos guerrilleros como los iniciados por Luis de la

Puente Uceda en 1965; la Contrarreforma, puesta en marcha por el gobierno del general

Francisco Morales Bermúdez, significó para los sectores radicales y violentistas, la recuperación

de un terreno ignorado por muchos gobiernos.

En 1980 Fernando Belaúnde es elegido Presidente del Perú. Ese mismo día, en el pueblo

de Chuschi-Ayacucho, surge el Partido Comunista del Perú-Sendero Luminoso, que se

responsabilizó de la destrucción de las urnas electorales, en lo que sería la primera acción

terrorista de SL en el país. Este acontecimiento marca el inicio de un conflicto armado y acciones

terroristas que durarán muchos años, extendiéndose en todas las regiones del país, dejando como
86

resultado, -según la Comisión de la Verdad-, entre 69,280 hasta 77,552 víctimas, de las cuales el

46% de los fallecidos fueron ejecutados por Sendero Luminoso _SL, un 30% por las Fuerzas

policiales y militares, un 24% por el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru _MRTA, y

agentes no identificados o víctimas en combate que dejaron un costo de casi 26 mil millones de

dólares.

Estado Neo liberal

¿Qué ha ganado el Perú, los peruanos, los excluidos después del 5 de abril de 1992?,

¿Ha logrado integrar a todos los peruanos a un mismo nivel de vida moderna?

¿Desaparecieron los conflictos sociales? ¿Aplastó todo lo que nutría esta situación?

NO. La ingobernabilidad continúa siendo una Amenaza. Es la cara oculta, la otra cara

del orden que ha prevalecido hasta ahora. Son dos caras de la misma moneda.

¿Se puede construir un Estado neoliberal excluyente, un sistema político e implementar

un modelo económico violando los Derechos Humanos, construyendo una red criminal de

control y corrupción, restringiendo específicamente la propiedad, cuando en ella existen

importantes recursos naturales?

Si los constructores de ese sistema se dan prisa en promulgar una Constitución y las

leyes necesarias que formalicen su obra, la “legitimidad” entonces quedará “asegurada”. Y, los

desafectos, los que no están de acuerdo, los que protestan, quedarán ipso facto, fuera de la Ley;

pues los políticos (respetuosos de la Ley), los jueces (ejecutores de la Ley), los militares y la

policía (defensores de la Ley y represores), siguen a la Ley, y no los intereses de la masa

ciudadana.
87

El actual Estado neoliberal, fue construido por una intervención fáctica-autoritaria del

gobierno (Ejecutivo) y de los militares. No se construyó debatiendo argumentos especializados

ni buscando el consenso y la participación de la masa ciudadana.

Crisis cíclicas, cuestionamiento a los parlamentarios, descredito de los jefes de Estado,

intervenciones militares, gobiernos de transición.

La masa ciudadana está vigilante en una actitud desafiante de tibia conformidad. Está

juzgando, protestando y pidiendo reformas. El Estado excluyente oligárquico, y el Estado

neoliberal excluyente actual, siguen siendo frágiles. Es el Estado actual que debemos replantear e

implementar un modelo económico incluyente.

Hace 103 años don Víctor Andrés Belaunde siendo dirigente universitario dijo en un

discurso que pronunció en la Universidad San Agustín.

“La cuestión social del Perú es la cuestión indígena, ningún pueblo puede renunciar a su

destino y el del Perú es resolverla, cualesquiera que sean los obstáculos y los sacrificios que haya

que hacer para vencerlos”

Todo está dicho, la experiencia lo demuestra, terminemos de una vez por todas con la

exclusión social, construyamos un Perú integrado, una gran NACION.

EL ESTADO PERUANO: UN OGRO INÚTIL

En el Perú, haber entendido el proceso histórico de formación del Estado como un

continuum ha conducido a privilegiar las permanencias —que efectivamente existieron— y

menospreciar las modificaciones, orientando un tipo de lectura que se puede denominar

organicista.
88

En sentido contrario, leer la historia como una sucesión de etapas ha sesgado a una

lectura en la que predomina la sucesión de hechos atendiendo sólo a lo contingente sin

considerar lo heredado.

Una consecuencia de estas lecturas disímiles es que las polémicas en torno al Estado en

el Perú han estado teñidas de una clara carga ideológica. No obstante, existe una idea más o

menos aceptada en las ciencias sociales peruanas: considerar al Estado como una institución

inútil. En efecto, tanto liberales como marxistas coinciden en señalar que el Estado peruano

siempre ha estado alejado de la sociedad “real”.

Los primeros atribuyen este alejamiento a la característica mercantilista del Estado

peruano; los segundos a su carácter de clase y a su subordinación a los intereses económicos

internacionales. En definitiva, el Estado en el Perú nunca ha sido representativo de la sociedad.

Más aún, sólo lo ha caracterizado su fuerza coaccionadora, precisamente para sustituir esa

incapacidad de representación.

Pero hay que señalar que estos cuestionamientos, siendo ciertos, no son novedosos, pues

ya están presentes en las reflexiones de pensadores tan importantes y distintos teóricos e

ideológicamente, como son Víctor Andrés Belaunde y Jorge Basadre.

Al interior de la preocupación por entender el proceso formativo del Estado peruano, un

punto polémico es determinar en qué momento se empieza a configurar como tal. Algunos

autores señalan que ello empieza a ocurrir desde el gobierno de Nicolás de Piérola, luego de

derrotar al general Andrés Avelino Cáceres en la guerra civil de 1894-1895. Otros sostienen que

la consolidación del Estado peruano sólo empieza a producirse durante el oncenio de Augusto B.
89

Leguía (1919-1930), algunos más afirman que ello ocurre en el tiempo del reformismo

militar del general Juan Velasco Alvarado (1968-1975). Finalmente, hay quienes argumentan

que la consolidación de un verdadero Estado nacional en el Perú se está produciendo durante el

gobierno de Alberto Fujimori (desde 1990). Como se puede observar, se trata de un asunto aún

sin resolver.

CORRUPCIÓN EN EL PERÚ: BREVE RESEÑA HISTÓRICA

Ante todo, recordemos que, entre sus diversos significados, las palabras "corromper" y

"corrupción" poseen una connotación significativa moral. Así, la primera significa tanto echar a

perder, depravar, como sobornar o cohechar al juez o a cualquiera persona, con dádivas o de otra

manera. Corrupción designa, de un lado, la acción y efecto de corromper o corromperse y, de

otro lado, el vicio o abuso introducido en las cosas no materiales (Diccionario de la Real

Academia de la lengua española). Cuando empleamos corrientemente el término "corrupción",

pensamos entonces en el conjunto de comportamientos inducidos que crean un estado particular

de funcionamiento irregular de las diversas instancias del Estado. Situación que implica, en

particular, la alteración o la modificación (cualitativa o cuantitativa) de las vías por las cuales el

poder político se manifiesta normalmente. El Estado es incapaz para responder a las exigencias

de la sociedad, sus respuestas no corresponden a las expectativas de los grupos sociales o de los

individuos o no respetan el procedimiento debido. Muchas veces, aun cuando este procedimiento

es respetado y la respuesta es la adecuada, la intervención del Estado genera, a causa de la

corrupción, resultados diferentes de los que deberían producirse regularmente.

Los medios a través de los cuales la corrupción es provocada son irrelevantes: pagos

ilegales, chantaje, extorsión, connivencia, exacción. Es igualmente indiferente el hecho que


90

aquellos que participan en la corrupción se encuentren dentro o fuera de la administración del

Estado.

Lo que es decisivo para caracterizar la corrupción es la valoración que permite

considerar que la actuación o la intervención del Estado no es conforme, ni en el fondo ni en la

forma, a las normas establecidas previamente y de acuerdo a las vías regulares. En la medida en

que existe de manera generalizada en todos los niveles del aparato administrativo del Estado, la

corrupción no produce necesariamente la descomposición del Estado, situación caracterizada por

el desorden y la desorganización.

Para comprender mejor el fenómeno social de la corrupción nos parece oportuno

considerar dos tipos de corrupción: de una parte, la corrupción directa y, de otra parte, la

corrupción institucionalizada. Se habla de corrupción directa cuando en los comportamientos

concretos e individuales, los autores, las víctimas, el objeto y los móviles pueden ser

identificados o determinados claramente.

Dichos comportamientos están frecuentemente tipificados como delitos o faltas y los

responsables deben ser, en principio, objeto de procesos penales. Esta percepción directa y

personal de la corrupción es posible, sobre todo, en el nivel inferior o intermedio de la jerarquía

administrativa.

Esto se debe a que las tareas de los funcionarios y servidores en este nivel consisten

básicamente en ejecutar las decisiones tomadas por los altos funcionarios. (p. 103) En cuanto a la

corrupción institucionalizada se tiene en cuenta, primero, la distorsión significativa que existe

entre la sociedad que formula exigencias y el Estado que no puede o no quiere responder

convenientemente a las mismas. Luego, se señala que esta situación se debe a la actuación de
91

agentes no identificados cuyo objetivo es desnaturalizar o perturbar el funcionamiento de los

órganos del Estado. Este se ve debilitado y deviene ineficaz.

Este fenómeno resulta de una ausencia de valores o de su violación frecuente; vale decir

de una anomia social. Estos dos elementos (actuación irregular y anomia) se influencian y

refuerzan recíprocamente. Este tipo de corrupción se caracteriza entonces por su naturaleza

oculta o disimulada y forma parte de la estructura institucional.

Es difícil establecer un vínculo entre las causas y los efectos y de hacer una

diferenciación entre lo correcto e incorrecto, lo moral y lo inmoral. Dicha corrupción es

percibida, por ejemplo, cuando desde la perspectiva estructural global, se constata que

determinados mecanismos del Estado no funcionan correctamente, sin que se llegue a precisar la

causa o a individualizar a los responsables.

EJEMPLOS HISTÓRICOS:

Para tratar de comprender el fenómeno de la corrupción en un país como el Perú,

consideramos oportuno comenzar por citar algunos ejemplos tomados del periodo republicano.

El primero se refiere a las guerras de la independencia. Estas fueron financiadas, de una parte,

por capitales extranjeros, principalmente ingleses y, de otra parte, por la confiscación de bienes y

la imposición de contribuciones pecuniarias a determinados sectores de la población.

Al finalizar estas guerras, el nuevo gobierno republicano tuvo que reconocer como

deuda nacional interna, el valor de los bienes expropiados por el ejército libertador. Para cumplir

con esta obligación, el gobierno recurrió sea a los créditos extranjeros, sea a los beneficios

producidos por las riquezas naturales del país.


92

En el primer caso, la deuda interna se transformó en deuda externa; mientras que, en el

segundo, implicó una distribución indebida del patrimonio de la nación. (p. 104) En el plano

económico, la deuda interna se pagó mediante la instauración de un proceso tendiente a la

creación de capitales nacionales a fin de promover la industria, la agricultura y el comercio. En

realidad, el reconocimiento y pago de la deuda interna, constituyeron un caso escandaloso de

corrupción: la existencia de acreencias y su monto no fueron objeto de un control mínimo.

El Estado fue de este modo engañado; se le defraudó con la participación interesada de

sus propios órganos. El segundo ejemplo concierne a la explotación del guano. Durante la

segunda mitad del siglo XIX, esta riqueza natural era explotada por un sistema de concesiones

que el Estado otorgaba a los particulares.

El favoritismo, la influencia política, los vínculos de parentesco (nepotismo) eran los

criterios decisivos para obtener el derecho de explotar y exportar guano. Estos privilegios eran

dispensados y distribuidos ilegalmente por los políticos que se sucedían en el gobierno.

Esta riqueza no fue en consecuencia utilizada para desarrollar la industria, la agricultura

o el comercio. Así, una clase minoritaria se enriqueció en detrimento de la mayoría de la

población.

Después de la dilapidación de esta riqueza, el país se sumió nuevamente en la pobreza.

Citemos otros dos ejemplos de corrupción institucionalizada en el Perú del siglo XX. En los años

70, gracias a la corriente marítima de Humboldt, rica en plancton, el mar peruano contenía una

gran riqueza pesquera.

La pesca y la fabricación de la harina de pescado se convirtieron en una gran industria.

El Perú llegó a ser el primer productor a nivel mundial. Los industriales nacionales y extranjeros
93

se enriquecieron enormemente y el Estado peruano obtuvo grandes ingresos. Estos fueron

dilapidados por el Estado como si se tratara de un patrimonio inagotable. Dichos recursos

sirvieron para conceder ventajas, para satisfacer a los seguidores, para contentar a los militares.

Sin embargo, la pesca industrial al no respetar el ciclo de reproducción de los peces determinó la

extinción tanto de éstos como de la industria de la harina de pescado. Por lo demás, el fin de este

periodo estuvo marcado por el asesinato del pionero de esta industria, lo que provocó un

escándalo político y financiero.

La corrupción institucionalizada resulta también del tráfico de drogas en razón a que el

Perú es no solamente uno de los primeros productores de la hoja de coca sino también donde se

elabora la pasta básica de cocaína.

El poder económico de esta actividad ilícita permite a los traficantes adquirir una

influencia política significativa a todos los niveles del Estado y de la organización social.

Ministros y altos funcionarios de la policía han estado directamente implicados en el

tráfico o en la protección de la red de traficantes. Esta infiltración en todos los engranajes de la

sociedad hace que no sea posible distinguir la riqueza proveniente de una actividad legal o del

tráfico de drogas.

El funcionamiento de la economía se ve completamente distorsionado por el flujo de

dinero sucio producido por el tráfico de drogas, al punto de condicionar la política económica de

todo gobierno.

Esta situación se puso en evidencia cuando la mafia colombiana asesinó al Ministro

colombiano de Justicia, hecho que dio lugar a que el gobierno colombiano intensificara la guerra
94

contra el tráfico de drogas. Con este objeto, se cerraron la frontera peruana con Colombia y se

bloquearon las pistas de aterrizaje clandestinas.

Esto generó un cese del flujo de dólares colombianos provenientes del tráfico de drogas

en el mercado peruano y, en consecuencia, la subida del curso del dólar y la devaluación de la

moneda nacional.

Frente a este fenómeno y, tal vez, para tranquilizar el país, el Presidente declaró que la

crisis monetaria cesaría cuando volvieran a ingresar al país dólares de Colombia. En cierto modo,

el mismo Estado admitía el lavado del dinero sucio mediante el tráfico de divisas.

El funcionamiento del mercado paralelo de divisas se explica, fuera de las causas

económicas, por la corrupción de funcionarios, de jueces, de la policía y de los agentes

económicos (bancos, agencias de cambio ...).

ESTADO Y CORRUPCIÓN:

La corrupción, como todo fenómeno social, no puede ser comprendido sin considerar la

perspectiva histórica. En particular, el origen y la evolución del Estado. (p. 106) El Estado

colonial era un Estado corporativo.

Su organización política estaba sustentada en el principio que el Rey otorgaba a sus

vasallos españoles el poder de administrar el patrimonio conquistado. La conquista de tierras era

ratificada por la conclusión de una "capitulación".

Por este acto formal, el Rey otorgaba a los conquistadores el poder de tomar posesión,

en nombre de la Corona, de las nuevas tierras y de las personas que las habitaban, de

incorporarlas a los dominios del Rey a cambio del privilegio de explotarlas.


95

Estas ventajas eran concedidas por el Rey en contrapartida a los servicios que el

beneficiario le había rendido o había prometido rendirle en el futuro. Este debía entregarle al Rey

los tributos y ser leal a la Corona.

Así, una relación de tipo señor-vasallo se constituyó entre el Rey y los vasallos, la

misma que se reproducía en todos los niveles de la jerarquía social. En efecto, en el marco de

esta relación de orden patrimonial, el acceso a todo recurso económico debía ser objeto de un

pedido ante una autoridad que tenía el poder de concederlo. Esta concesión era considerada

como un favor que debía ser compensado por un servicio de orden personal.

Los funcionarios reales eran convertidos en cuasi propietarios de los bienes que

administraban en favor del Rey. El Clero, los miembros de la Inquisición y del Tribunal de

comercio colonial, los poseedores de minas, los propietarios de inmuebles, los corregidores,

consideraban que sus obligaciones públicas eran en realidad derechos privados.

Esta organización del Estado colonial fue el resultado de una larga evolución. Desde el

comienzo de la conquista, la Corona buscó delimitar y controlar el poder de los conquistadores

que se repartían el botín de la guerra, constituido no sólo por el oro y la plata, sino sobre todo por

la tierra de los indios.

Los conquistadores se convirtieron en señores feudales. Tenían cierta autonomía con

relación a la Corona y un poder absoluto sobre los indios. Constituían un grupo social sólido. De

esta manera una sociedad caracterizada por una relación señor-vasallo de honor y aristocracia se

reproduce.

Pero la armonía aparente que reinaba entre los conquistadores fue destruida por las

guerras civiles, motivadas por la lucha por el poder y los privilegios. (p. 107) Dicho estado de
96

cosas decidió a la Corona a organizar un poder central representativo de sus intereses y por

encima del de los encomenderos.

Esta empresa culminó con la fundación del Virreinato del Perú: el poder de los

conquistadores-encomenderos fue reemplazado por el del Virrey y los funcionarios. El poder

colonial se consolidó sobre la base de una administración centralizada y jerarquizada Los

encomenderos devinieron "corregidores" de los indios, encargados de administrar justicia y de

representar al virrey en sus jurisdicciones.

En tanto que rentistas, los encomenderos orientaron sus actividades hacia la agricultura,

las minas y el comercio. La implantación de la burocracia colonial se explica por la fuerte

inmigración de españoles.

Cada nuevo Virrey que desembarcaba era acompañado por un grupo numeroso de

españoles a la búsqueda de una "encomienda", de un cargo en la administración u otros

privilegios. A medida que la Corona monopolizaba el poder y las riquezas (tierras, minas, etc.) se

trasformaba en distribuidora principal de privilegios y cargos honoríficos.

El prestigio social consistía entonces en poseer un puesto en la administración. Sin

embargo, a pesar de la centralización de la administración colonial, los funcionarios locales, los

comerciantes ricos, los eclesiásticos, los grandes propietarios de tierras resistían.

En efecto, ellos impedían frecuentemente la aplicación de los decretos, ordenanzas y

leyes dictadas por la Corona. Compartían con la burocracia colonial las ventajas del principio

según el cual la ley se acata, pero no se cumple.


97

Por ejemplo, los corregidores, los administradores, los notarios quedaban fuera de las

leyes que limitaban sus derechos; se consideraban, por tanto, propietarios por el hecho que

habían comprado sus cargos.

De esta manera, los diversos grupos detentadores del poder, frecuentemente con

intereses opuestos, provocaron la privatización del gobierno y la formación de sectores

oligárquicos. Estos aceptaban su situación con relación a la monarquía, pero disputaban

permanentemente (p. 108) el poder con la administración central mediante el mantenimiento

constante de una corrupción generalizada.

En resumen, la estructura política colonial, por su carácter corporativo y

discriminatorio, provocó una divergencia de intereses sociales e impidió la formación de una

identidad nacional.

A fines del siglo XVIII, según Julio Cotler, el Arzobispo de Michoacán Manuel Abad y

Quipó -después de haber señalado que la sociedad colonial estaba formada por españoles

bastante ricos e indios, negros y mestizos bastante pobres- afirmó: "Por consiguiente resulta

entre ellos y la primera clase aquella oposición de intereses y de afectos que es regular entre los

que nada tienen y los que lo tienen todo, entre los dependientes y los señores.

La envidia, el robo, el mal servicio de parte de unos; el desprecio, la usura, la dureza, de

parte de los otros. Estas resultas son comunes hasta cierto punto, en todo el mundo.

Pero en América suben a muy alto grado, porque no hay graduaciones; son todos ricos o

miserables, nobles o infames ...En este estado de cosas ¿qué intereses pueden unir a estas dos

clases con la primera y a todas tres con las leyes y el gobierno? La primera clase tiene el mayor
98

interés en la observancia de las leyes que le aseguran y protegen su vida, su honor y su hacienda

o sus riquezas contra los insultos de la envidia y los asaltos de la miseria.

Pero las otras dos clases, que no tienen ni bienes ni honor ni motivo alguno de envidia

para que otro ataque su vida y su persona ¿qué aprecio harán ellas de las leyes que sólo sirven

para medir las penas de sus delitos? ¿Qué afección, qué benevolencia pueden tener a los

ministros de la ley que sólo ejercen su autoridad para destinarlos a la cárcel, a la picota, al

presidio o a la horca? ¿Qué vínculos pueden estrechar a estas clases con el gobierno, cuya

protección benéfica no son capaces de comprender?».

Una vez instalada la República, la deterioración del orden patrimonial de la Colonia

provocó la pérdida de la legitimidad política del grupo social dominante y la destrucción del

aparato de producción. Esto reforzó a los grupos de poder local y regional frente al poder central

"nacional" bastante débil. (p. 109).

En este contexto, los jefes militares rodeados por pequeños grupos de partidarios

ocuparon el primero plano de la escena política. Era suficiente tener un poco de dinero para

organizar un grupo armado y hacerse del poder. A lo largo del siglo XIX, se establece un vínculo

estrecho entre los grupos oligárquicos y las fuerzas militares. Este fenómeno determinó el perfil

político y económico de la nueva República. La desaparición de la burocracia colonial, la partida

de los españoles y la eliminación de los criollos, partidarios de la Corona, dieron lugar al ascenso

de las clases medias al poder.

El desempleo debido a la parálisis del sector productivo empujó a los sectores pobres a

buscar en la actividad militar y política la solución a sus problemas personales. Sus miembros se

transformaron en soldados, funcionarios o ideólogos al servicio del caudillo militar en el poder.


99

Desde allí podían obtener ventajas y escalar en la jerarquía social. Al mismo tiempo, los

jefes militares buscaron acercarse a la población para ampliar su poder y su base social. Así se

reconstituye la relación «señor-vasallo», que era propio del sistema colonial, en tanto base

política de la organización social de la República en formación.

Así, el Estado republicano se convierte, igualmente, en un Estado patrimonial basado en

la relación personal entre el señor y sus vasallos, entre el Presidente o dictador y los ciudadanos.

El tesoro público era administrado y distribuido como un patrimonio personal. Los

beneficiarios recibían estas ventajas en pago de los servicios personales que realizaban en favor

de quien detentaba el poder.

Uno de los objetivos del nuevo Estado peruano fue la reestructuración de los diversos

grupos sociales. Esta orientación se evidenció en la voluntad política de constituir un Estado para

todos los peruanos.

En realidad, los grupos dominantes, social y económicamente, han utilizado el Estado

para realizar una política paternalista caracterizada por la distribución de ventajas pecuniarias,

sinecuras y privilegios. La mayor parte de la riqueza producida u obtenida por el país ha

alimentado las arcas de los grupos sociales dominantes. La población en su mayoría no ha

recibido más que servicios sociales elementales (p. 110) (sanidad, educación), mediante un

sistema burocrático que se ha visiblemente deteriorado.

En razón de la crisis económica y política, el Estado no cumplió satisfactoriamente su

función tradicional, sobre todo con respecto a los sectores sociales menos favorecidos. No

sorprende, en consecuencia, que la mayor parte del pueblo haya considerado al Estado como una

entidad que le es hostil o simplemente enemiga.


100

El Estado es percibido como un botín que es de conquistar y aprovechar. Para los

grupos dominantes se trata de continuar gozando de las ventajas que representa controlar el

Estado y para las otras clases sociales de utilizar al Estado en su lucha cotidiana por la

supervivencia.

Una mentalidad utilitaria e inmoral se ha desarrollado, los comportamientos son

valorados positivamente en la medida que sean idóneos para alcanzar una ventaja, un privilegio o

un provecho cualquiera prescindiendo de las normas sociales o jurídicas. La emancipación no ha

constituido, por ende, una ruptura real y profunda con el sistema colonial.

SITUACIÓN ACTUAL

Ante la imposibilidad de describir, aun de manera esquemática, la amplitud e

intensidad, actuales, de la corrupción en la sociedad y Estado peruanos, nos limitaremos a

señalar algunos de sus aspectos. Respecto a la administración pública y en razón al origen y

evolución del aparato estatal, no sorprende que los empleados y funcionarios públicos sean

considerados como personas incapaces de solucionar los problemas nacionales y que actúan

frecuentemente motivados por la obtención de beneficios indebidos.

Los ejemplos de corrupción en la administración pública son numerosos. Tienen

relación con el funcionamiento de las licitaciones y adjudicaciones; la defraudación de los

fondos públicos o de los recursos humanos y materiales del Estado, así como con el fraude fiscal.

Un caso notorio de corrupción institucionalizada es el de la administración de justicia.

Todo empleado, funcionario o juez es considerado susceptible de ser sobornado. Lo mismo, a

todo procedimiento o decisión se le atribuye un precio determinado.


101

En las zonas rurales, la administración de justicia está estrechamente ligada al poder

local. Los campesinos e indígenas no tienen las mismas posibilidades de acceder a la justicia. En

la administración de justicia, no se distinguen claramente los pagos ilícitos de los que no lo son;

el abogado es un intermediario necesario para encontrar una "solución" y no un auxiliar de la

justicia; los peritos son pagados por las partes interesadas ya que el Estado no tienen los medios

para hacerlo.

La descomposición moral de la policía es probablemente uno de los hechos que más ha

marcado la conciencia social. Actualmente la población tiene la sensación que la policía no

cumple su función de proteger a las personas, los bienes y la seguridad pública. En efecto, no

solamente ésta es ineficaz, sino que sus miembros son con frecuencia autores de delitos graves

(tráfico de drogas, robos, secuestros, chantajes, lesiones, homicidios, etc.).

Es frecuente, por ejemplo, que los campesinos y comerciantes paguen gratificaciones a

los policías para asegurar su protección o evitar amenazas. La crisis económica, el tráfico de

drogas y el terrorismo han agravado la situación. Los bajos sueldos favorecen la corrupción no

sólo de los agentes o subalternos sino también de los mandos superiores. El ejemplo más claro es

el de la colusión de oficiales de alta graduación con malhechores y traficantes de drogas. Estos

han logrado infiltrar a la policía, así como a otros sectores del Estado.

Esta revisión esquemática, nos permite confirmar que la corrupción es un fenómeno

social de orden político y económico. Su explicación no puede hacerse sin indagar sus orígenes

en la historia de cada sociedad. No se puede pretender darle una respuesta única.


102

Esta afirmación evidente nos permite rechazar la idea, bastante extendida entre los

juristas y políticos latinoamericanos, que considera al derecho y, en particular, al derecho penal

como el instrumento eficaz de lucha contra la corrupción.

La elaboración de leyes penales cada vez más severas, las reformas del sistema judicial,

resultan siendo al final de cuentas medios tendientes a ocultar una realidad que se desea

conservar para mejor aprovechar de ella. Como en el periodo colonial, "la ley se acata, pero no

se cumple".

La solución es, por tanto, más de orden político y social que jurídico penal.
103

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Anónimo. (29 de marzo de 2019). Wikipedia. Obtenido de Wikipedia:

https://es.wikipedia.org/wiki/Per%C3%BA

Calduch, R. (1991). El estado, el Pueblo y la Nacion. Ediciones Ciencias Sociales, 31.

Jose Marin Gonzales. (2006). Derecho Penal y Pluridad Cultural. En Breve Historia del Estado-Nacion y

de la Politica de Integracion (pág. 16). Lima: Anuario de Derecho Penal.

LIC. JUAN ALBERTO CHUNGA ESPINOZA. (28 de Abril de 2016). Monografias.com. Obtenido de

https://www.monografias.com/trabajos80/estado-peruano/estado-peruano2.shtml

Ma. Elena Rodriguez Alvarez. (2008). Evolucion del estado Peruano. Academia, 2.

Peter F Klaren. (2004). Nacion y Sociedad en la Historia del Peru. Lima: Instituto de Estudios Peruanos.

Victoria Bembibre. (s.f.). Definicion.com. Obtenido de Definicion ABC:

https://www.definicionabc.com/politica/nacion.php

wikipedia. (10 de abril de 2019). wikipedia. Obtenido de wikipedia.:

https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Presidentes_del_Per%C3%BA

http://perso.unifr.ch/derechopenal/assets/files/anuario/an_2006_18.pdf

https://www.abogadoperu.com/constitucion-capitulo-i-del-estado-la-nacion-y-el-territorio-titulo-5-
abogado-legal.php
https://www.presidencia.gob.pe/historia-palacio-gobierno-peru
https://www.connuestroperu.com/actualidad/punto-de-vista/20045-el-estado-peruano-y-la-exclusion-
social
http://www.acuedi.org/ddata/9644.pdf

https://www.unifr.ch/ddp1/derechopenal/anuario/an_1995_06.pdf