You are on page 1of 11

Tipos de Acoplamientos

1- Acoplamientos Rígidos
Sirven para acoplar en forma rígida ó permanente a dos ejes que deben girar sobre una misma línea
central. La conexión hace en realidad de los dos ejes uno solo. Este acople no permite vibraciones
ni movimientos axiales ó radiales de un eje con respecto al otro.

2- Acoplamientos Flexibles
Son acoplamientos capaces de absorber pequeñas vibraciones y deslizamientos entre los ejes; las
vibraciones se absorben tanto en dirección axial como radial. Existen varias formas de realizar
este acoplamiento.
3- Acoplamientos Deslizantes
Son utilizados en los casos en que es variable la distancia entre el eje conductor y el eje conducido,
como por ejemplo entre la Toma de Fuerza (TDF) del tractor y el eje mandado del implemento
enganchado.

4- Acoplamiento de Unión Universal


Sirven para conectar a dos ejes que durante la conexión cambian el ángulo de alineación entre sí.
Son comunes en el eje que conecta a la Toma de Fuerza del tractor con el eje mandado del
implemento enganchado detrás, generalmente asociado con un acoplamiento deslizante, que recibe
el nombre de “Eje Cardánico”. Este eje permite desviaciones entre los ejes del tractor y del
implemento de unos 25°.
Este acoplamiento está formado en cada articulación por dos “Horquillas” que tienen forma de “U”
que se unen a través de una pieza central en forma de cruz llamada “Cruceta”, de esta forma los
ejes pueden desviarse entre ellos que dicha pieza mantiene el movimiento.

5- Acoplamientos de Sobrecarga
Durante la transmisión de un eje a otro puede haber en algún momento sobrecargas que pueden
causar daños en otras partes importantes; para evitar esto se utiliza un mecanismo capaz de
absorber los impactos y prevenir roturas.
Estos pueden ser de dos tipos:

 Acoplamientos de Patinaje: constan de dos platos de fricción con sus


superficies de contacto con formas dentadas, mantenidas juntas por la acción
de un resorte, el cual puede tener un registro que permite variar la tensión del
mismo y así variar el límite de sobrecarga. Uno de los platos se halla unido al
eje de mando y el otro al eje mandado. Al producirse un sobrecarga, ambas
superficies dentadas se deslizan una con respecto a la otra, venciendo la
tensión del resorte, y produciendo un ruido característico.
 Pernos Cortables: La resistencia a la carga se basa en la resistencia al
corte de un perno de conexión, denominado comúnmente “Perno Fusible”.
6- Acoplamientos de Garra
Consiste en dos placas en contiguas, las cuales tienen en su área de contacto un dentado con
superficies inclinadas y rectas, de manera que el movimiento se transmite sólo en la dirección que
se ponen en contacto las partes del dentado recto, ya que en la opuesta el dentado oblicuo impide
el arrastre de una de ellas a la otra. En todo momento el contacto entre ambas placas es asegurado
por la acción de un resorte, pudiendo tener además el sistema una palanca que permite el
desacoplado a voluntad.
7- Acoplamientos de Uña y Trinquete
Consiste en un eje de mando provisto de un “Trinquete”, sobre el cual el eje mandado posee dos ó
más “Uñas” que por medio de resortes se hallan en contacto con el dentado del trinquete.
Al igual que en el acoplamiento anterior, el movimiento solo se transmite en un sentido, ya que en el
opuesto las uñas con sus lomos redondeados se deslizan sobre el dentado.
8- Acoplamiento de Uña Y Trinquete sujeto a control
Este sistema es similar al anterior, con la diferencia de tener una sola “uña”, y esta se controla por
medio de una palanca.
La palanca en su posición de trabado (fig. 1), produce el desacople de la uña en el trinquete, cuando
se tira de ella (fig. 2), se produce un leve desplazamiento de la varilla que se conecta a la uña por
medio de un eje y esta se acopla al trinquete generando el giro de la manivela de 180°. Cuando la
palanca se acopla nuevamente a la otra ranura, desplaza nuevamente la varilla la cual desacopla la
uña del trinquete (fig. 3)
Por este mecanismo la manivela realiza un giro de 180° por vez; ésta se acopla a un sistema de
palancas para producir el levante de implementos como arados, rastras, sembradoras, etc. El eje
conductor recibe a su vez el movimiento de una de las ruedas, la cual debe estar provista de tacos
para asegurar la adherencia al suelo.
En la actualidad este sistema ha sido totalmente reemplazado por los “sistemas de levante
hidráulico”.
9- Acoplamientos de Engranajes
Consiste en conectar a dos ejes por medio de engranajes. El acoplamiento y desacoplamiento debe
realizarse cuando los ejes se hallan detenidos, donde uno de ellos, si bien es solidario al eje (es decir
que gira siempre con aquel debido a un sistema de estrías) es desplazable axialmente por medio de
un sistema de “Horquilla y collarín”. Este sistema permite desplazar el engranaje aún con el eje en
movimiento.
Existen acoplamientos de engranajes con “engranajes intermediarios”, que permiten que los ejes
conductor y conducido giren en el mismo sentido.

10- Embragues
Son acoplamientos en los cuales el movimiento entre el eje conductor y conducido se pueden acoplar
y desacoplar, sin la necesidad de detener la marcha.
Pueden existir dos tipos:

 Embrague de Correas: el acople se efectúa al empujar la palanca


poniéndose tensa y de esta manera se transmite el movimiento. El resorte es el
responsable de la tensión de la correa, es por ello que generalmente posee un
registro que regula su tensión. La posición de acople se ve asegurada ya que la
palanca sobrepasa su “punto muerto de retorno”. Cuando se libera la palanca,
la correa queda liberada y de esta forma no conduce el movimiento a la polea
conducida.
 Embragues de Platos de Fricción: en este sistema, el “Plato Bajo la
Tensión de Resorte” ó “Placa”, comprime al “Plato de Fricción” ó “Disco” contra
el “Volante”, de esta forma el eje conductor que se halla unido al volante y al
plato bajo la tensión de resortes, hace girar al plato de fricción y éste por estar
acoplado de forma solidaria mediante estrías al eje conducido lo arrastra; cabe
señalar que este plato de fricción puede desplazarse axialmente sobre el eje
conducido. Para poder interrumpir el movimiento, es necesario aplicar por medio
de un sistema de palancas una presión sobre los “Dedos”, para que estos
separen al plato bajo la tensión de resortes del plato de fricción. Esto se logra
por medio de un sistema de “Horquilla y Collarín” que se comandan por palancas
ó pedales.